22:11 GMT +317 Noviembre 2019
En directo
    Banderas de Cuba y de EEUU (archivo)

    Crisis diplomática entre EEUU y Cuba no es una prioridad para Trump

    © AFP 2019 / Roberto Schmidt
    Opinión & Análisis
    URL corto
    0 03
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El retiro de los diplomáticos de EEUU que residen en La Habana no modifica la baja prioridad que el presidente Donald Trump otorga a Cuba, dijo a Sputnik el experto en la diplomacia estadounidense hacia la isla, Homero Campa.

    "Las repuestas anunciadas y las que sigan serán repuestas limitadas, Trump no está muy interesado en el frente cubano, el tema tiene una baja prioridad en su agenda", dijo el autor del libro "La conexión México—La Habana—Washington: una controvertida relación trilateral".

    El retiro de un 60% del personal de EEUU y sus familias, un retroceso al deshielo que estaba en marcha, se debe a que "el incidente de los 'ataques sónicos' le ofrece a Trump un pretexto para moverse en sentido de sus promesas electorales nacionalistas", dijo el autor.

    El analista que vivió durante ocho años en La Habana, como corresponsal extranjero, estima que el retiro del personal y la advertencia de viaje a los estadounidenses para que no visiten Cuba para evitar "ataques específicos", constituye "un episodio, en un tema no prioritario" en la diplomacia del secretario de Estado Rex Tillerson.

    "Desde los avances en la normalización de la relaciones bilaterales, que se lograron tras largas negociaciones durante la administración del expresidente (Barack) Obama (2009-2017), era evidente que con Trump, por lo menos se iba a congelar la política de apertura", argumentó el actual coordinador de la sección internacional de la revista de análisis político Proceso.

    El analista apuntó que "Cuba no fue una prioridad, y tampoco lo fue América Latina en general —excepto los temas migratorios y comerciales con México—, ni siquiera Venezuela lo es ahora, aunque haya tomado relativa importancia en forma reciente".

    Los temas de la agenda política de Trump son otros: "sus prioridades están conformadas por temas nacionales, que interesan a su electorado, y en sí misma la política exterior no estaba entre sus prioridades, diseñadas en función de sus promesas internas de campaña".

    Lo que sí es cierto, acota Campa, es que "Trump sí había amenazado como candidato con revertir las órdenes ejecutivas sobre Cuba que había firmado Obama", quien realizó una histórica visita al presidente Raúl Castro, en 2016.

    Escuche: Marcha atrás de Washington frente a Cuba

    Sin embargo, una vez que llegó a la Casa Blanca, el nuevo presidente no lo hizo y abandonó el asunto cubano a lo largo de varios meses: "se limitó a mantener congelada la relación y daba la impresión de que no la iba a revertir".

    Exilio anticubano debilitado

    Una de las explicaciones que ofrece el autor es que, pese a sus promesas al exilio cubano de Miami, "la composición del electorado del estado de la Florida [a 145 kilómetros de Cuba] ha cambiado".

    "Las posiciones radicales de los viejos anticastristas de línea dura tienen menos peso político y electoral", señaló.

    En efecto, actualmente, la mayor proporción de los emigrados proceden de otros países latinoamericanos, agregó, que "tienen posiciones distintas respecto a Cuba, y otras expectativas sobre la política exterior de EEUU".

    El sureño estado de la Florida en Estados Unidos, "ya dejó de ser republicana y anticastrista, hay más puertorriqueños", que podrían aumentar tras el desastre de los huracanes resientes que azotaron la isla.

    Asimismo, ha habido una renovación generacional: "los jóvenes de Miami no son tan radicales ni necesariamente republicanos", prosiguió el analista.

    Los resultados electorales en la última década indican que los seguidores del Partido Demócrata crecieron, al grado que Obama ganó las elecciones en ese estado y Hillary Clinton perdió contra Trump con un margen muy reducido.

    Más aquí: "La política de Trump hacia Cuba lo único que hace es ponerlo en ridículo"

    Con base en esos resultados, "lo que está claro es que Cuba no tenía un peso especial en la agenda de Trump, aunque sí proclamaba su intención de congelar todo lo que había logrado Obama en el restablecimiento de las relaciones, pero no de revertirlo".

    Campa comenta además que Trump tiene la facultad para revertir la política exterior del llamado "deshielo de medio siglo" mediante decretos ejecutivos.

    Esto es posible en la media en que Obama no logró acuerdos en el Congreso y decidió implementar su política hacia Cuba con la firma de órdenes ejecutivas, "que el actual presidente puede revertir legalmente".

    La explicación central está en que "ese tema no le reporta grandes beneficios electorales".

    Si bien es cierto que en Florida "aún existe un sector fuerte con poder económico contra el régimen cubano, la base electoral ya no está empeñada en esa vieja batalla".

    Lea más: "EEUU toma una decisión precipitada al retirar a su personal diplomático de Cuba"

    La actual prioridad de Trump son las próximas elecciones legislativas de 2018 donde estará en juego la mayoría republicana que el presidente necesita.

    "El presidente estadounidense ya está en campaña, en términos ideológicos está interesado en proyectar dureza y rudeza, pero en términos efectivos va a calibrar cómo impacta la política exterior en su demografía electoral en general, y en particular en la Florida", puntualizó.

    EEUU detendrá el proceso de visado en Cuba por tiempo indeterminado y las medidas permanecerán hasta que Cuba asegure que los diplomáticos estadounidenses estén seguros.

    El Departamento de Estado de EEUU decidió el 29 de septiembre reducir en más de la mitad el personal de su embajada en Cuba, suspender los viajes oficiales, recomendar a sus ciudadanos que eviten visitar el país caribeño y dejar de emitir visados a cubanos que deseen viajar a territorio estadounidense.

    Las medidas obedecieron a los incidentes, aún de origen desconocido, que ocasionaron desde 2016 supuestos problemas de salud a 21 diplomáticos estadounidenses destacados en Cuba. 

    Además:

    Experto: ataques sónicos servirían a Trump para justificar ruptura de relaciones con Cuba
    El Parlamento ruso insta a la ONU a exigir el fin del bloqueo de EEUU a Cuba
    Tillerson expresó al canciller cubano gran preocupación por seguridad de sus diplomáticos
    Etiquetas:
    relaciones diplomáticas, embajadas, Donald Trump, Cuba, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik