En directo
    Theresa May, primera ministra del Reino Unido

    Europa se une al 'besamanos' de EEUU por el caso Skripal

    © REUTERS / Toby Melville
    Opinión & Análisis
    URL corto
    La expulsión masiva de los diplomáticos rusos por el caso Skripal (235)
    23231

    La primera ministra británica, Theresa May, propuso a los países europeos castigar a Rusia por su presunta participación en el caso Skripal. Algunos países del 'mundo libre' aceptaron la propuesta y decidieran expulsar a varios diplomáticos rusos. El columnista Víktor Murajovski en su artículo para Sputnik analiza la situación actual.

    "Esta fue una jugada valiente porque propusieron castigar a Rusia por el envenenamiento del espía británico Skripal, a pesar de que la investigación policial está en su fase inicial y todavía no han sido identificados los culpables", afirmó.

    "Además, [es curioso] que la primera ministra de un país que está de salida de la UE y regatea para conseguir las mejores condiciones, pida a los países europeos solidaridad", añadió.

    El Departamento de Estado de EEUU apoyó la posición del Reino Unido y afirmó que Rusia había utilizado el 4 de marzo una sustancia tóxica de uso militar con el fin de envenenar a un ciudadano británico.

    Entonces se hizo claro que la reacción de Estados Unidos tendría grandes repercusiones, sostuvo el columnista. Como era de esperar, Washington decidió expulsar a 60 diplomáticos rusos. Su ejemplo lo siguieron muchos países de Europa, así como Ucrania, Canadá y Australia.

    "El 'mundo libre' no tuvo ninguna otra opción que mostrar su lealtad. Incluso los países que no forman parte de la OTAN, como Albania y Macedonia, también se apresuraron a expulsar diplomáticos rusos. No necesitaron ninguna prueba, pero entendieron bien el sentido de este 'flashmob': 'todos besan el anillo de Estados Unidos, habrá que hacer lo mismo'", planteó el autor de la nota.

    Más aquí: Skripal como detonante: ¿qué esperar tras la ola de acusaciones infundadas?

    ¿Trasfondo económico?

    "En realidad, Reino Unido esperaba más acciones de Europa. Esperaba un congelamiento de las relaciones con Rusia a gran escala. Esperaba que el conflicto diplomático se trasladara al campo económico. Al parecer decidieron que sería posible alcanzar la victoria decisiva y detener la expansión de los gasoductos al dramatizar la histeria", indicó.

    La cancelación del proyecto Nord Stream 2 sería provechosa porque supondría el rechazo de Europa no solo al económico gas ruso, sino la compra del gas natural licuado estadounidense que es más costoso. Esto también resultaría en el aumento del costo de producción de los productos europeos, apuntó.

    "El hecho de que la UE creyera en todo lo que se ha dicho sobre el caso de Skripal y aceptara repetir seriamente que 'el único culpable es Rusia, porque nadie más estaría interesado' hace que los europeos sean extremadamente vulnerables", enfatizó Murajovski.

    El columnista explicó "que EEUU y Reino Unido disponen de muchos más como Skripal, oligarcas refugiados y emigrantes políticos de origen ruso. Ellos no se detendrían ante la posibilidad de 'cargarse' a cualquiera de ellos. Después, anunciarían en Europa que el 'régimen enloquecido ruso' no escucha las advertencias y sigue deshaciéndose de sus enemigos, por lo que existe la necesidad de demostrar al Kremlin la fuerza y la unidad de los países europeos".

    No te lo pierdas: El caso Skripal con mente fría: ¿a quién beneficia?

    Serguéi Skripal, exoficial de la inteligencia militar rusa que fue reclutado en los años 90 por el servicio secreto británico MI6, y su hija Yulia fueron hallados envenenados el 4 de marzo cerca de un centro comercial en Salisbury.

    La primera ministra británica Theresa May responsabilizó el 14 de marzo a Moscú de lo ocurrido en Salisbury —que calificó de intento de asesinato— y anunció, como represalia, la expulsión de 23 diplomáticos rusos y la cancelación de todos los contactos de alto nivel entre ambos países.

    En la cumbre en Bruselas del 22 de marzo los líderes europeos apoyaron la evaluación de Londres sobre la "altamente probable" responsabilidad de Rusia por el caso Skripal y decidieron llamar a consultas al embajador de la UE en Moscú, Markus Ederer.

    Moscú, que ha rechazado todas las acusaciones por considerarlas infundadas, exigió en respuesta la salida de 23 empleados de la Embajada británica, además de anunciar el cierre del consulado británico en San Petersburgo y de la oficina del British Council en Moscú.

    Tema:
    La expulsión masiva de los diplomáticos rusos por el caso Skripal (235)

    Además:

    Moscú dará respuesta simétrica a expulsión de sus diplomáticos
    El caso Skripal, ¿otro episodio de la lucha contra la imaginaria 'amenaza rusa'?
    ¿De dónde podrían ser los servicios de inteligencia detrás del envenenamiento de Skripal?
    Rusia: el caso Skripal "ha desatado otra gran campaña antirrusa antes del fin de los análisis"
    Etiquetas:
    expulsión, diplomáticos, Serguéi Skripal, Theresa May, Reino Unido, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik