En directo
    Opinión & Análisis
    URL corto
    Por
    1120
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — Mientras el mundo se ha paralizado ante la pandemia del COVID-19, los presidentes Donald Trump, de EEUU, y Jair Bolsonaro, de Brasil, se han puesto en el foco de la polémica al negar esta catástrofe mundial. Una postura que no solo está matando personas de a miles, sino que podría poner en riesgo su capital político.

    Según varios analistas, la propuesta de Trump de "inyectar desinfectante a los pacientes para limpiar sus pulmones" o las declaraciones de Bolsonaro a favor de las movilizaciones sociales, desoyendo las recomendaciones de distanciamiento social, han hecho caer la popularidad de ambos mandatarios en los últimos meses.

    El sociólogo, politólogo, profesor de la Universidad de Buenos Aires e investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), Atilio Borón, dijo a Sputnik que el precio a pagar por estas acciones puede ser muy caro para los dos presidentes.

    "En el caso de Trump, su popularidad se ha visto disminuida, pero no ha caído de manera brutal (…) Mientras que Bolsonaro ha perdido el apoyo de las capas medias y de algunos grandes medios de comunicación", afirmó Borón.

    Una encuesta realizada el 13 de marzo por la consultora brasileña Datafolha muestra que la aprobación de Bolsonaro disminuyó 33% en medio de la pandemia de COVID-19.

    Mientras tanto, el exvicepresidente y actual candidato por el opositor Partido Demócrata de EEUU, Joe Biden, derrotaría a Trump por nueve puntos porcentuales, obteniendo 50% de los votos contra 41% de Trump, según una encuesta realizada días atrás por la Universidad de Monmouth.

    Sin embargo, el sociólogo chileno Axel Callis dijo a Sputnik que la "pandemia puede arrasar con Bolsonaro, pero con Trump aún está en duda".

    El especialista sostuvo que en el caso del mandatario estadounidense, los estados donde están más radicalizados los brotes de coronavirus son aquellos en los que normalmente pierde, por lo que la pandemia hasta el momento no implica un costo político importante.

    "Lo que tiene que estar haciendo Trump es preocuparse por sus estados, que son los del centro, donde él tiene fuerza política y tiene que evitar un brote de COVID-19", explicó Callis, director del área electoral de la fundación Chile21, un centro de estudios que analiza políticas públicas.

    En relación a las encuestas, el sociólogo consideró que en EEUU no tienen validez, porque el sistema electoral en ese país es "muy distinto" al de Latinoamérica.

    "Tú puedes tener más apoyo en EEUU y sin embargo perder la elección, eso fue exactamente lo que pasó en la última contienda electoral; las encuestas no son un parámetro", reflexionó.

    Coronavirus y oscurantismo

    Borón, por su parte, consideró que Bolsonaro y Trump son líderes con carácter "oscurantista", que definió como la práctica deliberada de evitar que determinados hechos y conocimientos sean difundidos a la población.

    "Son gente que rechaza y que se opone a los avances científicos y que por lo tanto sostienen tesis absolutamente absurdas; un ejemplo claro es el principal asesor de Bolsonaro, Olavo de Carvalho, que es un terraplanista, es decir, afirma que la tierra es plana. Ese tipo de pensamiento irracional, anticientífico y oscurantista caracteriza a Bolsonaro", dijo el analista argentino.

    El 30 de mayo del año pasado, De Carvalho, considerado el "gurú" intelectual de Bolsonaro, dijo en Twitter que "no pudo encontrar nada que refute" los argumentos de los terraplanistas.

    Por otro lado, Borón afirmó que Trump "no presta mucha atención a lo religioso" y es un "poco más inteligente" que Bolsonaro, ya que maneja "muy bien" sus negocios personales, pero no a nivel de la economía de un Estado.

    "Estamos hablando de dos dirigentes que no están a la altura de sus responsabilidades y los grandes desafíos a los que los expuso la Historia; eso se ve en los números de muertos" por el COVID-19, afirmó.

    Crisis en Brasil

    Callis dijo a Sputnik que "no está claro" que Bolsonaro pueda salir de esta crisis sanitaria, ya que hay rumores de impeachment y de que algunos gobernadores están buscando consensos para deshabilitarlo en la gestión de la pandemia.

    "Las dos promesas por las cuales Bolsonaro gana la presidencia es la prosperidad económica y la seguridad. Sin embargo, la crisis económica que hay en Brasil es enorme, lo que va a generar más delincuencia. Con esto va a comprometer su posible reelección", reflexionó.

    El ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, dijo el 7 de mayo que la economía está comenzando a colapsar, advirtiendo que líderes empresariales le están diciendo que hay un peligro de que la producción quede paralizada y haya una falta de alimentos en las estanterías dentro de 30 días.

    Por su parte, Bolsonaro afirmó que ya se destruyeron 10 millones de empleos y que 38 millones de trabajadores informales vieron cómo su renta disminuyó drásticamente.

    Etiquetas:
    Donald Trump, Jair Bolsonaro, COVID-19, pandemia de coronavirus, coronavirus, EEUU, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook