09:14 GMT +314 Diciembre 2017
En directo
    Opinión & Análisis

    La CEI crea su zona de libre comercio

    Opinión & Análisis
    URL corto
    0 10

    El pasado miércoles, durante la sesión del consejo de los jefes de Gobierno de la CEI, los primeros ministros ultimaron la lista de los artículos que quedarán sujetos al pago de aranceles.

    El pasado miércoles, durante la sesión del consejo de los jefes de Gobierno de la CEI, los primeros ministros ultimaron la lista de los artículos que quedarán sujetos al pago de aranceles.

    El acuerdo sobre la zona de libre comercio (ZLC), firmado un día antes por ocho de los países de la CEI, pospone la solución definitiva de este asunto para más adelante. En cualquier caso, los analistas han valorado de manera positiva la creación de esta zona que repercutirá en un futuro descenso de los precios de bienes de consumo.

    Los ocho países de la CEI que rubricaron el 18 de octubre en San Petersburgo este acuerdo, de ahora en adelante efectuarán sus transacciones comerciales sin pagar ningún tipo de arancel. Además, hay tres naciones del espacio de la antigua Unión Soviética que están estudiando entrar en este acuerdo.

    Según la declaración del primer ministro de Rusia, Vladimir Putin, el acuerdo sobre la Zona de Libre Comercio de la CEI prevé anular las tarifas arancelarias de importación y exportación sobre una serie de artículos. “Hemos decidido eliminar los aranceles en algunos grupos de artículos. Seguirán existiendo algunos pagos que ha habido que mantener pero que, con el tiempo, desaparecerán”.

    Los parámetros de la nueva zona se han aproximado al máximo a las normas de la Organización Mundial de Comercio, en la que planea ingresar Rusia. Los países que componen este nuevo entorno, deberán eliminar no sólo los aranceles, sino también sus cuotas de importación y exportación.

    Este acuerdo entrará en vigor el 1 enero del 2012 y ha sido firmado por Armenia, Bielorrusia, Kazajstán, Kirguizistán, Moldavia, Rusia, Tayikistán y Ucrania. Azerbaiyán, Turkmenistán y Uzbekistán están estudiando el ingreso en el mismo hasta finales de año.

    Este documento conjunto sustituirá a una serie de acuerdos multilaterales y a un centenar de bilaterales que hoy reglamentan el comercio en el territorio de la CEI.

    “La creación de esta zona de libre comercio es algo tan relevante como la aparición de la Unión Aduanera” – afirmó a RIA Novosti  el profesor de la Facultad de Economía y Política Internacional de la Escuela Superior de Economía, Alexei Portanskiy, quien, además, asegura que “de entre todas las agrupaciones de integración que hay en el mundo son precisamente las zonas de libre comercio las más numerosas, son más de cien”.

    La integración es positiva para todo el mundo

    Según Portanskiy, la zona de libre comercio es positiva para todos los países miembros que no tardarán en notar sus ventajas a través de la reducción de los precios de bienes de consumo.

    “Esta zona simplifica el régimen de comercio. Al eliminarse los aranceles aduaneros, los productores acceden de modo directo a los mercados de los países partes del acuerdo, lo que estimula el crecimiento de la economía y el abaratamiento de los bienes de consumo”, sostiene la analista del Instituto de los Países de la CEI, Valentina Goidenko, al resumir las bondades del nuevo sistema.  

    Pero todavía queda una sensible lista de artículos que van a conservar sus aranceles y estarán sujetas a cuotas restrictivas dentro del marco de la ZLC. Concretamente, en Rusia estarán vigentes los aranceles de importación para el alcohol, el vodka y el azúcar. Esta situación ha de resolverse en el futuro. 

    “Estas excepciones previstas en el acuerdo son temporales y dentro de un tiempo serán eliminadas. Lo importante es que en todos los demás puntos el comercio va a fluir libremente y sin problemas dentro de la CEI”, expresó tras la firma del documento el primer ministro de Ucrania, Nikolai Azárov.   
    Prácticamente en todas las zonas de libre comercio del mundo hay un listado de artículos con aranceles. “De esta forma algunos países intentan defender eventualmente a sus productores nacionales o a sus sectores estratégicos”, puntualiza Valentina Goidenko.

    Se ha llegado a un acuerdo al segundo intento y después de 17 años

    Este acuerdo firmado en San Petersburgo ha venido preparándose a fuego lento durante casi 17 años, aunque no es el primer documento de tamañas características. Un primer acuerdo sobre una Zona de Libre Comercio ya se firmó en 1993.

    Muchos países rubricaron el acuerdo pero no lo ratificaron, entre ellos Rusia. “Cuando en 1993 firmamos el documento sobre ZLC, esperábamos una mayor colaboración entre todos los países, pero en el espacio postsoviético comenzaron las vacilaciones y el caos”, apunta Valentina Goidenko. Cada nación comenzó a actuar siguiendo sus propios intereses, con frecuencia en detrimento de los vecinos. Durante ese periodo la comunidad occidental intentaba crear un cordón sanitario que separara Europa y Rusia, un espacio neutral compuesto de las ex repúblicas soviéticas. Esto fue lo que impidió la integración de la CEI. Además, en 1993 el acuerdo contemplaba una amplia lista de excepciones arancelarias.

    El acuerdo necesitará de ampliaciones

    Además del acuerdo básico, hará falta firmar una serie de anexos relativos al comercio con terceros países.

    “Es inevitable que surja el tema de listas de excepciones arancelarias y relaciones especiales con los países de la CEI que ya son miembros de la OMC, como Ucrania y Kirguizistán, por ejemplo, - puntualiza Valentina Goidenko-. Además, en los anexos habrá que tener en cuenta las peculiaridades de los países que ya son miembros de otras zonas de libre comercio”.

    El primer ministro de Ucrania, Nikolai Azárov, ya ha anunciado que tiene la intención de firmar un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea en lo que resta de año. “Estamos negociando la creación de una zona de libre comercio no sólo con la UE, sino con varios países más. Queremos facilitar en lo posible el acceso de los productos de Ucrania a otros mercados”.

    Las aspiraciones ucranianas a unirse a la zona de libre comercio de la UE es la principal razón de su renuncia a formar parte de la Unión Aduanera de la CEI. Según el diputado a la Duma de Estado para asuntos de la CEI y relaciones ciudadanas, Konstantin Zatulin, “el ultimátum de la Unión Europea demuestra con evidencia que en Europa se continúan urdiendo planes en contra de la integración en el espacio postsoviético”.

    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE OBLIGATORIAMENTE CON LA DE RIA NOVOSTI

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik