En directo
    Opinión & Análisis

    Se buscan líderes para los manifestantes de Moscú

    Opinión & Análisis
    URL corto
    Protestas contra resultados de las elecciones parlamentarias en Rusia (78)
    0 0 0

    El comité organizador de la acción de protesta “Por elecciones justas” va a celebrar un mitin en Moscú el próximo 24 de diciembre.

    El comité organizador de la acción de protesta “Por elecciones justas” va a celebrar un mitin en Moscú el próximo 24 de diciembre.

    Se ha vuelto a plantear la necesidad de convocar unas nuevas elecciones parlamentarias y evitar una politización anticipada del evento.

    Los expertos señalan que los manifestantes pertenecientes a la clase media constituyen un grupo bastante heterogéneo y en su mayoría carecen de preferencias políticas fijas.

    Sin embargo, la actual composición del comité organizador no refleja en absoluto las preferencias políticas de quienes se manifestaron recientemente en la céntrica plaza Bolotnaya en Moscú. Asimismo los politólogos aseguran que la clase media urbana discrepa en opiniones acerca de los proyectos políticos del ex ministro de Finanzas de Rusia, Alexei Kúdrin, y del magnate metalúrgico, Mijaíl Prójorov.

    No es tan fácil encontrar a un lider

    La portavoz del movimiento Solidarnost (Solidaridad), Olga Shórina, expresó a RIA Novosti que los organizadores del mitin tienen condiciones uniformes, sin que se distinga ninguno como líder. Mientras tanto, los expertos señalan que los reunidos distan de representar plenamente los credos políticos de quienes acudieron el pasado 10 de diciembre al centro de Moscú para el mitin.

    “Si nos fijamos bien, tan sólo un 10% de los manifestantes, que con toda probabilidad acudirán también al mitin el próximo 24 de diciembre, son activistas de organizaciones ultraliberales o ultra nacionalistas que suelen frecuentar este tipo de eventos. El resto llegó porque su corazón se lo pedía, porque sentía la necesidad de expresar su opinión”, opina el experto en política Valeri Jomiakov.

    Hay cierta confusión entre los organizadores que de momento no saben muy bien qué hacer con estos recursos humanos que tienen a su disposición. Seguramente, habría que esperar una intensificación de discrepancias y de ambiciones personales, incluso si no encuentran una fuerte oposición por parte de sus rivales políticos.

    Ya se dejan entrever ciertas divergencias en las posturas de los protagonistas del mitin del pasado 10 de diciembre. Así, el escritor, Boris Akunin, y el presentador Leonid Parfiónov se negaron a participar en la labor del comité organizador, motivando su decisión con la necesaria rotación de las personalidades públicas. Su postura ha sido sometida a severas críticas por parte del político opositor Boris Nemtsov.

    “Si hacemos memoria de los mítines celebrados en Moscú en los últimos 20 años, veremos que siempre ha habido discusiones por abrir el mitin, o por el turno de hablar, por estar en la tribuna, etc. No se trata de un conflicto a muerte, sólo son visiones diferentes del objetivo del mitin”, opina Valeri Jomiakov.

    El Presidente del Instituto de la estrategia nacional, Mijaíl Rémizov, ofrece una evaluación más severa de la hipotética medición de fuerzas entre los miembros de esta heterogénea coalición. “La principal limitación de una protesta social es la escasa capacidad de acción de los líderes opositores que surgen espontáneamente y las rencillas en las que se enzarzan. En su mayoría han perdido crédito y, en muchos casos, han dejado de motivar a la gente. La mayoría de los asistentes al mitin en la Plaza Bolótnaya sería incapaz de considerarlos como representantes de sus intereses”, señala el experto.

    La política a un lado

    Según la opinión de expertos, para evitar discordias se podría recurrir a unos representantes nominales, personas sin aspiraciones de liderazgo que gocen de autoridad entre las masas y que se encarguen de asuntos técnicos de las acciones de protesta.

    “El movimiento de protesta sólo podría consolidarse en torno a las organizaciones y líderes no políticos que no intenten aprovechar el proyecto en sus intereses”, explica Mijaíl Remizov.

    Valeri Jomiakov añadió al respecto que los líderes de los movimientos sociales no nacen sino que se hacen, surgiendo como resultado de las elecciones o acciones de protesta serias. “Si, por poner un ejemplo, al bloguero Alexei Navalni lo meten en prisión alguna vez más, podría acabar convertido en líder”, precisa.

    Los movimientos de protesta suelen tener cierta capacidad de autoorganización, sobre todo, si para ello se aplican las tecnologías modernas de comunicación. Al mismo tiempo, según expertos, de momento es algo prematuro esperar la promoción de figuras anteriormente desconocidas y carismáticas.

    “De ser así, la sociedad civil revelaría un mayor grado de madurez, pero el bebé acaba de nacer”, opina Mijaíl Rémizov, quien insiste en que sólo podrían llegar a ser líderes quienes no se dedican en estos momentos a la política.

    “Los políticos profesionales les harán competencia y lucharán para poder guiar las protestas hacia donde mejor les parezca. Como resultado, podría haber discrepancias de caracter organizativo, unos convocan una acción de protesta en un sitio y sus rivales, en otro. Sería el guión más probable, a juzgar por cómo se está desarrollando la situación”, concluyó el experto.

    ¿Habrá un giro hacia la derecha?

    El pasado lunes se supieron dos noticias importantes para la vida política de Rusia: el ex vice-primer ministro, Alexei Kudrin, en su entrevista al diario Vedomosti indicó que no descartaba su participación en un nuevo proyecto político. Y el magnate metalúrgico Mijaíl Prójorov que estuvo al frente del partido Causa Justa (le destituyeron por un escándalo en el seno del partido) manifestó estar dispuesto a postularse para las próximas elecciones presidenciales.

    Los expertos coinciden en que dichas declaraciones, indudablemente, van dirigidas a los participantes de las acciones de protesta. Sin embargo, de momento es complicado predecir su reacción.

    “Las fuerzas democráticas necesitan desesperadamente personalidades nuevas. Supongo que habrá un proyecto único, no creo que Kudrin y Prójorov funden un partido cada uno”, expuso Valeri Jomiakov.

    “La figura de Kudrin no cuadra con las expectativas de la clase media, porque si se lanza a la política abogando por la democratización, será un gesto paternalista. Como si el Zar mandara a un allegado para que nos conceda mayores libertades”, se muestra irónico Mijaíl Rémizov. “No obstante, algún segmento de los electores liberales podría ver en la figura de Kudrin a su líder”, concluye Rémizov.

    “Es importante no asustar a este 90% de los manifestantes. Si el nuevo partido no recluta a personajes odiosos, podría ganar partidarios entre esta gente”, opina Valeri Jomiakov.

    Según opinan expertos, Mijaíl Prójorov tiene más posibilidades de ganarse a la clase media que Alexei Kudrin cuyo nombre es inevitablemente asociado al poder actual. La posición del magnate metalúrgico se vio reforzada por el reciente escándalo con su obligada dimisión del puesto de líder del partido de derecha Causa Justa. Se forjó la imagen de una persona independiente y en oposición al poder.

    “En caso de celebrarse unas elecciones honestas, podría haber la segunda vuelta, y Prójorov podría participar como el tercer candidato. El tercer candidato suele ganar en esta situación, porque, sin llegar a ser presidente, recibe una inmejorable oportunidad para llegar a un acuerdo con el ganador”, opina Valeri Jomiakov.

    “Prójorov ha sido muy honesto, reconociendo no ser el representante de la clase media, pero está deseoso de defender sus intereses. Para ello tendrá que abstraerse de los intereses de la clase alta”, señala Mijaíl Rémizov.

    Según Rémizov, Prójorov deberá trabajar duro para atraer a su lado a la clase media y demostrar la disposición a renunciar a los intereses de la gente rica. “Sólo entonces podrá ganarse las simpatías de los electores”, asegura el experto.

    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE RIA NOVOSTI

    Tema:
    Protestas contra resultados de las elecciones parlamentarias en Rusia (78)
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik