En directo
    Opinión & Análisis
    URL corto
    Por
    0 50
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ya nos tiene acostumbrados a estar en el centro de atención. Pero las acciones del mandatario no dejan de sorprender a propios y extraños. Así ocurrió con su última medida, la de suspender el aporte financiero de su país a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

    Es una decisión desacertada en medio de la crisis sanitaria que vive el mundo a causa del nuevo coronavirus.

    En una rueda de prensa realizada en la Casa Blanca este martes 14 de abril, Trump anunció la disposición, pues considera que la OMS manejó mal los datos y detalles en el inicio de la crisis del COVID-19.

    "Ordeno a mi Administración que ponga fin a la financiación a la OMS mientras se lleva a cabo una revisión para evaluar el papel de la Organización Mundial de la Salud en el grave descontrol y encubrimiento de la propagación del coronavirus", dijo Trump.

    Según el jefe de Estado, la confianza de la OMS en los supuestos datos falsos proporcionados por China al inicio de la epidemia de coronavirus pudo haber multiplicado por 20 la cantidad de casos en todo el mundo.

    "Si la OMS hubiera hecho su trabajo y enviado a expertos médicos a China para evaluar objetivamente la situación en el terreno y denunciar la falta de transparencia de China, el brote podría haber sido contenido en su lugar de origen con muy pocas muertes en comparación", afirmó y agregó que "esto hubiera salvado miles de vidas y evitado un daño económico mundial".

    El accionar del presidente estadounidense se sustenta en las críticas al director general de la OMS, Tedros Ghebreyesus por sus palabras en enero de 2020, un momento incipiente de la epidemia, cuando dijo que los científicos chinos no habían hallado evidencia de que el virus se transmitiera de un humano a otro.

    EEUU: unos que sí y otros que no

    El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, también se sumó a Trump y acusó a la OMS de incumplir su trabajo ante el COVID-19.

    "Necesitamos respuestas a las preguntas, necesitamos transparencia (...) Necesitamos que la OMS cumpla su trabajo y desempeñe su función básica que es hacer que el mundo tenga una información exacta, oportuna, eficaz y fidedigna sobre la situación del sistema de salud global, y en este caso no lo ha hecho", dijo Pompeo en entrevista con la cadena de televisión Fox News.

    Las críticas del mandatario norteamericano contra las decisiones de la OMS —iniciadas hace unos días— se dan justo cuando muchos sectores dentro de EEUU comienzan a cuestionar la lentitud con la que Trump reaccionó y sus intentos por minimizar el impacto de la pandemia en el país.

    De acuerdo el diario colombiano El Tiempo, Trump fue advertido —según confirmaron varios miembros de su propia administración— sobre el inminente peligro del coronavirus al menos en diez ocasiones, desde enero de este año.

    Resalta el rotativo que uno de los primeros en hablar fue el secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, quien advirtió en dos ocasiones —la última de ellas el 31 de enero— que la pandemia podía causar la muerte de cientos de miles de personas si no se tomaban medidas cuanto antes. Pero el presidente lo llamó "escandaloso" y pasó por alto sus advertencias. Lo mismo pasó con los llamados de alerta realizados por varias agencias de inteligencia y otras dependencias de la administración estadounidense.

    "Que no quepa duda. Si bien la OMS y China cometieron errores, Trump está buscando desviar la responsabilidad que tiene en esto su administración. Hay un esfuerzo coordinado de Trump y sus aliados por encontrar chivos expiatorios por los errores fatales que cometieron al inicio de todo esto", dijo por su parte el senador demócrata Chris Murphy, quien acotó que es irónico que Trump esté criticando a China, o a la OMS por ser muy suave con China, cuando fue el mismo presidente el que aplaudió la respuesta de Pekín a la crisis a comienzos de año.

    Mientras que la Asociación Médica Americana (AMA por sus siglas en inglés) pidió a Trump que considerara su decisión. "Durante la peor crisis de salud pública en un siglo, suspender los fondos para la Organización Mundial de de la Salud es un paso peligroso en la dirección equivocada que no facilitará la derrota al COVID-19", resaltó la presidenta de AMA, la doctora Patrice Harris, en un comunicado.

    EEUU es en estos momentos el país más afectado por el COVID-19, con casi 610.000 casos confirmados y más de 26.000 decesos, según la Universidad Johns Hopkins.

    El mundo contra Trump

    El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, considera inoportuno suspender los fondos a la OMS cuando más los necesita.

    "No es el momento de reducir recursos para las operaciones de la Organización Mundial de la Salud o cualquier otra organización humanitaria en la lucha contra el virus", expresó en un comunicado.

    Guterres reiteró que "es la hora de la unidad y de que la comunidad internacional trabaje en solidaridad para frenar el virus" y aseguró que una vez se haya superado la pandemia, debe haber un momento para mirar hacia atrás y comprender cómo surgió la enfermedad y se propagó la devastación tan rápidamente en todo el mundo, y cómo todos los involucrados reaccionaron a la crisis.

    Mientras, el ministro de Asuntos Exteriores de Alemania, Heiko Maas, condenó la decisión del presidente de Estados Unidos. "Designar a un culpable no ayuda. El virus no conoce fronteras. Debemos trabajar en estrecha colaboración contra el COVID-19. Una de las mejores contribuciones sería fortalecer a las Naciones Unidas, especialmente a la OMS que no tiene fondos suficientes, por ejemplo, mediante el desarrollo y la distribución de sistemas de prueba y vacunación", escribió Maas en su cuenta de Twitter.

    Por su parte, China expresó su "profunda preocupación" por la medida tomada por la Casa Blanca. "Esta decisión debilitará las capacidades de la OMS y socavará la cooperación internacional contra la epidemia", lamentó un portavoz de la diplomacia china.

    En tanto, el jefe del Centro de Investigaciones Militares del Instituto de EEUU y Canadá de la Academia de Ciencias rusa, Vladímir Batiuk, considera que esta medida de la Administración de Trump contra la OMS es un intento de trasladar la responsabilidad de las autoridades estadounidenses por su incapacidad para combatir el COVID-19.

    "EEUU tenía que encontrar a alguien a quien culpar por el fracaso total tanto de las autoridades estadounidenses como de su sistema de salud en la lucha contra el COVID-19", dijo Batiuk a Sputnik.

    Agregó que actualmente "EEUU es el mayor epicentro de la infección por coronavirus en el mundo, y la incapacidad de las autoridades estadounidenses de enfrentarla es obvia para todos".

    Un duro golpe

    La OMS podría perder más del 14% de su presupuesto por la decisión del presidente de EEUU de suspender el aporte financiero de su país al organismo, según la estadística publicada en la página web de la organización.

    Los datos indican que en los años 2018-2019, EEUU destinó a la organización 553,1 millones de dólares, lo que representa el 14,67% del presupuesto de la OMS.

    El secretario general de Naciones Unidas recordó en su mensaje que se debe apoyar a la OMS ya que es absolutamente fundamental para los esfuerzos en la lucha contra el coronavirus. "La Organización Mundial de la Salud y su personal están en primera línea apoyando a los Estados Miembros y sus sociedades, especialmente a los más vulnerables", destacó Guterres.

    Por tanto, el presidente de Estados Unidos debería reconsiderar su orden y valorar como pueden la OMS apoyar a su país, hundido en el caos, y después ver cómo buscar culpables. Sin segundas intenciones.

    Etiquetas:
    Organización Mundial de la Salud, EEUU, Donald Trump, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook