17:37 GMT +319 Octubre 2017
En directo
    Opinión & Análisis

    Los rebeldes que derrocaron a Gadafi ahora se ensañan con la población de Libia

    Opinión & Análisis
    URL corto
    0 135 0 0

    Transcurrido un año desde el inicio de la rebelión en Libia y que concluyó con al derrocamiento y asesinato de Maumar Gadafi, las agrupaciones armadas revolucionarias se han convertido en la principal amenaza para la población, constató la ONU y organizaciones defensoras de Derechos Humanos.

    Transcurrido un año desde el inicio de la rebelión en Libia y que concluyó con al derrocamiento y asesinato de Maumar Gadafi, las agrupaciones armadas revolucionarias se han convertido en la principal amenaza para la población, constató la ONU y organizaciones defensoras de Derechos Humanos.

    Según un reciente informe de la organización Amnesty Internacional (AI), actualmente las bandas rebeldes constituyen la principal amenaza para la población en Libia porque continúan una campaña indiscriminada de libertinaje, venganza y terror.

    El informe de la IA precisó que el mayor peligro proviene de las bandas que no han depuesto las armas, y desconocen la autoridad del Consejo de Transición Nacional  (CNT), considerado como el gobierno de hecho en Libia tras la guerra.

    Según el informe, bajo el pretexto de cumplir actividades de orden público, en realidad esas bandas se dedican al saqueo y  extorsión, de la población, principalmente comerciantes, y  disputan violentamente con otras agrupaciones similares el control sobre los barrios, el comercio y los servicios rentables en poblados y ciudades.

    Las bandas son peligrosas porque sus jefes exigen al CNT la inclusión de sus agrupaciones con sus hombres y armamento en las fuerzas de seguridad, ejército o policía, una propuesta inadmisible para el CNT  porque no puede tolerar la existencia de agrupaciones autónomas en el seno de las Fuerzas Armadas o las entidades de orden público.

    El CNT propone a los miembros de estas bandas reclutarse de forma individual a las nuevas estructuras militares y policiales libias, pero son muy pocos los deciden abandonar las bandas y sus compañeros de lucha.

    Según expertos rusos, para esas bandas es más ventajoso mantener su autonomía porque pueden dedicarse a otros  negocios lucrativos como el contrabando de armamento, actualmente de gran demanda en otros países como Siria,  donde la oposición armada y mercenarios y extremistas combaten para derrocar al presidente Bashar Asad.

    El casos y la inseguridad que impera en las ciudades libias, ha deteriorado considerablemente la autoridad del CNT entre la población,  que ahora duda de que las nuevas autoridades puedan restablecer el orden y estabilidad después de la guerra.

    Según un sondeo reciente realizado por expertos británicos, la mayoría de los libios todavía no han visto nada provechoso con la implantación de la democracia que proclama el CNT, y al menos un tercio de los encuestados prefieren que el país este gobernado por un líder autoritario y enérgico.

    Porque además del problema que supone las bandas “autónomas”, el CNT tiene muchos dolores de cabeza con los antiguos revolucionarios que ahora integran el ejército, la policía y otras entidades de orden público en la Libia postgadafi.

    De acuerdo a un informe reciente elaborado y expuesto en la  ONU,  las fuerzas de seguridad del CNT, cometieron crímenes contra la humanidad durante la guerra, y ahora son responsables de violaciones graves de derechos humanos.

     El informe indicó que actualmente en las cárceles libias se encuentran más de ocho mil detenidos por motivos políticos, sin ningún tipo de veredicto judicial que compruebe su culpabilidad.

    La mayoría de los reclusos, acusados de colaborar con el antiguo régimen, se encuentran en condiciones infrahumanas y entre los presos hay ancianos, mujeres y hasta menores de edad.

    La organización internacional Médicos Sin Fronteras denunció a comienzos de mes que las autoridades rebeldes pidieron a los médicos curar presos víctimas de malos tratos, para que una vez curados, continuar con las torturas.

    A partir de testimonios de la población, organizaciones de derechos humanos denuncian que en las cárceles libias se practican fusilamientos sumarios, torturas y que mujeres son custodiadas por hombres, lo que contribuye a vejaciones y violaciones de las reclusas.

    Entre los funcionarios libios que toleran estos abusos, los testigos destacan al actual comandante militar de Trípoli, Abdel Hakim Belhadj, que antes fue el jefe de Al Qaeda en Libia, y que durante el gobierno de Gadafi, permaneció varios años recluido en una de las cárceles que ahora controla.

    Según reportajes de periodistas rusos en Libia, la campaña de represalia y terror se extiende a antiguos funcionarios del antiguo gobierno a cualquier nivel.

    Entre los casos más sonados, figura el reciente asesinato de la reconocida periodista de televisión Hala Misrate en una prisión de Trípoli.

    El pasado mes de agosto, cuando las fuerzas rebeldes bloquearon Trípoli,  durante un programa  por el canal Libiyah TV, Misrate con pistola en mano dijo estar dispuesta a morir defendiendo la capital y la sede de la televisión.

    Posteriormente, cuando Trípoli cayó en poder de la oposición, se informó que la periodista había recluida en una cárcel donde fue torturada y violada por sus verdugos.

    La última vez, Misrate apareció en la televisión el pasado 30 diciembre, sosteniendo en sus manos una hoja de papel con la fecha, con huellas de golpes en el rostro, y sin pronunciar palabra.

    En estos días, en Trípoli circulan rumores de que a la periodista le habían cortado la lengua, y que su asesinato en la cárcel ocurrió el pasado 17 de febrero para conmemorar el primer aniversario del inicio de la rebelión contra Gadafi.

     

    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE RIA NOVOSTI  

    Hay que estudiar con lupa la propuesta de enviar tropas de la ONU a Siria

    Rusia y China impiden que la revolución en Siria termine como en Libia

    El caos en Libia favorece la guerra civil en Siria

    La derecha y la izquierda de Rusia prometen lo mismo para acaparar el voto contra Putin

    Irán denuncia que la CIA asesina a sus científicos, pero nadie presta atención

    La nueva estrategia militar obliga a EEUU estar en todas partes con menos presupuesto

    Sanciones, misiles y maniobras empeoran la confrontación entre EEUU e Irán

    Las protestas con terrorismo favorecen un desenlace sangriento para la revolución en Siria

    EEUU retira tropas, petroleras cuentan barriles e Irak espera más guerras

    Rusia repudia comicios manipulados por todos


    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik