Widgets Magazine
En directo
    Opinión & Análisis

    Una boda árabe-judía en medio de amenazas

    Opinión & Análisis
    URL corto
    Ana Alba
    0 0 0

    Morel Malka y Mahmud Mansur se han casado ya, pero aún no han celebrado su boda. Lo piensan hacer el próximo domingo en la ciudad israelí de Rishon Lezion, pero han tenido que contratar seguridad privada tras recibir amenazas y presiones de la organización judía anti-árabe Lehava, acrónimo en hebreo de "Evitando la Integración en la Tierra Santa".

    Morel es israelí y judía. Mahmud también es israelí, pero es musulmán y árabe (la mayoría de árabes de Israel se definen como palestinos).

    En los últimos días, activistas de Lehava han enviado mensajes a la pareja para que anulen su matrimonio. "Mucha gente ha hablado con la novia de forma inútil", indica la página de Facebook de Lehava, liderado por Benz Holstein. "Aún lo estamos intentando. También estamos hablando con el lugar donde se celebrará el banquete. No nos rendimos", dicen los de Lehava, que han amenazado a los recién casados, residentes en Jaffa, con interrumpir su fiesta pasado mañana y han hecho un llamamiento por Facebook para que la gente acuda al local donde se celebrará el convite.

    "El domingo estaremos todos en Rishon. ¡Va a ocurrir un hecho abominable en Israel! No permaneceremos en silencio, estaremos allí para protestar. Venid con carteles y altavoces. Lo lograremos en nombre de Dios. Comparte esto", señala Lehava en su mensaje de Facebook. La página de la organización consiguió más de 2.000 "likes" en tres días, aunque también ha cosechado comentarios muy críticos.

    "Estamos aún en guerra con Hamás y esta mujer se casa con un miembro del bando enemigo", declaró Gupstein. Lehava publicó en Facebook el nombre y el número de teléfono del local que acogerá el banquete. El restaurante, Red Sun, asegura que ha recibido numerosas llamadas de gente que exige que cancelen el convite e incluso que los insultan.

    El establecimiento ha publicado un comunicado en el que señala: "La dirección del Red Sun alberga acontecimientos de todo tipo de clientes sin importarnos su raza, religión o género. Hacemos todo lo posible para que nuestros clientes estén contentos y satisfechos".

    La policía israelí tiene previsto desplazar algunas patrullas al establecimiento para evitar disturbios, según ha informado el diario The Jerusalem Post. A la celebración del domingo asistirán los padres de Mahmud y la madre de Morel, que se ha convertido al Islam. El padre de la chica se oponía al matrimonio de su hija y no asistirá a la fiesta. "Nunca pensé que mi hija se casaría con un árabe. No voy a ir y punto", ha afirmado. 

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik