En directo
    Opinión & Análisis
    URL corto
    Por
    31935
    Síguenos en

    La situación en Libia está cambiando de manera muy rápida. Recientemente, las fuerzas del mariscal Jalifa Haftar se retiraron de las proximidades de la capital del país, Trípoli. Entretanto, surgieron rumores de la presencia de paramilitares rusos y planes de Moscú de crear una base militar. Sputnik te explica qué busca Rusia en el país africano.

    A lo largo de los últimos años, el conflicto armado en Libia se convirtió en una guerra de todos contra todos. Al día de hoy, hay dos fuerzas beligerantes principales en la guerra civil libia: el Gobierno de Acuerdo Nacional liderado por Fayez Sarraj y el Ejército Nacional Libio liderado por el mariscal Jalifa Haftar.

    Rusia mantiene contactos con ambas partes y trata de mediar en el proceso político en Libia. La principal meta de Moscú es la reconciliación nacional en el país africano. Está claro que es poco probable que alguna de las dos partes beligerantes tenga una victoria definitiva en la guerra civil. Por eso, tanto Rusia como otros jugadores internacionales que tienen sus intereses en Libia de vez en cuando hablan de la necesidad de reconciliación.

    Sin embargo, en realidad no es tan fácil como parece a primera vista. El conflicto entre el Gobierno de Acuerdo Nacional y el Ejército Nacional Libio es de desplazamiento prolongado. Tanto las fuerzas de Sarraj como las de Haftar tienen posiciones intransigentes. Hasta hace poco, a Haftar le parecía que iba a conquistar Trípoli, mientras que Sarraj hasta ahora tiene la esperanza de derrocar al Ejército de Haftar de una vez por todas.

    Las dos partes apenas entienden que el triunfo en la guerra es imposible, por eso Rusia aboga por una solución pacífica y señala la importancia del cese al fuego definitivo en el país africano.

    Sin embargo, en otros países no hacen caso a las iniciativas rusas encaminadas al establecimiento de paz en Libia, sino que acusan a Moscú de estar indirectamente involucrada en el conflicto libio y de tener planes ambiciosos en cuanto al futuro político de Libia.

    Rumores infundados

    En medio de un agravamiento en el tablero libio empiezan a circular rumores difundidos por medios mainstream de que la Federación de Rusia supuestamente tiene planes de crear una base militar en el territorio libio. La meta de tal paso sería contrarrestar los planes de Estados Unidos en la región. Sin embargo, la parte rusa en ninguna ocasión barajó oficialmente la posibilidad de establecer una presencia militar permanente en Libia.

    Es más, a Moscú se le acusa de estar involucrada directa o indirectamente en el transcurso del conflicto armado en el territorio libio, lo que resulta ser una información completamente infundada.

    A principios de junio, una fuente del Gobierno de Acuerdo Nacional libio aseveró que los integrantes de una compañía militar privada de Rusia recopilaban información sobre la situación militar y económica en la región. 

    Afirmó que se había logrado capturar a dos ciudadanos rusos que tenían una misión especial en Libia: conseguir que candidatos leales a Rusia ganen las elecciones en el país. Pero nadie ni siquiera sabe cuándo serán los comicios, ya que han sido pospuestos en varias ocasiones. Por lo cual, las aseveraciones de este tipo parecen absurdas.

    La otra acusación sobre los planes de Moscú de crear una base militar en Libia se explica a través de la suposición de que la parte rusa quiere evitar que Washington establezca su propia presencia militar en el país. Estas acusaciones contra Rusia reflejan nada más que los temores de EEUU y sus aliados en cuanto al crecimiento de la importancia de Rusia en la escena mundial. 

    Rusia teóricamente sí puede desplegar una base militar en un país extranjero, si esto corresponde a los intereses de las dos naciones en cuestión y, además, si el gobierno legítimo lo solicita, como fue el caso de Siria. En el caso de Libia es temprano hablar de un Gobierno que disponga del pleno poder en todo el país. Además, no se ha enviado ninguna solicitud sobre la creación de una instalación militar rusa en el país.

    Noticias falsas

    No cabe duda de que los temores de Estados Unidos y de sus aliados y sus acusaciones contra Rusia tienen que ver con sus propios planes de establecer el control firme sobre este país africano. 

    La razón es muy simple: Libia tiene recursos enormes de hidrocarburos —los mayores en toda África— y ellos ansían hacerse con ellos. Entretanto, vuelven a acusar a Rusia, el país que tiene sus propios yacimientos enormes de gas y petróleo —a diferencia de EEUU—, de tratar de obtener el control sobre los yacimientos libios.

    El tema de la presencia de los paramilitares rusos está estrechamente vinculado con la empresa militar privada Wagner. Según aseguran los medios hegemónicos, los integrantes de esta empresa luchan del lado de las fuerzas del mariscal Jalifa Haftar contra el Gobierno de Acuerdo Nacional. Pero estas aseveraciones también carecen de fundamento. 

    "La información sobre la presencia de los empleados de la empresa Wagner y su supuesta participación en los combates del lado del Ejército Nacional Libio del mariscal Haftar, que divulgan algunas fuentes extranjeras, en particular del Departamento de Estado de Estados Unidos, está basada mayormente en datos manipulados", dijo el viceministro ruso de Exteriores, Mijaíl Bogdánov, en una entrevista al periódico egipcio Al Ahram.

    Pero esto no es todo. Según los datos del Mando África de Estados Unidos, Moscú supuestamente desplegó sus cazas en Libia para ayudar a los paramilitares que luchan en la tierra del lado de las fuerzas de Haftar. También hubo suposiciones de que dichos aviones militares serán pilotados por aviadores rusos. Pero la parte rusa ya demostró que Rusia no tiene sus aviones en Libia.

    De hecho, esta historia provocó un escándalo: partidarios del Gobierno de Acuerdo Nacional publicaron en Twitter supuestas fotos de los MiG-29 rusos en Libia, pero en realidad los aviones militares en las instantáneas a vista de pájaro eran los MiG-25 de la Fuerza Aérea del Ejército Nacional Libio.

    En cualquier caso, Rusia de ninguna manera está directa o indirectamente involucrada en la guerra civil en Libia. Los esfuerzos de Moscú están exclusivamente dirigidos al establecimiento de la paz permanente en el país. Las acusaciones contra la parte rusa no tienen sentido: Rusia no va a enviar un contingente militar a un país tan lejano como Libia para hacerse con el control de sus hidrocarburos. Esto es algo típico de Washington y no de Moscú.

    Etiquetas:
    Jalifa Haftar, Fayez al Sarraj, Ejército Nacional Libio, Libia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook