En directo
    Opinión & Análisis
    URL corto
    Por
    0 80
    Síguenos en

    LONDRES (Sputnik) — Veteranos en la defensa y protección de Julian Assange exponen a Sputnik sentimientos, realidades y consecuencias de la "persecución política" del exeditor del portal de información WikiLeaks, que cumple 49 años este 3 de julio.

    "Julian Assange cumple 49 años en prisión, sin haber sido condenado a ningún delito", advierte Aitor Martínez, destacado miembro del equipo legal internacional del profesional australiano. El abogado español pasa revista a los más de diez años desde la publicación del vídeo 'Colateral Murder' y otros documentos de aparentes atrocidades de Estados Unidos en Irak y Afganistán, que abrió la veda contra el cofundador y entonces director de WikiLeaks.

    "Desde el año 2010 enfrenta una de las persecuciones políticas más grotescas que se conozcan, y todo por haberse atrevido a desnudar los crímenes cometidos por la primera potencia del mundo".

    Vigilia ante la cárcel

    Emmy Butlin, portavoz de la campaña de bases Julian Assange Defence Committe (JADC), prendió velas en la vigilia ante el recinto de la cárcel de Belmarsh. En este centro de máxima de seguridad de Londres está preso desde abril de 2019 y, en los últimos meses, confinado 23 horas en la celda debido a los riesgos y las restricciones del COVID-19. "Las celebraciones de cumpleaños suelen ser eventos privados, pero nosotros marcamos el 3 de julio año tras año, inicialmente ante la Embajada de Ecuador y ahora en Belmarsh", afirma, incluyendo a veteranos activistas en la defensa de los derechos humanos, como la chilena Clara Campos y el colombiano Alberto Zerda

    "Es una señal de los sentimientos fuertes que Julian Assange despierta en los que empatizan con su lucha y encuentran inspiración en su trabajo. Le sentimos como 'uno de nosotros' y nos hemos comprometido personalmente a no abandonarle y apoyarle ahora que las publicaciones de WikiLeaks han descarrilado su trayectoria vital y lo han arrojado al ciclón de la fama, el escrutinio intenso y la persecución estatal", explica la activista.

    Libertad de prensa en peligro

    Una década con la Justicia en los talones es, según Martínez, "un precio durísimo que está pagando este periodista por ofrecernos a los ciudadanos luz y verdad sobre la guerra. La libertad de prensa también está sufriendo en estos diez años. Los medios de comunicación y periodistas de todo el mundo están amenazados con este precedente. El caso Assange implica, para ellos, que la publicación de información, incluso crímenes de guerra, que pueda ser considerada como una agresión por Estados Unidos, podría desatar una persecución extraterritorial amparada en la Ley de Espionaje".

    Esa es la situación del australiano. Pendiente en su celda del desenlace de la orden de extradición a EEUU por 18 delitos que presuntamente cometió desde la base europea de WikiLeaks. El auto de procesamiento en aval de su entrega, que un tribunal de Virginia continúa ampliando, aunque el juicio arrancó en Londres hace meses, obvia su papel periodístico y le acusa de ser un "delincuente 'hacker'" despreocupado de sus fuentes. "Es otro capítulo en el esfuerzo del Gobierno de EEUU por persuadir al público de que su persecución de Julian Assange se basa en algo más que la publicación de información veraz y de interés periodístico", ha denunciado su abogado norteamericano, Barry Pollack.

    Desafio al poder

    Lazos amarillos, tartas y velas, reales y virtuales, en decenas de ciudades y en el universo electrónico. También circulan dibujos, fotos y videos de Assange por las redes sociales. Suenan coros y hasta un rap francés dedicado al notorio preso en su 49 cumpleaños. "La gente suele preguntar, '¿qué puedo hacer?' La respuesta no es difícil. Estudia cómo funciona el mundo y desafía las declaraciones e intenciones de los que pretenden controlarnos", recoge la canción a partir de un discurso que Assange pronunció desde el balcón de la Embajada ecuatoriana, donde se asomaba en jornadas especiales mientras disfrutó de su estatus de asilado.

    El rap lo retuiteó Estella Morris, abogada y prometida de Assange. Otro mensaje muestra un plato de bombones caseros, con letras formando un "Happy Birthday Daddy" (Feliz cumpleaños, Papá), que dedicaron a su padre los dos hijos de la extraordinaria pareja.

    "Ganar esta batalla es determinante para que las democracias no pierdan un pilar fundamental, la libertad de los medios para controlar el ejercicio del poder. Si se perdiera esta batalla y Julian fuera extraditado a EEUU, los medios quedarían amordazados bajo la Ley de Espionaje que ahora se esgrime contra WikiLeaks", alerta el letrado andaluz.

    Se prolonga la injusticia

    Unos y otros exigen la excarcelación del exdirector del portal de información. Sin embargo, expertos legales británicos consultados por Sputnik coinciden en que Assange nunca obtendrá la libertad condicional en Inglaterra. Es el castigo que le impone el sistema por haber burlado las condiciones dictadas por la Corte de Westminster en 2010 y permanecer siete años dentro de la Embajada de Ecuador. Es el mismo tribunal que está procesando el caso de extradición en primera instancia judicial.

    "Que siga en prisión es injusto y abominable", protesta la portavoz de JADC. Más de 40 organizaciones de derechos humanos y libertad de expresión, además de asociaciones de prensa, remitieron hoy una carta al ministro de Justicia del Reino Unido exigiendo la liberación inmediata y el fin del proceso de extradición de Assange.

    "La práctica totalidad de los organismos internacionales de derechos humanos han cerrado filas a favor de Julian Assange. Estados Unidos se ha quedado solo en este proceso", señala Martínez. Y agrega: "esperemos que este sea su último cumpleaños en prisión, y que definitivamente se ponga fin a diez largos años de radical y descontrolada persecución contra él y contra la libertad de prensa en el mundo.

    Etiquetas:
    justicia, Julian Assange
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook