01:39 GMT +317 Febrero 2019
En directo
    Opinión & Análisis

    Ciberpiratas irrumpen en la privacidad de las celebridades estadounidenses

    Opinión & Análisis
    URL corto
    0 10

    Los datos personales de las celebridades estadounidenses ya no son confidenciales. Piratas cibernéticos han colgado en Internet información relativa a varios políticos, deportistas y estrellas del mundo del espectáculo, adjuntando comentario en un ruso macarrónico.

    Los datos personales de las celebridades estadounidenses ya no son confidenciales. Piratas cibernéticos han colgado en Internet información relativa a varios políticos, deportistas y estrellas del mundo del espectáculo, adjuntando comentario en un ruso macarrónico. ¿Quién pudo haber sido y por qué habrá actuado de esta forma? Existen varias hipótesis, todas de lo más extravagantes.

    El blanco del ataque de los “hackers” han sido la primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, la exsecretaria de Estado, Hillary Clinton, el vicepresidente del país, Joe Biden, el Jefe del FBI, Robert Mueller, los republicanos Sarah Palin y Mitt Romney y un gran número de políticos y personas famosas.

    Los datos aparecieron en el dominio .su, que en 1991 fue adscrito al espacio soviético. Hasta hace poco el sitio se cargaba sin problemas. Además, los piratas registraron una cuenta en Twitter, ya eliminada. Pero en Internet nada desaparece sin dejar rastro: la cuenta contenía comentarios obscenos en un pésimo ruso, fruto, seguramente, de traducción electrónica no corregida.

    Este “rastro ruso” es tan demostrativo que no debería engañar a nadie.

    Versión primera: existe un grupo real de hackers

    La primera hipótesis consiste en que todo es obra de un grupo de piratas cibernéticos relacionados de alguna forma con los centros de operaciones cibernéticas de Rusia o China. La opción de Rusia habría que descartar, dado el horrible ruso del comentario. Aunque, por otra parte, se podría suponer que no es sino una maniobra para que nadie relacione esta acción con nuestro país.

    ¿Y si detrás de todo estuvieran los chinos? No parece muy probable, porque en China se habla mejor el ruso que el chino en Rusia y ambas lenguas en Estados Unidos.

    Versión segunda: existe un grupo de hackers disperso y anónimo

    Podría ser fruto del trabajo de un grupo de hackers, pero no perteneciente a ningún país concreto, sino disperso y anónimo. Gente dada al anarquismo, de allí los comentarios obscenos. La comunidad de los hackers es anárquica por naturaleza, porque está compuesta generalmente por individualistas, dispuestos a unirse, para demostrar su postura política o apolítica.

    También podría ser la demostración del poderío de algunas figuras anónimas que se caracterizan por amplias capacidades técnicas, dudoso gusto y paciencia inagotable. Entonces no habrá sido señal de protesta política, sino una especie de pasatiempo.

    Versión tercera: a quién beneficia

    Se conoce que en Estados Unidos todo gira en torno a los asuntos internos. ¿Y no habría que buscar interesados en el ambiente de las “víctimas del ataque”?

    Los republicanos apenas tendrán algo que ver en el asunto, porque es demasiado primitivo para ellos y para los anglosajones en general. Y está nada claro que se beneficien con la revelación de los datos personales de gente famosa.

    Versión cuarta: aumento de los gastos en la defensa

    Quien desee pulir la tercera hipótesis, adentrándose en las teorías de la conspiración, podría suponer que la acción fue planeada por los centros de operaciones cibernéticas, en concreto por el mando estadounidense.

    Porque ningún funcionario de la Casa Blanca ni congresista ni senador tendrán objeción alguna a un sustancioso presupuesto para la defensa nacional, sobre todo, después de haber sido atacados por los hackers. La reducción presupuestaria, qué no afecte a la defensa del espacio cibernético.

    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE RIA NOVOSTI

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik