En directo
    Protesta en Tel Aviv

    Miles de personas protestan contra la violencia, la homofobia y el racismo en Israel

    © REUTERS / Baz Ratner
    Oriente Medio
    URL corto
    0 40

    Miles de personas han participado en concentraciones en varias ciudades de Israel para protestar contra el apuñalamiento de seis personas en la Marcha Gay de Jerusalén y contra el ataque en que presuntos colonos judíos mataron a un bebé palestino al incendiar su casa con cócteles molotov, e hirieron de gravedad a su hermano y a sus padres.

    El colectivo LGBT, liderado por diversos grupos, habían convocado protestas en Tel Aviv, Jerusalén y Haifa, y Paz Ahora había organizado una manifestación contra el ataque al pueblo palestino de Duma en la que han participado líderes de centro izquierda como el jefe de la Unión Sionista (Laboristas y Hatnua), Isaac Herzog, y Zehava Galon, que encabeza el partido de izquierdas Meretz.

    Las manifestaciones más numerosas han tenido lugar en la plaza Rabin y el Parque Meir de Tel Aviv. En la primera protesta ha intervenido uno de los tíos de Ali Dawabsha, el pequeño palestino asesinado en el ataque de Duma.

    Lea más: Muere el adolescente palestino herido ayer por fuerzas israelíes cerca de Ramala

    “Quemaron a una familia que dormía pacíficamente, que no creía en la violencia. Netanyahu da el pésame, pero le pedimos al ministro de Defensa y al Ejército israelí que restauren la seguridad en el pueblo de Duma y en todos los pueblos palestinos”, ha dicho Naser Dawabsha a los congregados en la plaza Rabin.

    “Quiero hacerle una pregunta a Netanyahu: Mi madre pregunta ¿cuándo vuelve Saed? Yo le digo a Netanyahu, ¿cuándo vuelve Saed? ¿Cuándo vuelve Riham? ¿Cuándo vuelve Ahmad? ¿Por qué mataron a Ali? Tenía 18 meses ¿Qué había hecho? ¿Qué le hizo al Ejército? ¿Qué les hizo a los colonos?”, ha indicado Dawabsha.

    Pedimos que este sea el final del sufrimiento de nuestro pueblo. Antes de Ali fue Mohamed Abu Jdeir (el adolescente de Jerusalén al que unos extremistas judíos secuestraron y quemaron vivo), y no sabemos quién será el próximo”, ha subrayado.

    “He venido aquí hoy como vosotros, con gran pesar y dolor en el corazón. Los terroristas son terroristas. Punto. Sean terroristas judíos o musulmanes. El pueblo judío está avergonzado por los actos cometidos por miembros de nuestro pueblo y pedimos perdón en Israel y en el mundo. En este difícil momento, extiendo mi mano al pueblo palestino y a sus líderes”, ha afirmado Herzog.

    “Lo que hemos visto en los últimos días, el apuñalamiento de participantes en la Marcha del Orgullo y el ataque terrorista en Duma se pueden llamar por el mismo nombre: es terrorismo judío, es el ISIS (Estado Islámico) judío", ha señalado Galon en Tel Aviv.

    La líder de Meretz ha acusado a Netanyahu de “hacer carrera incitando (al odio) contra los árabes y los izquierdistas (…) Haciendo campañas que comparan a los árabes con Hamás y advirtiendo de que los árabes votan en masa”.

    Contundente ha sido también el presidente de Israel, Reuven Rivlin, que ha abierto los discursos en la manifestación de Jerusalén, en la plaza de Sion, en el centro de la ciudad.

    “Las llamas han envuelto a nuestro país, llamas de violencia, de odio, llamas de creencias perversas, distorsionadas, falsas. Llamas que permiten el derramamiento de sangre, en nombre de la Torá, en nombre de la ley, de la moralidad, del amor por la tierra de Israel”, ha dicho Rivlin.

    “Visité a la familia (Dawabsha) en el hospital Tel Hashomer en silencio, avergonzado, atormentado por el miedo por el poder del odio. Avergonzado de que (…) aún hay algunos que no dudan en encender las llamas, quemar la carne de un bebé para que aumenten el odio y el terror”, ha afirmado Rivlin.

    “Ciudadanos de Israel, un Israel judío y democrático, democrático y judío, necesita una llamada para despertarse hoy”, ha sentenciado el presidente israelí.

    En el parque Meir se han conmemorado los seis años del ataque que mató a dos personas en Barnoar, un centro juvenil gay de Tel Aviv y se ha protestado por el apuñalamiento, antes de ayer de seis personas en la Marcha Gay de Jerusalén.

    El ataque lo llevó a cabo Yishai Schlissel, un judío ultraortodoxo que en el 2005 también apuñaló a tres participantes en el evento gay. Schlissel salió de la cárcel hace tres semanas tras cumplir condena por el ataque del 2005.

    En la plaza de Sion, en Jerusalén, centenares de personas se han congregado, con fuertes medidas de seguridad, con banderas de los colores del arco iris —símbolo gay-, insignias de Israel y pancartas como “El racismo no es mi judaísmo”.

    En los discursos de los representantes de instituciones de defensa del colectivo LGBT se ha pedido, entre muchas cosas, que se eduque a los niños en la escuela contra la homofobia.

    “Una cuestión muy importante son los rabinos. Tienen que entender que no pueden decir cosas horribles sobre los homosexuales y después, cuando ocurre algo como el ataque de hace dos días, condenar el acto y decir que es terrible”, ha declarado a Sputnik Daniel Younes, de la asociación Havruta, un grupo de hombres gay religiosos que da apoyo a homosexuales.

    “Los rabinos tienen que ser responsables de sus palabras y ser conscientes de lo que provocan”, ha destacado Younes.

    Entre los que han hablado en la concentración había dos rabinos. “Es una lástima que hasta ahora no los hayamos podido tener en un escenario, que no haya sido antes”, ha dicho el miembro de Havruta.

    Younes ha dicho estar “en cierta manera aliviado porque el hombre que apuñaló a seis personas el jueves es el mismo que apuñaló a tres en el 2005. Esto me hace pensar que no es que haya más gente capaz de algo así sino que ha sido una sola persona”.

    A pesar de que la protesta de Jerusalén se ha desarrollado con tranquilidad y en un ambiente festivo, la policía ha arrestado a cuatro personas.

    Etiquetas:
    LGBT, homofobia, violencia, racismo, Reuven Rivlin, Israel
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik