En directo
    Opinión & Análisis
    URL corto
    12821
    Síguenos en

    La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajárova, habló el 25 de diciembre sobre la interferencia que hace EEUU en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), ya que Washington no expide debidamente los visados a los diplomáticos rusos.

    De acuerdo con la portavoz de la Cancillería rusa, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, desatiende la violación de las actas legales por parte del país norteamericano, a pesar de ser el garante de su observancia.

    Sputnik conversó con los especialistas en relaciones internacionales Juan Luis González Pérez y Carlos Martínez, quienes explicaron las razones por las cuales EEUU es capaz de realizar estas acciones, que contradicen la ley.

    ¿Por qué no reacciona la ONU ante esta 'jugarreta' de EEUU?

    Los dos expertos coinciden en que la ONU no reacciona a las violaciones de las autoridades estadounidenses debido al control que el Gobierno de EEUU tiene sobre la organización.

    "En cierto modo, la ONU permanece impasible ante este atropello diplomático porque buena parte de su estructura, al menos su funcionariado —incluido el secretario general—, son realmente rehenes de los Estados Unidos", explicó González.

    Washington puede salir impune incluso cuando no cumple el Acuerdo entre la Organización de las Naciones Unidas y Estados Unidos de América relativo a la sede de las Naciones Unidas de 1947, agregó Martínez.

    En su Sección 11 se establece expresamente que las autoridades de EEUU no pondrán obstáculo alguno al tránsito de entrada y salida del distrito de la sede de los representantes, diplomáticos, asesores o periodistas. 

    Tampoco sirve de ayuda el hecho de que los cuarteles generales de la ONU se encuentren en Nueva York, lo cual no le proporciona a la organización la autonomía que debería tener, señala González.

    "El que se mantenga este statu quo aún hoy, es un auténtico contrasentido, cuya única lógica reside en el interés estadounidense por controlar un organismo en el que jamás ha creído, que suele ignorar o despreciar cuando sus leyes o decisiones no se atienen a sus intereses particulares", concluyó.

    ¿Qué medidas pueden tomar las autoridades rusas para resolver esta crisis?

    Tanto González como Martínez destacaron el principio de reciprocidad que debe aplicar Rusia. Así, consideran que Moscú debería en negar la entrada al país euroasiático a funcionarios y diplomáticos estadounidenses.

    En vista de que Rusia no cuenta con ninguna sede de la ONU, este principio solo podría aplicarse a los empleados de la Embajada de EEUU en Moscú.

    Además, a raíz de las constantes trabas que se les ponen a los emisarios no solo de Rusia, sino también de otros países, Moscú debería trabajar con los países independientes representados en la Asamblea General para trasladar la sede de las Naciones Unidas fuera de EEUU, de acuerdo con González.

    "No debe permanecer ni un minuto más en un país que hace de la injerencia política, económica y militar la base de sus relaciones 'diplomáticas'", concluyó.

    Martínez, por su parte, añadió que, aparte de tomar medidas para resolver la situación, Rusia también debe denunciarla y hacer que "la opinión pública mundial conozca tanto la actitud dictatorial de EEUU como la dejación de funciones del secretario general de la ONU".

    ¿Cómo debe actuar el secretario general de la ONU ante esta situación?

    González propuso que la ONU suspenda todas aquellas actividades en las que iban a estar presentes o sobre las que iban a trabajar los diplomáticos rusos a los que se les negó el visado al país norteamericano. Lo que es más, agregó que debería ser una medida automática que se implemente cada vez que los emisarios de algún país se les niegue la entrada a EEUU.

    En cuanto al propio secretario general de la ONU, Antonio Guterres, debería "demostrar su autoridad, hacerse valer frente a EEUU, de otro modo parecerá una marioneta en manos de los intereses norteamericanos", señala Martínez.

    "Todo lo que no sea amparar a los diplomáticos rusos será una claudicación frente al Gobierno de Trump y permitir una grave violación del conjunto de tratados fundacionales de las Naciones Unidas", afirmó Martínez.

    Mientras tanto, el portavoz de Guterres, Stephane Dujarric, destacó que el secretario general está preocupado por la demora del Gobierno de EEUU en otorgar visados a los diplomáticos rusos y a miembros de otras delegaciones en el foro mundial.

    Además, Dujarric destacó que la organización no se queda de brazos cruzados, puesto que Guterres y el consejero legal de la ONU "han transmitido repetidamente su preocupación y la postura de la organización a los altos representantes del país anfitrión".

    Por su parte, Rusia propuso oficialmente el 17 de octubre que se trasladase la sede central de la ONU de Nueva York a Ginebra o Viena debido a la política de visados de EEUU.

    Etiquetas:
    EEUU, Antonio Guterres, Nueva York, ONU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik