En directo
    Беспорядки в городе Фергюсон, США

    Razones de una absolución

    © REUTERS / Jim Young
    Opinión & Análisis
    URL corto
    Julio Valdeón Blanco
    Disturbios en Ferguson (35)
    0 0 0

    Mientras Ferguson explotaba en disturbios de enorme violencia, el país contenía la respiración y hoy, ante un panorama de ruinas humeantes, trata de digerir lo ocurrido.

    60 testigos y decenas de informes periciales después, el Gran Jurado decidió que el agente de policía Darren Wilson actuó en defensa propia.

    Mientras Ferguson explotaba en disturbios de enorme violencia, el país contenía la respiración y hoy, ante un panorama de ruinas humeantes, trata de digerir lo ocurrido.

    No son pocos los medios que alaban al fiscal, Robert P. McCulloch, por autorizar a que el jurado escuchase a todos los testigos, algo bastante inusual: normalmente se seleccionan los testimonios de unos cuantos, los más significativos o fiables.

    Para el jurado resultó obvio más allá de cualquier duda razonable que el joven Michael Brown agredió al agente, y los testigos fueron incapaces de ponerse de acuerdo respecto a si en el momento de recibir los impactos que acabaron con su vida estaba a punto de embestir de nuevo.

    La presencia de restos de pólvora en las manos del joven señalarían, tal y como indicó la autopsia, que al menos uno de los disparos fue realizado a muy corta distancia, corroborando la tesis del forcejeo.

    Esto es importante por cuanto las leyes estadounidenses permiten utilizar su arma a los policías que consideren objetivamente razonable que su propia vida corre peligro. Determinar la objetividad de dicho razonamiento es una cuestión peliaguda y a menudo teñida de subjetividad.

    Pero es que además, tal y como recuerda Jamelle Bouie en las páginas de la revista Slate, el sistema penal de EEUU también autoriza a que los agentes empleen fuerza letal si un sospechoso intenta escaparse.

    Bastaría que Darren Wilson hubiera considerado a Michael Brown como potencial sospechoso de un delito, en este caso el robo en un comercio, para justificar que le disparase.

    A ojos de Wilson, estaba impidiendo la fuga de un posible delincuente, más allá de que en el momento de disparar no estuviera claro si Brown había robado en el citado comercio; e incluso si realmente se había producido un robo.

    "El sistema judicial que hemos construido", dice Bouie, "no está equipado para que los oficiales de policía tengan que responsabilizarse por los tiroteos u otras ofensas que cometan. Dicho de forma distinta, la policía puede matar por casi cualquier razón sin apenas temor a ser acusada de nada".

    Tema:
    Disturbios en Ferguson (35)
    Etiquetas:
    EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik