02:54 GMT +320 Noviembre 2019
En directo
    La campaña electoral en Argentina

    La diplomacia multilateral y la apertura comercial, retos clave del próximo Gobierno de Argentina

    © REUTERS / Joaquin Salguero
    Opinión & Análisis
    URL corto
    Por
    Elecciones generales en Argentina 2019 (182)
    381
    Síguenos en

    BUENOS (Sputnik) — El próximo Gobierno de Argentina, ya sea con un reelecto presidente Mauricio Macri o con su principal rival Alberto Fernández, se caracterizará por implementar una diplomacia multilateral y apostar a la apertura comercial regional o internacional, analizaron para Sputnik dos politólogas.

    "Macri buscará establecer relaciones geopolíticamente más distribuidas en el mundo, Fernández se concentrará en la integración latinoamericana", consideró la investigadora María Laura Fernández Pinola, licenciada y magíster en Relaciones Internacionales.

    Bajo esta perspectiva, "el escenario internacional para el futuro presidente no es tanto un desafío como lo será posicionar a Argentina en el mismo. Por ello la política exterior argentina se caracterizará por una diplomacia multilateral y la apertura comercial, ya sea más acentuada con Macri o moderada con Fernández", advirtió la integrante de la Red de politólogas No Sin Mujeres.

    Los argentinos acudirán a las urnas el 27 de octubre, en unos comicios en los que se perfila el peronista Fernández como ganador.

    Rumbos distintos

    A lo largo de su gestión durante los últimos cuatro años, la política exterior del oficialismo tuvo entre sus ejes principales el "desandar el camino de la integración latinoamericana tal como se había planteado durante el denominado 'giro a la izquierda', período que abarca los primeros diez años del siglo XXI", observó su compañera en la red de politólogas Carola Lustig, magíster en Estudios Latinoamericanos.

    "Esto significó, en lo concreto, tener una política muy fuerte en contra del Gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela, al punto tal de plantear el enjuiciamiento de Nicolás Maduro frente a la Corte Penal Internacional como criminal de lesa humanidad junto con Canadá, Colombia, Chile, Paraguay y Perú", recordó Lustig, que también es asesora legislativa de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados de la Nación.

    Además, el Gobierno actual también acentuó el debilitamiento de los organismos interamericanos presentes en la región, como la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) o la Organización de Estados Americanos (OEA).

    Pero si es reelecto, Mauricio Macri "enfatizará el compromiso democrático del país, presente también en la OEA, mientras que Alberto Fernández apelará a los principios de autodeterminación y no intervención, respaldados por las Naciones Unidas", retomó Fernández Pinola, investigadora de la Universidad del Salvador y quien también trabaja para la Fuerza Aérea argentina.

    Con respecto al Mercado Común del Sur (Mercosur) que integran junto con Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, la administración de Macri volvió durante estos años a la configuración más comercial del bloque, propia de la década de 1990, "dejando de lado la integración política, productiva y social que se planteaba en el período anterior", comentó Lustig.

    En julio pasado se consiguió así "un hito histórico para los países del Mercosur como es el Acuerdo con la Unión Europea [UE], aunque no se conozcan detalles de su contenido", señaló.

    Ese convenio, que se logró gracias al esfuerzo de la Cancillería argentina durante más de 20 años, "se profundizará o se revisará" según gane Macri o Fernández en las elecciones del 27 de este mes, añadió su colega.

    Mundo a elección

    Desde que asumió en diciembre de 2015, el Gobierno afirmó que el país había estado "aislado del mundo durante la última década y que era imperioso volver a él", sostuvo Lustig.

    Así se gestó el segundo eje que marcó las relaciones internacionales de Argentina, y que se basó en intentar constituir "lazos maduros con los actores principales del mundo occidental y así fomentar la cooperación y el intercambio comercial con los países industrializados".

    "A lo largo de su gestión, el presidente actual contó con la visita de varios mandatarios de importante peso mundial como Barack Obama, Francois Hollande, Angela Merkel o Justin Trudeau; consiguió que Buenos Aires fuera sede de la Cumbre del G20 en 2018, y logró que Argentina fuese la única nación de América del Sur en ser aceptada como candidato a la OCDE [Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos]", contextualizó la politóloga.

    La alianza opositora Frente de Todos que lidera Alberto Fernández y la expresidenta y senadora Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) cuestiona la particular inserción de Argentina en el mundo que planeó Macri, puesto que "se abandonaron los objetivos centrales que a su juicio deben primar en una política exterior: la defensa del interés nacional, la producción y el trabajo de los argentinos".

    Al impulsar estas directrices, el Ejecutivo sacrificó cierto margen de "autonomía y de centralidad del proyecto de integración latinoamericana", observó la especialista argentina.

    Por eso "las propuestas de campaña de los equipos técnicos de Alberto Fernández consideran que hay que retomar una política de respeto al derecho internacional y promover una democratización del Sistema de Naciones Unidas", profundizó.

    En esa misma línea, "el Mercosur debe volver a hacer eje de una integración no solo económica sino también política, social y productiva reforzando la relación especial con Brasil".

    También se intentaría revitalizar la Unasur o la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), "espacios políticos suramericanos que están siendo paralizados por el alineamiento de Macri a las potencias occidentales tradicionales", añadió Lustig.

    "Se trata de pensar una política exterior que le devuelva a Argentina autonomía y un relacionamiento con el mundo defendiendo la soberanía, la integración regional y el multilateralismo", concluyó.

    En coincidencia con este análisis, Fernández Pinola considera que Fernández "privilegiará la industria nacional y, en consecuencia, el consumo interno acorde a la línea tradicional de pensamiento de su partido político".

    "Por esta razón, la relación bilateral con Estados Unidos no será tan alineada como lo sería con el Mauricio Macri", argumentó.

    En los comicios del 27 de este mes será elegido presidente en forma directa quien obtenga al menos el 45% de los sufragios o alcance el 40% y una diferencia mayor a 10 puntos porcentuales sobre el segundo candidato más votado.

    Tema:
    Elecciones generales en Argentina 2019 (182)
    Etiquetas:
    política, comercio, diplomacia, elecciones, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik