00:31 GMT +326 Febrero 2018
En directo
    Opinión & Análisis

    Corea del Norte sigue lanzando amenazas

    Opinión & Análisis
    URL corto
    Problema nuclear norcoreano (351)
    0 10

    Parece que es el único caso en la historia de la diplomacia en el que las autoridades de un país se preocupan de la seguridad de los representantes extranjeros acreditados, mientras que los propios representantes de estos países no ven ninguna amenaza a su seguridad y siguen trabajando con normalidad.

    Parece que es el único caso en la historia de la diplomacia en el que las autoridades de un país se preocupan de la seguridad de los representantes extranjeros acreditados, mientras que los propios representantes de estos países no ven ninguna amenaza a su seguridad y siguen trabajando con normalidad.

    Así son las noticias provenientes de Pyongyang, donde el Ministerio de Asuntos Exteriores de Corea del Norte propuso el pasado 5 de abril a varios países, incluida Rusia, evacuar sus misiones diplomáticas. Pero los expertos saben perfectamente que nadie está dispuesto a lanzar una ofensiva contra Corea del Norte y que Pyongyang tampoco prevé atacar. Por eso no son necesarias las evacuaciones.

    Por su lado, los medios de información asustan a la comunidad internacional, que empieza a ejercer presión a las autoridades de los respectivos países, y finalmente algunos no pueden resistirse. Siempre es agradable abandonar Pyongyang para regresar a casa, y es posible que esta vez suceda lo mismo.

    La perseverancia con la que un país pequeño como Corea del Norte trata de obligar a un Estado grande como EEUU a iniciar sus negociaciones de paz merece respeto. No pasa ningún día sin que Pyongyang lance nuevas amenazas, sea el despliegue de un par de misiles balísticos de mediano alcance en la costa este del país supuestamente para librar una guerra nuclear contra EEUU, etc.

    Pero cuanto más amenazas psicológicas de este tipo lance Corea del Norte, tanto menos impresión provocarán éstas: las actuales ya casi no la causan. Sin embargo, el diario estadounidense The Washington Post, publicó que los acontecimientos de los últimos meses empezaron a preocupar ligeramente a los surcoreanos, que desde hace 10 o 15 años no concebían amenaza alguna.

    Cabe destacar que las peculiaridades de la mentalidad nacional en las dos Coreas coinciden, pues se trata de una sola nación. Todos los coreanos tienen un carácter emotivo, pero esto no debe causar pánico. Sólo un 26% de los surcoreanos encuestados opina que Corea del Norte es su problema principal. Y anteriormente el número de surcoreanos que lo consideraban así era tres veces menor. Así que las amenazas provenientes de Corea del Norte no preocupan mucho a Corea del Sur.

    Pero hay personas a las que no les gusta que EEUU no quiera someterse a la presión y entablar las negociaciones con Pyongyang. Así las cosas, las amenazas de Corea del Norte tienen un cierto éxito.

    ¿Por qué EEUU no se preocupa? Porque no tiene nada de qué preocuparse. Se publican mapas de los lugares a los que -según los cálculos- pueden llegar los misiles hipotéticamente lanzados por Corea del Norte y, como respuesta, se aplican medidas muy modestas: dos aviones nuevos y un destructor son suficientes. Además, está el sistema estadounidense de misiles balísticos THAAD, con seis rampas de lanzamiento, que actualmente se encuentra ubicado en Fort Bliss (Texas) y que se prevé trasladar al océano Pacífico para defender a Hawai de un posible ataque por parte de Corea del Norte. Esto, evidentemente, será suficiente.

    ¿Por qué el presidente estadounidense, Barack Obama, no quiere poner fin a toda esta historia y entablar negociaciones con Pyongyang? No se sabe cómo resolver el problema nuclear con Corea del Norte, similar al de Irán. Ahora, después de que en Kazajstán se celebrase una nueva ronda de negociaciones entre Irán y el Sexteto de mediadores internacionales -formado por Rusia, EEUU, Reino Unido, Francia, China y Alemania- sobre el programa nuclear iraní, Washington vuelve a reflexionar seriamente sobre la aplicación de una política clara y real respecto a Irán en vez de forzar negociaciones con el país árabe.

    Y en este momento empieza a lanzar amenazas Corea del Norte, a la que Washington siempre relegaba a un segundo plano en el ámbito del desarrollo de relaciones. Pero a Pyongyang no le gusta no estar en el centro de atención. Por eso Corea del Norte seguirá amenazando a la comunidad internacional.

    El único peligro de esta situación consiste en que un oficial pueda pulsar por error el ‘botón nuclear’. Estos asuntos ya ocurrieron en la historia mundial y son posibles ahora. Pero la evacuación de los diplomáticos de un u otro país no podrá prevenir esta situación.

    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE RIA NOVOSTI

    Tema:
    Problema nuclear norcoreano (351)
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik