Widgets Magazine
14:14 GMT +317 Septiembre 2019
En directo
    La visita del presidente argentino Mauricio Macri a la ciudad brasileña de Brasilia para reunirse con el mandatario Michel Temer

    Argentina y Brasil intentan revertir la crisis en su relación comercial

    © REUTERS / Adriano Machado
    Opinión & Análisis
    URL corto
    Por
    0 20
    Síguenos en

    BUENOS AIRES (Sputnik) — La visita del presidente argentino Mauricio Macri a la ciudad brasileña de Brasilia para reunirse con el mandatario Michel Temer busca potenciar un intercambio comercial que impacte en lo político, aunque ambos países atraviesen una crisis económica, indicaron expertos a Sputnik.

    "La cooperación es necesaria para el desarrollo nacional y para una inserción autónoma en la arena internacional", sostuvo Leonardo Granato, doctorado en Economía Política Internacional y profesor de la Universidad de Federal do Rio Grande do Sul.

    En su primera salida como presidente electo antes de asumir su cargo en diciembre de 2015, Macri visitó a la entonces presidenta Dilma Rousseff en Brasil, y posteriormente a su par chilena Michelle Bachelet.

    Esos dos encuentros fueron entendidos como una muestra de lo que sería una prioridad en su gestión: potenciar la relación de Argentina con el gigante brasileño y en segundo lugar, acercarse a la Alianza del Pacífico que integra el país trasandino.

    Rousseff, por su parte, asistió a la toma de posesión de Macri ese mismo mes en Buenos Aires, donde volvieron a sostener una reunión bilateral.

    En mayo de 2016, tras la suspensión de Roussef como presidenta de Brasil y antes de que fuera destituida, el mandatario argentino recibió y respaldó al nuevo canciller de Brasil, José Serra, que representaba al Gobierno de Temer.

    Cuatro meses más tarde, Macri tuvo la oportunidad de encontrarse con el mandatario brasileño en la cumbre del G20 que se celebró en China y en octubre, el propio Temer visitó a su par argentino en Argentina.

    Ambos, en representación de las economías más grandes del Mercado Común del Sur (Mercosur), coincidieron en fortalecer al bloque regional para avanzar hacia una mayor integración comercial con el mundo.

    Esto demuestra que tanto Argentina como Brasil tienen por delante un "horizonte de cooperación amplísimo", consideró Granato.

    "El impacto que las relaciones bilaterales y regionales vienen teniendo en la vida de sus habitantes así lo demuestra", señaló.

    Brasil es el principal socio comercial de Argentina desde la creación del Mercosur en 1991, un bloque regional que también integran Paraguay, Uruguay y también Venezuela hasta su suspensión hace unas semanas.

    En este sentido, el profesor es partidario de no interpretar la cooperación argentino-brasileña ni el propio Mercosur "en función de oportunidades o restricciones coyunturales, como podrían ser, en este caso, las recientes medidas proteccionistas del nuevo Gobierno estadounidense".

    Crisis

    Al mismo tiempo, ambos países atraviesan una crisis económica que repercute en su intercambio comercial en el que Argentina mantiene un déficit en su balance comercial con Brasil hace 14 años.

    "No olvidemos que ambos países hace años que no crecen, esto impacta en sus comercios", señaló a esta agencia el investigador y politólogo argentino Vicente Palermo.

    Por un lado, "Argentina fue cerrando su estructura de comercio internacional en los últimos años", al tiempo que el Mercosur terminó desfigurado. pero ésta situación puede revertirse pese a todo, especificó Palermo, doctor en Ciencias Políticas.

    Prioridades

    Por otro lado, no está claro que Argentina y Brasil tengan las mismas prioridades, consideró el investigador, autor del ensayo "La alegría y la pasión. Relatos brasileños y argentinos en perspectiva comparada".

    "Dar prioridad a lo político desatendiendo las relaciones económicas es una insensatez", destacó Palermo en alusión a la creación del Parlamento del Mercosur que no evitó un retroceso del comercio bilateral.

    La contribución de Brasil al comercio exterior de Argentina en 2016 llegó al 20%, uno de sus niveles más reducidos desde 1993, según destacó el lunes la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) en un informe.

    Ese deterioro se "debió a una significativa reducción en partes iguales de las exportaciones e importaciones con el país vecino, conjuntamente al complejo escenario macroeconómico atravesado por ambas economías", señaló el estudio.

    Del mismo modo que "potenciar los intercambios económicos es el mejor modo de crear mejores condiciones para la integración política", también "el programa del Mercosur merece ser reconsiderado", indicó el politólogo.

    "No están claras las intenciones de Temer, pero sobre todo no está claro qué va a estar en condiciones de hacer, así que la incertidumbre política es muy alta", reflexionó.

    Argentina y Brasil tienen intereses, prioridades, desempeños y capacidades nacionales diferentes entre ambos países, "pero es, justamente, a través de un espacio de diálogo permanente que tales diferencias pueden transformarse en alternativas de complementación tanto en materia económico-comercial, así como en la más amplia gama de temas de política gubernamental", añadió Granato.

    En definitiva, ambos países pueden enfrentar momentos puntuales de tensión pero "lo importante es que existan mecanismos institucionales a través de los cuales canalizar toda diferencia o conflicto, propio de países con prioridades diferentes", concluyó el investigador.

    Según las últimas previsiones del Fondo Monetario Internacional, Argentina crecerá un 2,2% en 2017 y un 2,8% para el año siguiente, mientras que de Brasil se espera un crecimiento para 2017 y 2018 del 0,2% y 1,5% respectivamente.

    Además:

    Presidente de Argentina viaja a Brasil este martes
    Jefe de gabinete argentino viaja a Brasil previo a visita de presidente Macri
    Etiquetas:
    comercio, Mauricio Macri, Michel Temer, Argentina, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik