04:43 GMT23 Septiembre 2020
En directo
    Opinión & Análisis
    URL corto
    Por
    Extradición de Emilio Lozoya para su juicio en México (48)
    0 90
    Síguenos en

    El exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin, regresó la semana pasada extraditado de España tras un acuerdo con la Fiscalía para revelar la complicidad al más alto nivel en la administración del expresidente Enrique Peña Nieto, que podría abrir la puerta a un maxi-proceso no solo sobre el caso de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

    "Que a este señor lo cuiden (…), está en un hospital, hay que cuidarlo, no solo en su salud, sino físicamente (...), que no se le deje con poca vigilancia", dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador, al reconocer que corre peligro la vida de quien fue director de la petrolera de diciembre de 2012 a febrero de 2016.

    El mandatario expresó su satisfacción de que en este país se comiencen a aplicar "procedimientos de testigos protegidos que se practican en EEUU y otros países", si existe marco legal que lo permita.

    Según confesiones juradas de gerentes de Odebrecht ante la Fiscalía de Brasil, Lozoya recibió el pago de sobornos de Odebrecht, que él desvió a una empresa registrada en Suiza: más de 9 millones de dólares en coimas, para otorgar contratos si Peña Nieto ganaba las elecciones.

    Además, mediante una triangulación, en 2013, siendo director general de Pemex, recibió otros presuntos sobornos de la siderúrgica mexicana Altos Hornos de México SA.

    López Obrador es reacio a proceder contra expresidentes, desde Enrique Peña Nieto (2012-2018) hasta Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), en el periodo que califica de "neoliberalismo".

    Pone como condición que se realice un referéndum sobre ese tema, pero acepta que prosigan los procesos que estaban abiertos antes de comenzar su sexenio, en diciembre de 2018.

    Comentó que con los testigos protegidos, ahora "se tiene información, antes no se sabía cómo actuaba la delincuencia de cuello blanco (…), es muy interesante que todos los mexicanos sepamos cómo eran estas transas".

    Las confesiones permitirán conocer "detalles de cómo funcionaba la red de componendas y complicidades en el régimen anterior, sobre todo durante el periodo neoliberal", subrayó el jefe de Estado.

    Un cachorro del poder

    Lozoya, 45 años, quien tiene un posgrado en la Universidad de Harvard y fue representante de México ante el Foro de Davos, Suiza, antes de dirigir Pemex, y es hijo de Emilio Lozoya Thalmann, quien fue titular de Energía en el Gobierno de Salinas de Gortari.

    Después de ser detenido el 12 de febrero pasado en un lujoso complejo de Málaga, España, tras un año prófugo, Lozoya aceptó la extradición a cambio de confesar, para obtener una reducción de su pena.

    Y ya comenzó a confesar en las instalaciones de un hospital privado del sur de la capital mexicana.

    "Con base en esas declaraciones testimoniales se llamará a los testigos e involucrados en el caso de corrupción con la constructora brasileña Odebrecht", publicó el domingo 19 de julio el semanario mexicano Proceso.

    La confesión a la que ha tenido acceso ese semanario señala que los acuerdos secretos se alcanzaron durante la campaña presidencial de Peña Nieto, en 2012.

    Durante su administración , también estuvo enterado Luis Videgaray, quien fue canciller y titular de Hacienda en la administración anterior.

    Videgaray, quien según el semanario está en Nueva York, aprobó los sobornos "primero como coordinador de campaña y luego como integrante del gabinete" presidencial, dice el documento obtenido por la revista, que el presidente validó el 20 de julio.

    "Al parecer es real, es cierta" esa confesión publicada, reveló el jefe del Ejecutivo federal.

    Los delitos imputados son:  asociación delictuosa, operaciones con recursos de procedencia ilícita (lavado de dinero) y cohecho.

    Sin venganzas

    El presidente mexicano pidió que se reprodujera en conferencia de prensa un fragmento de su discurso en el acto de jura ante el Congreso, el 1 de julio de 2018, cuando expresó que la corrupción se convirtió en la principal función del poder político.

    "Si me piden que exprese en una frase el plan del nuevo Gobierno respondo: acabar con la corrupción y con la impunidad", exclamó ante los legisladores, pero sin "iniciar persecuciones de simulación, como ocurría en el pasado".

    Por esa razón propuso al tomar posesión en el Congreso "que pongamos un punto final a esta horrible historia y mejor empecemos de nuevo, en otras palabras que no haya persecución a funcionarios del pasado".

    Además del caso vinculado a la constructora brasileña, Lozoya también habría cobrado sobornos para que Pemex comprara la fábrica Agro Nitrogenados, a la siderúrgica mexicana Altos Hornos de México (AHMSA), con un sobreprecio de 240 millones de dólares, pero considerada "chatarra", que sigue sin operar.

    Tema:
    Extradición de Emilio Lozoya para su juicio en México (48)
    Etiquetas:
    Emilio Lozoya, México, corrupción, Pemex
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook