En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    311
    Síguenos en

    JERUSALÉN (Sputnik) - La presencia del presidente palestino, Mahmud Abás, en el funeral del ex jefe de Estado israelí, Shimon Peres, ha provocado un aluvión de críticas contra el dirigente palestino por diversas voces dentro del mundo árabe, entre ellos el movimiento islamista palestino Hamás, que gobierna en la franja de Gaza.

    No había terminado el entierro de Peres y Abu Mazen, como se conoce a Abás, entre los palestinos, ya era blanco de insultos. "Es un producto ‘hecho en Israel’ y no representa a los palestinos", dijo un portavoz de Hamás, Mahmud Al Zahar, a la prensa local, refiriéndose al presidente palestino.

    El funeral del expresidente israelí, Shimon Peres, el 30 de septiembre de 2016
    © REUTERS / Baz Ratner
    Hamás y la Autoridad Palestina de Abás mantienen severas diferencias y no consiguen unir sus posiciones para gobernar.

    La foto de Abás estrechando la mano de Netanyahu a su llegada al funeral también fue muy criticada, al igual que otra imagen en la que se supone que el presidente palestino estaría emocionado en el funeral y hasta habría llorado.

    "Mahmud Abás llorando en el funeral del asesino de niños", decía en Twitter un periodista palestino.

    Especial repercusión tuvo el hecho de que Osama Mansur, responsable palestino de la coordinación militar con Israel, fue suspendido de sus funciones al criticar en Facebook la presencia de Abás en el entierro de Peres. "No hay relaciones personales o amistad posible con el ocupante mientras siga adelante con la política de acoso hacia nuestro pueblo (…) Pregunta a la madre de un mártir si está de acuerdo en que vayas al funeral del asesino de su hijo", escribió Mansur, según el diario israelí Yediot Ahoronot.

    Las principales críticas a Abás se basan en el hecho de que el funeral de Peres se produjo el mismo día en que se recordaba el 16º aniversario de la muerte del pequeño Mohammed Al Durra, un gazatí de 12 años muerto acribillado, que se convirtió en la primera víctima palestina de la segunda intifada y un símbolo nacional.

    "En el aniversario del asesinato de Al Durra, Abu Mazen abraza a sus asesinos", decían internautas palestinos y de otros países árabes en las redes sociales.

    La asociación de estudiantes del Fatah en la universidad de Bir Zeit, de Ramala (Cisjordania) consideró su presencia en este funeral como una traición.

    En un comunicado el partido de Abás, el Fatah, respondió que la presencia de Abbas en el funeral era un "mensaje de paz" al mundo. "Su participación forma parte de las responsabilidades de Abu Mazen como presidente palestino y es una parte de su acción para frenar la campaña del gobierno de Netanyahu para amedrentar a la Autoridad Palestina y convencer al mundo de que sólo creemos en la violencia", dijo el comunicado.

    Además:

    Peres, el hombre incombustible de la política israelí
    Etiquetas:
    crítica, presidente, funeral, Hamás, Shimon Peres, Mahmud Abás, Israel, Palestina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook