En directo
    Opinión & Análisis
    URL corto
    Por
    1415
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — La alianza de Rusia y Turquía, que vive actualmente una crisis por la situación en Siria, otra vez se pone a prueba. Pero ahora de donde menos se lo esperaba. Al menos cuatro empleados de Sputnik Turquía, entre ellos el director de la oficina local, fueron detenidos brevemente por la Policía turca sin explicaciones algunas.

    Pese a su pronta liberación la situación puso en duda la capacidad del Gobierno turco de garantizar la seguridad de los periodistas rusos y sin duda alguna amargó el ambiente de cara a la importante cumbre de los líderes de Rusia y Turquía sobre Idlib.

    En la noche del 29 de febrero al 1 de marzo, grupos de personas desconocidas que coreaban lemas agresivas como 'Turquía para los turcos', 'Traidores' y 'Los rusos son espías', intentaron allanar los domicilios de tres periodistas de la oficina de Sputnik Turquía en Ankara.

    Los agresores se dispersaron antes de la llegada de la Policía.

    Para sorpresa de la parte rusa, varios empleados fueron detenidos tras prestar declaraciones en una comisaría policial de la capital turca.

    Se desconocen los motivos de la detención, aunque según informaron los propios periodistas se debió a un artículo que no fue publicado desde la oficina turca.

    Los empleados del medio aseguraron que "nada tienen que ver" con los materiales que se les incriminaron.

    Según medios turcos, la agresión fue motivada por una publicación de Sputnik en la que se habría calificado de "provincia robada" de Siria a la provincia turca de Hatay.

    Dicha provincia, situada en el sur del país, fue ocupada por Francia después de la Primera Guerra Mundial y hasta 1938 formó parte del mandato francés en Siria. Desde 1938, y durante un año, existió como entidad semiindependiente con el nombre de Estado de Hatay hasta su incorporación a Turquía en 1939.

    Además se informó de la detención del director de la oficina de Sputnik Turquía en Estambul, Mahir Boztepe, por motivos tampoco conocidos, aunque al poco todos los periodistas fueron liberados, porque la Fiscalía turca no encontró cuerpo del delito en las acciones de los periodistas, según dice el protocolo del interrogatorio.

    Reacción

    La reacción al acoso de empleados de Sputnik, que entra en el Top10 de los medios en Turquía, no se hizo esperar.

    El Kremlin expresó su profunda preocupación por el acoso que sufre Sputnik en el país otomano.

    "Esperamos, por supuesto, que la labor de los representantes de los medios de información, (...) entre ellos Sputnik, no se vea restringida y no se enfrente nuevamente con situaciones semejantes a la ocurrida la víspera", comentó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

    En los mismos términos se pronunció el canciller ruso, Serguéi Lavrov, quien al enterarse de la situación mantuvo una conversación telefónica con su par turco, Mevlut Cavusoglu y le pidió "normalizar la situación en torno a los periodistas y empleados de la agencia Sputnik en Ankara y garantizar su seguridad".

    El grupo Rossiya Segodnya, matriz de Sputnik, instó a la ONU, la OSCE y la Unesco a pronunciarse sobre este caso.

    Mientras el representante de la OSCE para la libertad de prensa, Harlem Désir, condenó el ataque a los periodistas de la agencia.

    ¿Vínculo con idlib?

    Hasta ahora nada ha indicado a una posible relación entre la situación con Sputnik y los desencuentros entre Moscú y Ankara sobre Idlib, aunque sin lugar a dudas es una de las primeras hipótesis que se viene a la cabeza.

    La agresión contra los empleados de Sputnik tuvo lugar en el marco de los preparativos para una cumbre entre el presidente de Rusia, Vladímir Putin y su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, que ya están en la recta final.

    Tanto Moscú como Ankara confirmaron este 2 de marzo que la cita tendrá lugar este 5 de marzo en Moscú.

    El Kremlin señaló que los militares rusos y turcos mantienen contacto permanente sobre Siria y catalogó como "muy importante" la colaboración con Turquía en el combate al terrorismo en Siria.

    Mientras Erdogan aseguró que Turquía no tiene problemas con Rusia ni Irán en Siria sino lucha por su "seguridad nacional".

    Además expresó la esperanza de que la reunión con Putin permita lograr un alto el fuego en Idlib, el foco de máxima tensión en Siria de los últimos meses.

    En la cumbre se intentaría resolver las discrepancias que mantienen Ankara y Moscú sobre la ofensiva que el Ejército de Siria lanzó para recuperar el control de la provincia noroccidental de Idlib, el último bastión de grupos terroristas y rebeldes.

    El embajador ruso en Ankara, Andréi Yérjov, reveló a mediados de febrero pasado que recibe amenazas directas en medio de lo que calificó como "pandemonio en las redes sociales" de Turquía tras la escalada en Idlib.

    Queda esperar que el caso de Sputnik Turquía no afecte la alianza ruso-turca y en particular la cumbre de Putin y Erdogan que hoy en día es de suma importancia, pues la situación en Idlib empeora cada día y se requieren medidas urgentes para normalizarla.

    Etiquetas:
    Turquía, Sputnik, Idlib
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook