07:47 GMT +310 Diciembre 2019
En directo
    Las ventajas de formarse como ingeniero en Rusia

    Las ventajas de formarse como ingeniero en Rusia

    © Sputnik / Ruslan Krivobok
    Opinión & Análisis
    URL corto
    1130
    Síguenos en

    Las carreras de ingeniería en Rusia siempre han tenido prestigio internacional gracias a los altos niveles de formación, y sus licenciados son bienvenidos en todos los rincones del planeta.

    Los bajos costes de los estudios otorgan a la formación técnica de Rusia un mayor atractivo para los jóvenes de distintos países.
    En Rusia hay escuelas de ingeniería que figuran entre las mejores del mundo. Hay centros docentes menos conocidos, que preparan a sus graduados para el manejo y el servicio técnico de equipos y maquinaria. Los títulos de estas universidades suelen ser válidos en los países más desarrollados. En cualquier caso, el joven egresado cuenta con suficientes conocimientos y habilidades para poder pasar en el extranjero un examen y confirmar su nivel profesional.

    Una importante ventaja de las universidades son los costes de los estudios, incomparablemente más bajos que en los países europeos y en algunos países de Asia y Pacífico, explicó a Nóvosti la directora del Instituto de Desarrollo de la Enseñanza, Irina Abánkina.

    “Si un joven extranjero consigue hacerse una idea acerca de la calidad de los programas de estudios ofrecidos por las universidades rusas, teniendo en cuenta las tradiciones de cada centro docente en concreto, la renovación de sus programas y la estabilidad de su desarrollo, y además elige una universidad en algún centro provincial, la calidad de la educación superará con creces los costes de ésta”, precisó la funcionaria.

    Hay qué elegir

    En casi en todas las universidades nacionales de investigación existen programas de estudios muy actualizados, apuntan los expertos y aconsejan tomar en consideración no sólo las universidades estrella de la capital: la Universidad de Ingeniería y Física de Moscú (MIFI), la Universidad Estatal Técnica Bauman de Moscú (MGTU Bauman), la Universidad de Física y Técnica (Fistej) y la Universidad Nacional Tecnológica (MISiS). “Una buena formación en ingeniería la ofrece la Universidad de  Óptica de San Petersburgo (ITMO), las universidades de Nizhni Nóvgorod, Tomsk y Novosibirsk y las universidades politécnicas de Vladimir e Ivánovo. En la ciudad de Perm hay dos universidades con programas muy modernos. Estos centros se encuentran en la vanguardia de la ciencia en su ámbito”, aseguró Irina Abánkina.

    Donde más potencial hay concentrado es en la esfera de la energía, la nuclear incluida, y el procesamiento de materiales. Existen programas de este tipo en la Universidad de Tomsk, en la Universidad Estatal Técnica Bauman de Moscú y la Universidad de Física y Técnica, así como en otros centros de estudios superiores.

    A la hora de elegir profesión y universidad mucho depende del futuro estudiante, de si tiene pensado seguir tras la graduación participando en investigaciones científicas en el marco de las agencias de diseño técnico o buscar colocación en la esfera del uso y el servicio técnico del equipo, aconseja la experta. “Si uno se propone seguir en el campo de la investigación, sería razonable buscar una universidad que le pueda ofrecer esta posibilidad. Y si su objetivo consiste en encontrar empleo en este sector de la economía, debería escoger otros centros. No menos importante, sin embargo es el factor de la renovación de los planes curriculares. La información necesaria uno la puede encontrar en las páginas web de las universidades”, explicó.

    Al ritmo del progreso

    Las universidades que forman ingenieros han de seguir el ritmo que marca el progreso, pero ello sólo es posible con la constante renovación técnica y el incesante perfeccionamiento por parte de los profesores. En cuanto a la primera condición, en la mayoría de las universidades se cumple con toda seguridad, opina Irina Abánkina.

    “Las universidades han renovado desde 2006 considerablemente el equipo técnico y de laboratorio, gracias a la asignación de fondos para su desarrollo”, comentó. También se cuida el nivel del profesorado, se incentivan los estudios científicos y se invita a docentes extranjeros.

    “El proceso de formación de cuadros es más o menos el siguiente”, explicó a RIA Novosti el vicerrector de MGTU Bauman para relaciones exteriores, Iván Arjárov, “creamos doce centros modernísimos y perfectamente equipados para poder facilitar a los científicos, investigadores y profesores de todo el mundo una plataforma abierta para los debates”.

    Según el experto, estos centros forjan cuadros para la universidad. Actualmente imparten clases en ella científicos procedentes de diez países del mundo, desde la India hasta EEUU, y se lleva a cabo una intensa cooperación internacional. Las innovaciones que surgen de los centros de estudios e investigación se aplican al proceso de estudios.

    “Ocurre a veces que viene un catedrático de alguna universidad italiana y ve una perfecta dotación del equipo, pero también hace constar falta del conocimiento de la gestión europea. En este caso introducimos cambios en los planes curriculares, adaptándolos a las necesidades que vayan surgiendo”, señaló.

    Los profesores de estas universidades también se suelen dedicar a la investigación y publican los resultados de sus estudios en ediciones rusas y extranjeras. Muchos centros cuentan con revistas especializadas propias.

    Revistas de todas las universidades federales han entrado últimamente en las bases de datos internacionales de ciencias naturales y humanidades. Esto implica que científicos extranjeros citan las publicaciones que allí aparecen en ruso e inglés. En este sentido han dado un evidente paso adelante las universidades de Krasnoyarsk y Lejano Oriente, apuntó Irina Abánkina.

    La publicación de artículos de científicos rusos en revistas extranjeras ayuda a los centros docentes del país a superar la desigualdad informativa en el ámbito de la ciencia mundial y muestran a los jóvenes extranjeros el resultado de las actividades profesionales de un determinado profesor, para poder tomar una decisión más acertada sobre el centro docente.
    Por desgracia estos soplos de aire fresco no han llegado todavía a las residencias estudiantiles y las condiciones de vida están muy por debajo de las expectativas de los estudiantes extranjeros.

    “Nuestras residencias a menudo se quedan atrás en comparación con el extranjero desde el punto de vista de las comodidades, acceso a Internet, bibliotecas o salas de informática. Y en los últimos años se ha registrado una actitud poco favorable hacia los extranjeros en algunos ámbitos. De modo que las ventajas de los costes bajos y un nivel bastante alto de la educación se ven contrarrestados en gran medida por condiciones de vida que distan de ser perfectas, una comunicación limitada y un desarrollo cultural insuficiente”, explicó Irina Abánkina.

    Se estudia en ruso

    En la mayoría de los casos la formación de ingenieros en Rusia se lleva a cabo en lengua rusa. En muchos centros se presta apoyo a los jóvenes extranjeros para superar la barrera del idioma. Así, en MGTU Bauman se enseña ruso a todos los estudiantes que se muestren interesados en ello. En la facultad preparatoria cursan estudios 72 personas, contó Iván Arjárov.

    “A lo largo de 10 meses se les va impartiendo un curso intensivo de ruso y de las principales asignaturas de su futura formación: informática, matemáticas y física”.

    Cuenta con una potente cátedra de enseñanza de ruso la Universidad de la Amistad de los Pueblos (RUDN), donde jóvenes de 146 países cursan distintos estudios, ingeniería entre ellos.

    “Algunas universidades están implantando cursos en inglés en el marco de sus programas de estudios. Pero también tiene sentido cursar estudios en ruso, dado que es una lengua muy extendida en el mundo y su conocimiento puede ser muy demandado a largo plazo en el extranjero”, cuenta el director de proyectos para jóvenes profesionales de la Agencia de Iniciativas Estratégicas, Iván Deméntiev.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik