Widgets Magazine
En directo
    Niños sirios

    Los niños sirios también tienen sus sueños, pero ¿acaso se cumplen?

    © REUTERS / Bassam Khabieh
    Oriente Medio
    URL corto
    0 70

    La guerra en Siria dura ya seis años, el equilibrio entre las partes en conflicto en diferentes regiones del país está cambiando constantemente, y en el ámbito internacional, los ‘gigantes' políticos no paran de hablar sobre el destino de Siria.

    La perspectiva desde la cual los medios suelen cubrir la situación en las zonas de guerra hace que poca gente se de cuenta de que dentro de estos conflictos militares transcurre la vida de los civiles que tienen sus necesidades, deseos, tareas y también sueños.

    A pesar de la catástrofe económica y humanitaria que están viviendo ciertas regiones del país, los niños sirios no piensan renunciar a sus sueños. Llenos de sincera esperanza, siendo inocentes, no dejan que la guerra les prive de sus ilusiones.

    La agencia Sputnik ha preguntado a los niños en diferentes partes de Siria sobre sus deseos más anhelados.

    Zena Id, de 12 años, sueña con regresar a su antiguo barrio y volver a jugar en la calle con sus amigos.

    "Antes paseábamos más, nos reíamos más y jugábamos más… Ahora quiero ser maestra, porque la maestra lo crea todo. Espero que mi sueño se haga realidad", ha confesado Zena.

    Niños sirios en una escuela destruida por bombardeos en Damasco
    © REUTERS / Bassam Khabieh
    Niños sirios en una escuela destruida por bombardeos en Damasco

    Rifah Zhabril, de la misma edad que Zena, es aficionada a la pintura, la gimnasia, el bricolaje y el teatro.

    "Quiero ser arquitecta en el campo del diseño de interiores", ha contado Rifah.

    La alumna de cuarto grado, Aya Abbas, soñaba con ser maestra, pero la guerra cambió su aspiración.

    "Antes quería ser maestra de primaria, pero ahora, siendo mayor, pienso ser doctora y curarlos a todos", ha explicado Aya.

    Zein, joven jugador de baloncesto, dejó de practicar este deporte cuando empezó la guerra. El niño dice que su madre no le permite ahora ir a la cancha, porque teme que lo secuestren.

    "Por desgracia, no puedo ir a la cancha y jugar al baloncesto. Sueño con ser actor", ha dicho Zein.

    Niños sirios
    © REUTERS / Khalil Ashawi
    Niños sirios

    Shara Okan, de 14 años, comparte el sueño de Zein, y no piensa perder la esperanza porque cree en la humanidad.

    "Seré actriz. Siempre me ha gustado el arte… Para el ser humano no hay nada imposible", ha asegurado Shara.

    Sin embargo, no todos los niños tienen unos sueños tan sencillos e infantiles a ojos de los mayores. A los 14 años, Saramdi Safia ya sueña con una fama mundial, independencia económica y un próspero futuro para su país.

    "Quiero ser un ingeniero exitoso y tener mucho dinero. Sueño con que en Siria no dejen de soñar, porque el sueño es la base de la vida… Espero que los sirios seamos referencia para todos los pueblos", ha contado Saramdi.

    Salah Ali tiene serias intenciones de ser oficial militar de mayor. Pero este sueño proviene de su deseo de vengarse por la muerte de su padre, que falleció en la guerra contra los militantes armados.

    "Antes, mi padre, mis amigos y yo siempre íbamos al parque y lo pasábamos muy bien… y ahora aquí cerca caen bombas", ha explicado el pequeño Salah.

    Ahmed, de 12 años, espera que "Siria vuelva a ser un paraíso como era antes de la llegada de los traidores".

    Al mismo tiempo, Bashar y Tarek Al Fureih, de 11 y 13 años, solo quieren volver a estudiar, porque su escuela quedó destruida por los bombardeos de la ciudad de Mayadin, tomada por los combatientes de Daesh.

    Además:

    Invictos en la guerra gracias a sus almas: Niños sirios cantan en Francia
    Etiquetas:
    sueño, esperanza, niños, Siria
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik