En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    230
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — La familia del expresidente de Israel, Shimon Peres, anunció la muerte del noveno mandatario del Estado hebreo.

    Falleció en paz y sin sufrir, según su hijo Chemi.

    "Nuestro padre nos enseñó a mirar siempre hacia el futuro. Hemos sido privilegiados por formar parte de su familia pero sabemos que todo Israel comparte hoy nuestro dolor y nuestra pérdida", dijo, visiblemente emocionado, leyendo una carta en nombre de toda la familia en el hospital Tel Hashomer.

    Peres sufrió un derrame cerebral el pasado 13 de septiembre pero su condición se había mantenido estable en los últimos días lo cual daba a los israelíes esperanzas sobre una posible recuperación del veterano político.

    Hasta el mismo día en que sufrió el derrame cerebral se mantuvo activo, viajando y reuniéndose con los líderes del mundo, explicó su yerno y médico personal, Rafi Walden.

    El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu ha convocado al Gobierno para una reunión de urgencia este miércoles, tras la cual se tendrán más detalles sobre el funeral del expresidente, que se celebrará probablemente el viernes.  Se prevé que líderes de todo el mundo acudan a despedirse de Peres. La prensa israelí apunta que Barack Obama podría acudir a la ceremonia.

    El mandatario estadounidense fue uno de los primeros en enviar un mensaje de pésame tras la publicación de la muerte del expresidente israelí.

    "Hay pocas personas con las que compartimos este mundo que cambian el curso de la Historia. Y mi amigo Shimon fue una de ellas", dijo Obama en un comunicado, en el que consideró que el expresidente israelí jamás renunció a creer en la paz de Israel con sus vecinos.

    Los mensajes de elogio a Peres no se han hecho esperar. "Israel pierde uno de sus hombres de Estado más ilustres, la paz, uno de sus más ardientes defensores y Francia, un amigo fiel", ha lamentado el presidente francés François Hollande en un comunicado.

    Peres era el último superviviente de la generación de los fundadores del Estado de Israel, consagró 70 años a la política y fue uno de los artífices de los acuerdos de paz de Oslo en los años 90, en los que se fijaron las bases para un futuro Estado palestino que hasta hoy no ha podido concretarse. En 1994 obtuvo el premio Nobel de la Paz junto al entonces primer ministro israelí Issac Rabin y el líder palestino Yasser Arafat.

    El exmandatario estadounidense Bill Clinton, que supervisó la firma de los acuerdos de paz de Oslo, calificó a Peres de "genio con gran corazón" y recordó su felicidad en el momento de la ceremonia de la firma, en los jardines de la Casa Blanca.

    "No hay un solo capítulo de la historia del Estado de Israel en la que Shimon no haya participado (…) Shimon nos hizo mirar hacia el futuro y lo amábamos porque nos hacía imaginar no lo que ya había pasado o estaba pasando sino lo que estaba por llegar", dijo el actual presidente de Israel Reuven Rivlin en un comunicado.

    Peres fue uno de los pilares del partido laborista israelí pero en los últimos años de su vida su figura estuvo por encima de la derecha y la izquierda. Hasta dejar la presidencia de Israel en 2014 intentó ser un contrapeso a la política del primer ministro Benjamin Nentayahu, que consideraba demasiado nacionalista y derechista.

    Además, no dejó de viajar, de dar conferencias y de reunirse con líderes mundiales en el marco de su fundación para la paz y el dialogo de Tel Aviv a través de la cual su familia quiere mantener vivo su legado.

    Además:

    Los médicos comentan el estado crítico de Shimon Peres
    Etiquetas:
    Shimon Peres, Israel
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook