00:29 GMT28 Septiembre 2020
En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    Resumen del año 2015 (18)
    0 12
    Síguenos en

    Oriente Medio se sigue desangrando por las distintas guerras que sufre, a las que se unieron la herida abierta por Daesh en Siria e Irak y el conflicto en el Yemen.

    Siria

    Siria: paraíso perdido
    © Sputnik / Alexei Danichev
    Hace cinco años estalló el conflicto en Siria, país de 21,1 millones de habitantes e integrado por diversas comunidades y mayoritaria musulmana suní y con un presidente, Bashar Asad, chií alauí.

    El conflicto costó la vida a más de 250.000 personas y provocó millones de desplazados y refugiados.

    Decenas de miles huyeron de los bombardeos y las ejecuciones y se jugaron la vida en 2015 para llegar a Europa.

    Países y actores implicados en el conflicto sirio pactaron unas pautas para intentar poner fin a la guerra, pero tendrán que convencer al régimen de Damasco y a la oposición de que negocien.

    Lea también: Asad: es inviable un proceso político sin acabar antes con el terrorismo

    Algunos analistas apuntan que aunque Asad y la oposición política llegaran a un acuerdo, no sería fácil acabar con la guerra, ya que son muchos los grupos que intervienen.

    Daesh, peligro mayor

    El mayor peligro, sin duda, lo representa Daesh, grupo terrorista que se autodenomina Estado Islámico y está prohibido en Rusia y otros países y que sigue cometiendo atrocidades contra la población civil denunciadas por diversas ONG.

    El feudo principal de Daesh en Siria es la provincia de Raqa, cuya ciudad hace las veces de capital del califato proclamado por el grupo yihadista en Siria e Irak.

    Pero en 2015, Daesh perdió terreno en el norte frente a los kurdos, que cerca de la frontera con Turquía le arrebataron la localidad de Kobani —de mayoría kurda- y posiciones en el norte de Alepo y Al Hasaka.

    En cambio, avanzó en Homs y está en Yarmuk, cerca del centro de Damasco, la capital siria.

    Parte del retroceso de Daesh en algunas zonas de Siria fue facilitado por los bombardeos de la aviación rusa que comenzó su operación el pasado 30 de septiembre tras recibir una solicitud por parte de Bashar Asad y la intensificación de los ataques contra los yihadistas de la coalición liderada por EEUU, con participación de Francia, a raíz de los ataques de noviembre en París.

    Los bombardeos afectaron a una parte del negocio de la venta de petróleo de Daesh, que le aporta una buena parte de sus ingresos.

    Tema: Atrocidades del Estado Islámico

    También integra la coalición contra Daesh liderada por EEUU Arabia Saudí, que apoya a grupos opositores suníes, junto a Catar, Turquía y otros países, y que anunció en diciembre la creación de una alianza de 34 países islámicos "contra el terrorismo" con pocos detalles más.

    Bandos en conflicto

    En Siria se enfrentan diversos países y viejos rivales como Arabia Saudí e Irán. El primero, de mayoría suní, apoya a grupos opositores al régimen de Damasco, y el segundo, de mayoría chíí, está con Asad.

    Ambos bandos son responsables de numerosas muertes entre civiles, según denuncian las ONG.

    Teherán respalda al Gobierno sirio con armas, financiación y efectivos. Pero quien más hombres aporta a Asad es el grupo chií libanés Hizbulá.

    Diversos analistas consideran que la intervención de Rusia ha revitalizado a Damasco y puede acabar cambiando el curso de la guerra. Asad se mantiene en la capital y en zonas de la costa como Latakia y Tartús, sus feudos tradicionales, y controla territorios en diversas zonas del país.

    Yemen

    En Oriente Medio, además de Siria, hay otros campos de batalla en los que se enfrentan países y grupos. Uno de los más castigados por la guerra en 2015 fue Yemen, donde han muerto más de 6.000 personas y el 80 por ciento de la población depende de la ayuda humanitaria.

    Este país de la península arábiga empezó a sufrir una crisis política aguda en 2011. Parecía que la solución iba a llegar con un proceso de transición en 2014, pero fue interrumpido por conflictos con las minorías hutíes, el partido islamista Al Islah y Al Qaeda.

    En septiembre de 2014, los hutíes, que son chiíes, tomaron Saná, la capital de Yemen. Se abrió la posibilidad de crear un nuevo "gobierno de unidad" de facciones yemeníes y se debatió sobre un borrador de Constitución rechazado por los hutíes.

    Tema: Situación en Yemen (2015)

    El presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, y el gobierno dimitieron en enero de 2015, en plena ola de violencia en Sana. Tres semanas después, los hutíes declararon que controlaban el gobierno, a pesar de la oposición de los países vecinos y la ONU, que lo consideraron un golpe de estado.

    Reacción internacional

    La comunidad internacional no reconoció la autoridad de los hutíes y se iniciaron negociaciones impulsadas por la ONU. El pasado febrero, Hadi manifestó que él era el presidente legítimo y gobernaría desde la ciudad de Adén. En marzo proclamó que era la capital temporal de Yemen.

    Ese mismo mes, Arabia Saudí, con el apoyo de EEUU, lanzó una intervención contra los rebeldes hutíes y logró el respaldo de ocho países suníes: Emiratos Árabes Unidos (EAU), Bahréin, Catar, Kuwait, Egipto, Sudán, Marruecos y Jordania.

    Los saudíes crearon la alianza para evitar que Irán, el gran paladín de los hutíes, extienda su influencia también a Yemen. Los iraníes, apoyados por Rusia, consiguieron el apoyo de los regímenes chiíes de Irak y Siria y el movimiento chií libanés Hizbulá.

    A mediados de diciembre empezó un alto el fuego en Yemen y una nueva ronda de negociaciones con la mediación de la ONU en Suiza para acabar con la guerra. Los hutíes y las milicias de Hadi iniciaron el canje de más de 600 prisioneros en el sur del país.

    Los dos bandos se acusaron de violar la tregua, pero a pesar de los problemas iniciales, las esperanzas de que la paz vuelva a Yemen están depositadas en estas negociaciones.

    Tema:
    Resumen del año 2015 (18)

    Además:

    La crisis siria solo se puede resolver fortaleciendo el poder legítimo, según Putin
    Irán considera imposible luchar contra el terrorismo en Siria sin Asad
    "Rusia lidera la normalización del conflicto sirio"
    Rusia e Irán coordinan pasos en Siria para salvar a Asad, según medios
    Más de 1.000 niños murieron en Yemen desde el comienzo del conflicto
    Etiquetas:
    Daesh, Hizbulá, Bashar Asad, Yemen, Irán, Arabia Saudí, Irak, Siria, EEUU, Oriente Medio, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook