En directo
    Opinión & Análisis
    URL corto
    Por
    140
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Organizaciones y países siguen llamando a levantar las sanciones para ayudar a Irán, Europa consiguió enviar el primer lote a través de Instex, sin embargo Trump no parece estar dispuesto a dejar de usar a Teherán como uno de sus espantajos preferidos.

    El 6 de abril la ONG Human Rights Watch (HRW) llamó a la administración del presidente estadounidense, Donald Trump, a levantar las sanciones contra Irán que "están afectando de manera negativa la capacidad del gobierno iraní de responder adecuadamente a las crecientes consecuencias sanitarias de la pandemia del coronavirus (COVID-19)".

    HRW, que suele ser crítica con las autoridades de Irán, puntualizó sin embargo que "es equivocado y deshumano por parte de la administración de Trump agravar la miseria de los iraníes privándoles de acceso a recursos médicos vitales que necesitan urgentemente".

    "EEUU tiene que tomar acciones inmediatas para aliviar las sanciones estadounidenses y extender la lista de los artículos exentos de sanciones para asegurar el acceso de Irán a los recursos humanitarios esenciales durante la pandemia", apuntó HRW.

    Un llamado similar que hicieron, también el 6 de abril, el centro de investigación Red Europea de Liderazgo (ELN) y el Proyecto Irán, está firmado por personalidades como Madeleine Albright, Federica Mogherini o Anders Fogh Rasmussen.

    "A pesar de las excepciones humanitarias hechas por EEUU y la ley internacional, estas sanciones hacen las importaciones de medicamentos, equipos médicos y materia prima necesaria para producir estos artículos en el país más lentas, caras y complicadas —o imposibles— porque el temor a sobrepasar los límites impuestos por las sanciones desalienta a los proveedores potenciales", indica el comunicado.

    Estos dos llamamientos se suman a muchos otros. Ya abogaron por levantar las restricciones la alta comisionada de la ONU de los derechos humanos, Michelle Bachelet, el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, varios países e incluso Joe Biden y dos grupos de congresistas estadounidenses.

    Actualmente Irán, uno de los primeros en afrontar la pandemia, informa de más de 62.000 casos y casi 4.000 muertes. Según Teherán, pese a las sanciones, recibió ayuda de una treintena de países y organizaciones internacionales, en particular de China, Rusia, Japón, Catar o Emiratos Árabes Unidos.

    Instex en marcha por primera vez

    El pasado 31 de marzo se logró poner en marcha el mecanismo de pagos Instex, por primera vez desde su creación a finales de enero de 2019 para evitar las sanciones estadounidenses.

    "Francia, Alemania y el Reino Unido confirman que fue realizada con éxito la primera transacción a través de Instex lo que hizo posible llevar artículos médicos de Europa a Irán. Las mercancías han llegado a Irán", reza el comunicado de Exteriores alemán.

    Dos días después, la portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajárova, llamó a incluir en este mecanismo a nuevos participantes que no son miembros de la UE pero siguen siendo importantes socios comerciales de Irán y volvió a calificar la imposición de sanciones unilaterales de "inadmisible, cínica e inmoral".

    Por su parte, Irán calificó la primera transacción a través de Instex de "una buena señal".

    A la vez, el portavoz del Ministerio de Exteriores persa, Abás Musavi, indicó que "Irán espera que se cumplan otras obligaciones [del acuerdo nuclear] en diferentes esferas, incluida la bancaria, la energética, de transporte y en otros casos en los cuales sea posible realizar la cooperación a través de Instex".

    Pedir ayuda como condición

    No obstante, Trump sigue insistiendo en que sea Irán el que le pida un alivio de las sanciones.

    "Si podemos ayudar a los iraníes con este problema, sin duda estamos dispuestos a hacerlo (...) Lo único que deben hacer es pedirlo", dijo el 29 de febrero.

    Un mes después, el 1 de abril, aseguró que "es muy triste lo que está pasando en Irán".

    "Creo que podemos elaborar un acuerdo con Irán muy rápido. Lo único que tienen que hacer el llamar", reiteró.

    Sin embargo, el mismo día escribió en su cuenta de Twitter que tiene datos de que "Irán o sus satélites están planeando un ataque sorpresa a las tropas y/o a los agentes de EEUU en Irak".

    Y al día siguiente, al responder a la pregunta de Al Jazeera sobre posible asistencia a Irán dijo que "de momento no nos lo han pedido", pese a que las autoridades iraníes en varias ocasiones llamaron a levantar las sanciones pero no en una conversación privada que, por lo visto, quiere conseguir el presidente estadounidense.

    "Dado el alto nivel de tensiones y la desconfianza mutua entre Teherán y Washington es poco realista esperar que Irán se amarre a sí mismo a la ayuda de EEUU para afrontar la emergencia nacional y pida ayuda a Washington", señalan el comunicado del centro de investigación Red Europea de Liderazgo (ELN) y el Proyecto Irán.

    Musavi aseveró que "Irán nunca pidió ni pedirá a EEUU a ayudar a Teherán en su lucha" contra el coronavirus y añadió que "EEUU tiene que levantar sus sanciones ilegales contra Irán".

    "Intentan obligar a Teherán a que acepte negociar con EEUU", constató la evidencia.

    Antes, el presidente iraní, Hasán Rohaní, aseguró que Washington perdió una oportunidad histórica de levantar las sanciones contra Teherán ante la propagación del coronavirus.

    "Este era un buen momento, hubieran podido pedir disculpas por sus errores, se trataba de personas, y nadie hubiera dicho que ustedes se han rendido. Era una oportunidad histórica para los estadounidenses de abandonar la vía errónea", dijo.

    Etiquetas:
    EEUU, apoyo, coronavirus, Irán, sanciones
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook