07:29 GMT25 Septiembre 2020
En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    El féretro del ministro palestino Ziad Abu Ein ha entrado en la Muqataa de Ramala –sede de la Autoridad Nacional Palestina (ANP)– al compás de una melodía de gaitas solemnes y envuelto en la bandera palestina.

    Centenares de personas llegadas desde diversos puntos de Cisjordania se han congregado en el patio principal del recinto presidencial para despedir a Abu Ein, que murió ayer después de ser agredido por un policía de fronteras israelí.

    El resultado preliminar de la autopsia que se practicó ayer a su cadáver en el Instituto Forense de Abu Dis muestra, según los forenses israelíes, que "la muerte fue causada por una obstrucción de la arteria coronaria (una de las arterias que suministran sangre al corazón), debido a una hemorragia (…). El sangrado podría haber sido causado por estrés".

    Esta tensión fue la que vivió Abu Ein cuando el Ejército israelí y la policía de fronteras irrumpieron en la zona de campo de la localidad de Turmusiya, al norte de Ramala, donde se encontraba plantando olivos en un acto de protesta contra la confiscación de tierras palestinas por parte de Israel.

    Imágenes y vídeos muestran como un policía de fronteras agarró por el cuello de forma violenta al ministro, que no tenía cartera pero se ocupaba de los asentamientos judíos y el muro levantado por Israel en Cisjordania.

    El resultado preliminar de la autopsia publicado por el Gobierno israelí indica que Abu Ein, de 55 años, presentaba en su cuello "signos de presión y una ligera hemorragia".

    El informe señala que el ministro sufría "una enfermedad isquémica del corazón" y en su corazón se encontraron "cicatrices antiguas que indican que sufrió infartos de miocardio previos".

    También subraya que "el mal estado del corazón del difunto le llevó a ser más sensible al estrés", pero reconoce que este nerviosismo podría haber desencadenado su muerte.

    Los forenses palestino y jordano consideran que Abu Ein murió después de que lo agarraran del cuello e inhalara gases lacrimógenos.

    Lo que parece fuera de duda para todos los expertos es que la tensión que sufrió Abu Ein a causa de la llegada de las fuerzas israelíes, de la discusión que mantuvo con ellas y la agresión del policía tuvieron que ver con su muerte, que ha indignado a los palestinos.

    "Consideramos al Gobierno israelí totalmente responsable del asesinato de nuestro mártir Ziad Abu Ein. Él y sus colegas estaban plantando olivos en una marcha pacífica. Parece como si los palestinos merecieran ser asesinados incluso si están plantando árboles", ha dicho el negociador palestino Saeb Erekat al finalizar el funeral.

    "Los líderes palestinos se reunieron ayer y hay seis decisiones tomadas: la primera es someter a votación en el Consejo de Seguridad de la ONU nuestro borrador de resolución, que contempla que se establezca un Estado palestino en las fronteras de 1967, con Jerusalén este como capital en un período de tiempo determinado", ha explicado Erekat.

    "Firmaremos la adhesión a la Corte Penal Internacional (…) pediremos que se aplique la cuarta convención de Ginebra y sus protocolos anexos en Cisjordania, Gaza y Jerusalén este" y "hemos pedido al secretario general de la ONU que establezca un régimen de protección internacional de los palestinos", ha explicado Erekat.

    El negociador palestino ha subrayado que los líderes palestinos han decidido "redefinir las relaciones entre la Autoridad Palestina e Israel". "Israel no puede seguir tratando a la ANP como una autoridad sin autoridad, no puede seguir queriendo una ocupación libre de coste", ha recalcado.

    "Israel tendrá que asumir sus enteras responsabilidades como poder ocupante y esto incluye la suspensión de la cooperación de seguridad (entre la ANP e Israel)", ha apuntado Erekat.

    "La campaña israelí ya ha empezado y estamos preocupados porque se impregne de sangre palestina y confiscación de tierras. La comunidad internacional tiene que levantarse y decir basta", ha añadido.

    Tras el funeral en la Muqataa, presidido por el presidente palestino, Mahmud Abás, el féretro de Abu Ein, escoltado por guardias uniformados de gala, se ha trasladado al cementerio de Al-Bireh, en Ramala, donde ha sido enterrado.

    Al salir del recinto presidencial, se han oído gritos como "¡Tu sangre no se habrá derramado en vano!" o "¡Venganza!", entre ráfagas de fusil. Miles de personas han acompañado el féretro por las calles de Ramala.

    Además:

    La ANP deja de coordinar la seguridad con Israel tras la muerte de un ministro palestino
    Etiquetas:
    Mahmud Abás, Ziad Abu Ein, Israel, Palestina, Cisjordania
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook