Widgets Magazine
14:15 GMT +319 Septiembre 2019
En directo
    Silueta del premio Óscar

    "EEUU pierde su poder blando"

    © REUTERS / Lucy Nicholson
    Opinión & Análisis
    URL corto
    11882
    Síguenos en

    El declive ideológico de Hollywood provoca la pérdida del 'poder blando' de EEUU que ha afectado a las mentes de miles de millones de personas en todo el mundo, escribe la columnista rusa Viktoria Nikíforova.

    "El colapso de este imperio ideológico no se produce de repente con explosiones y efectos especiales, sino que ocurre en silencio y pausadamente, como si se grabara a cámara lenta", escribe Nikíforova en su artículo para el periódico ruso Vzglyad en vísperas de la 91 ceremonia de entrega de los premios Óscar.

    La columnista rusa recuerda que la ceremonia va perdiendo cada vez más espectadores año tras año a la vez que va adquiriendo enemigos.

    "La culpa no la tienen los escándalos que se han podido evidenciar los últimos años. La razón principal de los fracasos de los Óscar es la crisis orquestada por la farándula estadounidense. Al profundizar en sus conflictos interiores, incomprensibles para la gente normal, en la lucha por los derechos de innumerables minorías, en los procesos inquisitoriales sobre la corrección política y el acoso sexual, la farándula se ha convertido en una "cosa en sí misma", habiendo perdido su alcance global e influencia en las mentes humanas", afirma Nikíforova.

    Te puede interesar: Actor de 'Roma' se podría perder los Oscar porque EEUU le negó el visado… por tercera vez

    Para ella, estos conflictos acaban con el gran estilo clásico de Hollywood ante nuestros ojos. Para los responsables de los Óscar, los méritos artísticos de las películas dejaron de ser importantes, perdiendo ante las prioridades políticas y sociales.

    Si entre 1980 y 1990 se creía que los Óscar era el programa de televisión más popular del mundo, con una audiencia de 1.000 millones de personas, según los datos del canal ABC, en los últimos años la situación cambió drásticamente. Según Hollywood Reporter, hace tres años los Óscar atrajeron a cinco millones de espectadores en Canadá, 365.000 en China, la audiencia extranjera total del programa no superó los 27 millones de personas.

    Desde entonces, el índice de audiencia de los Óscar ha descendido notablemente. El año pasado, la audiencia estadounidense alcanzó un mínimo histórico de 26 millones. Y en cuanto al número de espectadores en todo el mundo, los Óscar perdieron a PewDiePie, un joven bloguero sueco.

    Foto: Los Oscar están cerca y estas pueden ser las mejores películas del año

    Nikíforova teme que incluso estas cifras pueden estar lejos de la realidad donde tres películas nominadas al Óscar 2019 ('Black Panther', 'Black Clanist' y 'Green Book') están dedicadas a la lucha de los negros, mientras que otras tres ('Bohemian Rhapsody', 'Favorite' y el mismo 'Green Book') muestran la vida de los gays y lesbianas.

    "Todo esto está bellamente filmado, expresado de manera notable e interpretado profesionalmente. Pero no hay tantos gays, lesbianas y negros en el mundo para que este cine se convierta no solo en popular, sino que sea el preferido del público por muchos años", concluye Nikíforova.

    Etiquetas:
    poder blando, Premio Óscar, popularidad, cine, Hollywood, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik