En directo
    La bandera de China

    "Los cambios estructurales en China pueden afectar la economía mundial"

    © REUTERS / Petar Kujundzic
    Opinión & Análisis
    URL corto
    0 20

    MOSCÚ (Sputnik) — Los cambios estructurales de China y su posición proactiva en la arena mundial pueden afectar a las economías del mundo entero, considera el jefe de la consultora multinacional EY (Ernst & Young) en Rusia, Alexandr Ívlev.

    "Desde nuestro punto de vista, lo que influirá en la economía rusa y otras economías del mundo no será el cambio de la dinámica de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB), sino más bien el cambio activo de la estructura del PIB (de China): el desarrollo del sector de servicios, incluidos los electrónicos e informáticos, así como la posición proactiva del país en la arena económica mundial", dijo a Sputnik.

    En 2017, el ritmo de crecimiento de la economía china se aceleró hasta el 6,9%, frente al 6,7%o en 2016.

    Sin embargo, para 2018 las autoridades chinas fijaron el umbral de crecimiento del PIB en un 6,5%.

    El 5 de marzo, el primer ministro de China, Li Keqiang, declaró que su país abrirá totalmente el sector de producción general para los extranjeros y facilitará su acceso a varias otras áreas, como telecomunicaciones, medicina, educación y automóviles de energía limpia.

    El Gobierno chino promete también gradualmente abrir para las inversiones extranjeras el mercado de la compensación de tarjetas bancarias y levantar las restricciones a la participación de los extranjeros en los sectores como banca, valores y gestión de fondos.

    Le puede interesar: Cinco ambiciosos proyectos de China que 'sacudirán' la economía global

    Según Ívlev, la ralentización del ritmo de crecimiento del PIB es una política deliberada de las autoridades chinas, cuyo objetivo consiste en cambiar la estructura del modelo de importación y exportación, así como intensificar el desarrollo del sector de servicios y del consumo interno.

    "Una contribución significativa a la ralentización de los indicadores tradicionales del crecimiento, que por lo general no se toma en cuenta, es la transferencia activa de las capacidades productivas fuera de China, así como un crecimiento activo de las M&A (la sigla en inglés para las fusiones y adquisiciones de empresas) con inversiones chinas en todo el mundo", explicó.

    En otras palabras, continúo, el modelo económico de China va cambiando y "las cifras que reflejaban bien la dinámica en años pasados ya no abarcan la cantidad necesaria de fuentes que influyen en la situación real del país, que muestra un auténtico crecimiento económico".

    "También hay que tener en cuenta que un 6-7% es un crecimiento bastante alto del PIB anual para los países desarrollados", añadió.

    Además:

    Embajador chino: el desarrollo del país no representa un peligro para nadie
    ¿Por qué el mundo quiere a China y no a EEUU como líder global?
    Pekín redobla su influencia en EEUU
    Etiquetas:
    política, economía, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik