15:08 GMT +322 Octubre 2018
En directo
    Opinión & Análisis

    A la conquista de Jerusalén este

    Opinión & Análisis
    URL corto
    Ana Alba
    Conflicto en Oriente Próximo (1471)
    0 01

    En numerosas ocasiones colonos judíos han entrado por la fuerza en casas de Jerusalén este e incluso han presentado papeles de propiedad falsos. El caso de los Yalayel parecía ser uno de estos.

    Fuad Yalayel y su familia estaban ayer sentados en el patio de la entrada de un edificio de tres plantas construido hace tres años en el barrio de Silwan, en Jerusalén este, la zona palestina de la ciudad, ocupada por Israel desde 1967.

    Había varias mujeres, hombres y niños. Su semblante era serio, a pesar de estar en un patio fresco a la sombra de un hermoso limonero. Tenían motivos para no sonreír.

    La madrugada del martes entraron en su edificio varios colonos judíos que aseguraban que habían comprado la casa. No llegaron solos sino en el marco de una entrada masiva de decenas de colonos —familias enteras- organizada por la ONG israelí de derechas Elad. Los colonos se instalaron en 25 viviendas de siete edificios del barrio.

    “Han comprado seis de los siete edificios, el nuestro no. Es de mi hermana y su marido y no lo han vendido, se lo han robado. La tierra donde lo construyeron es de nuestra familia desde hace 200 años y nosotros estamos aquí, en Jerusalén, desde hace casi mil años. Esta parcela era de mi tío. Mi hermana y mi cuñado se la compraron hace 22 años”, explicó Fuad ayer a RIA Novosti, mientras su cuñado mostraba el papel de compra del terreno con fecha de 1992.

    Lo que el cuñado no explicó es que una parte del terreno, justamente donde se levantó la casa, se puso a nombre de uno de sus hijos hace unos años. La mayoría de la familia desconocía este dato.

    Fuad dijo ayer que creían ser víctimas de la falsificación de la firma de su cuñado y que los colonos poseían papeles falsos. Pero hoy la familia ha averiguado que los israelíes que entraron la madrugada del martes en la casa son sus nuevos dueños legales porque le compraron el terreno al sobrino de Fuad.

    “Nos lo ha confesado, él vendió la tierra a través de un clérigo musulmán conocido de la ciudad que ha intervenido en la venta de otros tres edificios del barrio”, ha dicho Fuad a RIA Novosti.

    Los que hasta ayer parecían ocupar la casa ilegalmente, pero hoy son dueños legales del edificio están atrincherados en su interior desde el martes. Las persianas están totalmente bajadas y no se los ve. Pero en una puerta lateral del edificio hay un grupo de hombres israelíes judíos con camisetas grises y pertrechados como guardias de seguridad. Ninguno quiere hablar. En lo alto del bloque han colocado una bandera israelí.

    Entraron la madrugada del martes, a las 3. La familia Yalayel llamó a la policía y los agentes permitieron la entrada de los israelíes en el edificio, donde la hermana de Fuad y su marido pensaban trasladarse a vivir después de la fiesta musulmana del Sacrificio, que empieza el 4 de octubre. “Estaban acabando las obras en la cocina, era lo único que faltaba”, señaló Fuad.

    La familia Yalayel había denunciado ante la justicia israelí la ocupación ilegal de su casa, pero ha tenido que retirar la demanda. En numerosas ocasiones colonos judíos han entrado por la fuerza en casas de Jerusalén este y de ciudades cisjordanas como Hebrón e incluso han presentado papeles de propiedad falsos. El caso de los Yalayel parecía ser uno de estos.

    En el barrio palestino de Silwan viven unos 500 colonos israelíes. Este vecindario es uno de los más codiciados por los judíos religiosos porque se situaba en el Valle del Kidrón, en la parte opuesta a la Ciudad de David. Allí, la tradición bíblica indica que se formaron los jardines de los reyes de la dinastía de David. También dice que las fuentes de Shiloah (nombre del que deriva Silwan) regaban el Jardín Real del rey Salomón.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Tema:
    Conflicto en Oriente Próximo (1471)