En directo
    Director de Orange desata polémica en Israel por querer retirarse del país

    Director de Orange desata polémica en Israel por querer retirarse del país

    © AFP 2019 / MENAHEM KAHANA
    Oriente Medio
    URL corto
    0 20

    Israel pidió hoy al Gobierno francés que se distancie de las declaraciones efectuadas ayer por el director ejecutivo de la compañía de telefonía móvil Orange, Stephane Richard, quien anunció la intención de su compañía de cortar la relación con la empresa israelí Partner Communications.

    Richard dijo ayer en una conferencia en El Cairo, la capital egipcia, que Orange tiene intención de retirarse de Israel "lo antes posible" por las políticas israelíes contra los palestinos.

    Concretamente, Richard se refería al hecho de que Partner opera en las colonias judías situadas en territorio palestinos ocupado. Israel ocupa Cisjordania y Jerusalén este desde 1967. También ocupaba Gaza, pero se retiró unilateralmente de la franja en el 2005, imponiendo un bloqueo por tierra, mar y aire sobre ella.

    La ocupación de los territorios palestinos es ilegal según la ley internacional, aunque Israel se empeña en decir que son territorios en disputa.

    La Unión Europea (UE) aprobó, pero no ha puesto en práctica todavía, el etiquetado de los productos procedentes de colonias judías para que el consumidor conozca su procedencia.

    "Nuestra intención es retirarnos de Israel. Nos llevará tiempo, pero lo haremos seguro (…) Estoy dispuesto a abandonar (Israel) mañana, pero la cuestión es que quiero asegurarme del riesgo legal que corre la compañía", señaló Richard.

    "Quiero acabar con esto, pero no quiero exponer a Orange a un nivel de riesgo o a penalizaciones que podrían ser cuantiosas para la compañía", recalcó.

    Fuentes del Gobierno israelí han indicado al diario "Haaretz" que el embajador israelí en París, Yossi Gal, ha enviado un mensaje de protesta por la cuestión de Orange a los ministerios de Finanzas y Exteriores de Francia y a la presidencia francesa.

    Gal ha solicitado al Gobierno de París que se posicione claramente sobre las afirmaciones de Richard, ya que el Estado francés posee un un 25% de las acciones de la compañía (un 13,4% de forma directa y un 11,6 a través del fondo de inversión público Bpifrance). El Estado ocupa tres asientos en el Consejo de Administración y se reserva decidir quién es el presidente.

    El embajador de Francia en Washington, Gerard Araud, que fue embajador en Israel, escribió ayer en su cuenta de Twitter que el Gobierno francés no tiene ninguna razón para intervenir en esta cuestión porque Orange es una compañía privada.

    En un tweet, Araud explica que Richard hizo esas declaraciones respecto a retirar a Orange de Israel porque Partner opera en los territorios ocupados. "Cuarta Convención de Ginebra: la política de asentamientos en los territorios ocupados es ilegal. Es ilegal contribuir a ella de cualquier forma", escribió.

    El máximo responsable de Partner, Chaim Romano, ha amenazado hoy con emprender acciones legales contra Richard. "Somos una compañía israelí que suministra servicios a todo el mundo", ha afirmado Romano en una entrevista al digital Walla.

    Romano ha explicado que Partner es una compañía israelí de propiedad pública separada de Orange y que solo tiene los derechos para ser la filial de Orange en Israel. "Si Richard se quiere ir tendrá que pagar mucho dinero", ha afirmado Romano.

    El anuncio de Richard se ha producido en un momento en que las autoridades israelíes están incrementando la retórica contra la campaña de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS).

    Este movimiento iniciado por la sociedad civil palestina y que cuenta con apoyos internacionales, busca aislar a Israel en todas las esferas —cultural, económica, deportiva, científica-, como se hizo con la Sudáfrica del apartheid, para que cambie sus políticas respecto a los palestinos.

    Etiquetas:
    Partner Communications, Orange, Stephane Richard, Israel, Francia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik