En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    La presencia de más de 1,5 millones de refugiados sirios y 500.000 palestinos en el territorio libanés socava la seguridad, la economía e instituciones sociales del país, declaró el canciller del Líbano, Gibran Basil, al intervenir en la reunión de los jefes de Exteriores del Grupo de los 77 más China.

    "Imaginen que el pobre Líbano, con una población de cuatro millones de personas, recibió dos millones de refugiados, mientras Europa, con 500.000 millones de habitantes, se esfuerza desde hace un mes para acoger a 120.000 refugiados (…) La crisis destrozó las posibilidades de nuestros sistemas de sanidad pública, educación, energía, suministro de agua y seguridad", dijo citado por la agencia NNA.

    Basil destacó que pese a la crisis de refugiados, Beirut no recibe ayuda necesaria ni créditos a largo plazo en condiciones favorables.

    Si las advertencias de las autoridades libanesas se ignoran y no se implementan "cambios radicales en la política hacia la región", el flujo migratorio tendrá efectos irreversibles y será imposible resolver la crisis, subrayó.

    Más de seis millones de sirios abandonaron el país a raíz del conflicto armado, la mayoría acabó en países vecinos, el Líbano, Jordania y Turquía.

    Beirut gastó casi siete millones de dólares para mantener a los refugiados. Pese a que organizaciones internacionales y entidades benéficas libanesas proporcionan ayuda humanitaria a los refugiados en campamentos espontáneos a lo largo del territorio del Líbano, hay una gran escasez de agua potable y medicamentos.

    Además:

    Los países del Golfo Pérsico, los menos solidarios con los refugiados sirios
    Experto acusa a Occidente de privar del derecho a la vida a refugiados
    Líder turco culpa a Occidente de la crisis de refugiados
    La crisis de los refugiados: ¿Otra victoria del Estado Islámico?
    Etiquetas:
    migrantes, refugiados, UE, Gibran Basil, Siria, Líbano
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook