En directo
    Opinión & Análisis
    URL corto
    Por
    0 11
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — La Eurocopa cede ante el brote de coronavirus que asola a varios países europeos. La UEFA decide aplazar la lid para el año próximo. Y se abre de nuevo el cisma entre los directivos del fútbol en el viejo continente y la FIFA porque los cambios de uno pueden alterar los planes del otro.

    Aunque el aplazamiento de la más importante competición de selecciones de Europa tiene como objetivo garantizar que cada una de las ligas pueda terminar su calendario, todo está en dependencia de lo que ocurra en las siguientes semanas con el coronavirus.

    En primera instancia y luego de consultas previas del presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, con directivos de los torneos de las 55 ligas, se decidió que la Eurocopa correspondiente a este año se jugará del 11 de junio al 11 de julio de 2021.

    En primera instancia, la UEFA pretende que cada una de las ligas llegue a su fin y que también se jueguen las rondas restantes de la Europa League y la Champions League, competiciones que dejan mucho dinero en las arcas de la entidad rectora del fútbol en la región.

    Todo cambia de fecha

    La Euro solo cambiará de fecha y mantendrá las sedes y los mismos clasificados, que son 20 hasta el momento, porque aún restan los cuatro que deben salir de los play off eliminatorios, aplazados también.

    Tampoco se moverá la composición de los grupos, sorteados anteriormente, ni los países, ciudades y estadios que acogerán el torneo, esta vez programado para 12 naciones, entre ellas las más implicadas con el brote de coronavirus: Italia, España, Francia y Alemania.

    Eso sí, la UEFA corre la final de la Champions League para el sábado 27 de junio, en su sede prevista de Estambul, con la intención de que se juegue el calendario restante, entre ellos los partidos de octavos de final que restan.

    La intención, siempre teniendo en cuenta lo que pueda ocurrir con el coronavirus y previendo una baja importante en los contagios, es jugar a partidos de ida y vuelta los cuartos de final y semifinales, y dejar para partido único, como siempre, el choque por el título.

    No obstante, la posibilidad de una final four no se descarta, como tampoco la posibilidad de reajustar el calendario entre los clasificados a cuartos de final y desde ahí hasta la final.

    Por su parte, el Arena Gdansk polaco acogerá tres días antes la final de la Europa League, otro torneo que también puede estar sujeto a cambios de última hora, siempre a partir de la situación imperante con el coronavirus en las próximas semanas.

    Las competiciones de clubes le reportan a la UEFA pingues ganancias, razón por la cual la entidad no quiere mutilar un torneo que asegura total asistencia de público a las instalaciones, además de cuantiosos ingresos por publicidad y televisión.

    Los cambios y la FIFA

    La UEFA tomó su decisión y cuida de sus intereses, pero estos pueden trastocar los planes de la FIFA, la máxima rectora del fútbol mundial, que tenía previsto la primera edición del nuevo Mundial de Clubes para el verano de 2021.

    Después de observar por años como el mundialito de clubes, con sede en Japón, Marruecos o Catar, apenas llamaba la atención de los participantes, la FIFA decidió tomar cartas en el asunto y organizar un Mundial de verdad, con bombo y platillo, esta vez con la presencia de los mejores clubes del mundo y no solo de los campeones de las confederaciones.

    Por primera vez podrían enfrentarse los principales elencos europeos, todos o casi todos, además de los mejores del resto del mundo, y no solo un exiguo representante de cada región, aunque este se hubiera ganado del derecho de participar.

    Hasta la aparición del coronavirus todo iba bien: Eurocopa en 2020, Mundial de Clubes en 2021 y Copa Mundial de 2022 en Catar, pero de pronto, de un plumazo, el COVID-19 obliga a cambiarlo todo, o por lo menos a repensarlo, en un deporte en el cual los calendarios están tan ajustados que apenas dan margen a cambios.

    Si se retrasa un año la Eurocopa, algo habrá que hacer con el Mundial de Clubes, porque ambos no pueden coincidir en el mismo verano, y este tampoco puede compartir espacio en un año con la Copa Mundial, por lo que implicaría en gasto físico para los involucrados en ambos torneos, que pudiera ser la mayoría, o por lo menos la mayor parte de las grandes estrellas.

    Por ahora resta por ver qué determinaciones tomará la FIFA, pero más importante que todo será observar el comportamiento del brote de coronavirus, porque si este se empeña en no dejarse controlar, todos los pasos dados, incluido el cambio en el calendario de las competiciones, pudieran estar sujetos a otras modificaciones.

    Copa América también para 2021

    La Confederación Suramericana de Fútbol (Conmebol), tras las determinaciones tomadas en Europa y la llegada a la región del coronavirus, decidió también aplazar su torneo continental de selecciones para el año próximo, en lo que el presidente del organismo, Alejandro Domínguez, calificó como "una medida extraordinaria".

    "Es una medida extraordinaria para una situación inesperada, y por lo tanto responde a la necesidad fundamental de evitar una evolución exponencial del virus; presente ya en todos los países de las Asociaciones Miembro de la Confederación", informó Domínguez en un comunicado difundido por la institución.

    Sin embargo, aclaró que "no tengan duda de que el torneo de selecciones más antiguo del mundo volverá con fuerzas renovadas en 2021, listo para hacer vibrar de nuevo al continente y al mundo entero con la pasión que siempre nos caracteriza".

    Por ahora, solo falta un pronunciamiento de la FIFA sobre el Mundial de Clubes.

    Etiquetas:
    cuarentena, coronavirus, FIFA, UEFA
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook