18:04 GMT27 Septiembre 2020
En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    El partido ultraderechista Israel Nuestra Casa no formará parte de la coalición de gobierno liderada por el partido Likud del primer ministro Benjamín Netanyahu, declaró su líder, Avigdor Lieberman.

    "Estoy feliz de que hayamos optado por los principios y no por las carteras", afirmó Lieberman en una reunión de su partido en Jerusalén.

    Según el político, "lo que se está construyendo no es un campo nacional sino un gobierno que huele a oportunismo".

    Lieberman criticó duramente la controvertida Ley nacional, que proponía que Israel se definiera como nación-Estado del pueblo judío y determinaba que el derecho a la autodeterminación nacional en Israel pertenece solo al pueblo judío.

    "Alguien vetó el tema y, de repente, está fuera de la agenda. La coalición no refleja la posición del campo nacional. Este Gobierno no tiene intención de acabar con el régimen de Hamás", aseguró Lieberman, que puso fin así a años de asociación con el Likud de Netanyahu.

    "Todavía se tiene que secar la tinta de la ley de gobernación y ya están aumentando los números de ministros y de viceministros a cantidades ilimitadas. Esto es inaceptable", indicó el líder de Israel Nuestra Casa.

    Lieberman también criticó el acuerdo de coalición que el Likud firmó con el partido religioso ultraortodoxo Judaísmo Unido de la Torá, que provocará la cancelación de muchas reformas acordadas en la última legislatura de la Kneset (Parlamento israelí).

    Hace dos semanas, Robert Ilatov, el principal negociador de Israel Nuestra Casa, indicó que si Netanyahu no daba marcha atrás en los acuerdos que había alcanzado con los partidos religiosos, su formación se quedaría en la oposición.

    El anuncio de Lieberman ha sorprendido porque se daba por hecho, incluso antes de las elecciones, que si Netanyahu era el encargado de formar gobierno, el partido de Lieberman sería uno de los primeros en integrar la coalición.

    Con la negativa de Lieberman a entrar en el nuevo gabinete de Netanyahu, el primer ministro intentará ahora formar una alianza que sume 61 escaños, los necesarios para poder gobernar con comodidad, ya que la Kneset consta de 120 diputados.

    Algunos analistas apuntan que Netanyahu podría inclinarse también por proponerle a la Unión Sionista — laboristas (centro-izquierda) y Hatnua (centro) — un gobierno de unidad.

    Una de las principales figuras laboristas, la diputada Shelly Yachimovic, indicó que es poco probable que la Unión Sionista acepte una propuesta de esas características.

    Etiquetas:
    Knéset, Likud, Israel Beitenu, Robert Ilatov, Benjamín Netanyahu, Avigdor Lieberman, Israel
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook