17:51 GMT +317 Octubre 2018
En directo
    Opinión & Análisis

    Chávez negocia nuevo crédito para comprar armas a Rusia

    Opinión & Análisis
    URL corto
    0 0 0

    Las autoridades de Venezuela no quieren correr la misma suerte que tuvo el régimen de Muamar Gadafi, confesó el presidente de este país sudamericano, Hugo Chávez, en una entrevista reciente al periódico ruso Kommersant.

    Las autoridades de Venezuela no quieren correr la misma suerte que tuvo el régimen de Muamar Gadafi, confesó el presidente de este país sudamericano, Hugo Chávez, en una entrevista reciente al periódico ruso Kommersant.

    Si las cosas marchan como las piensa Chávez, pronto Venezuela podrá incorporar sistemas de misiles antiaéreos S-300 y otros armamentos modernos rusos, adquiridos a crédito.


    ¿Crédito viejo o crédito nuevo?

    Próximamente, las autoridades de Caracas planean solicitar al Kremlin un crédito para comprar armas rusas, así lo manifestó Chávez durante una intervención reciente en el palacio de Miraflores.

    Según el mandatario, el monto del crédito puede ascender a  4.000 millones de dólares. Pero el interrogante es: ¿de qué crédito se trata?

    Todavía en otoño de 2010 se anunció que para la compra del armamento ruso para Venezuela, Moscú abriría una línea de crédito por un importe exactamente de 4.000 millones de dólares. Ahora no está del todo claro si se trata de un nuevo empréstito o de una actualización del  préstamo anterior.

    En opinión de algunos expertos, el asunto es bastante delicado, ya que el primer crédito no se canalizó para cubrir necesidades militares. Según algunas fuentes, el crédito otorgado, fue utilizado con fines civiles, es decir, para garantizar  la ejecución de varios proyectos de inversión conjuntos con Rusia.

    Chávez ha pagado los suministros del armamento ruso con dinero contante y sonante. Pero Venezuela tiene serias intenciones de modernizar sus Fuerzas Armadas, por lo cual es muy probable que el tema del crédito guarde relación con la aspiración de Caracas a hacerse con los recursos financieros necesarios para pagar una creciente importación de armas.


    Armamento ruso en Venezuela

    Y el dinero realmente se necesita, porque los planes de Chávez realmente son ambiciosos y en parte ya los ha puesto en marcha.

    En 2008 Venezuela recibió 28 cazas rusos Su-30MK2. Según se afirma, estos aparatos fueron contratados después de que un par de tales cazas realizara un vuelo sin escala (con abastecimiento de combustible durante el vuelo) hasta Venezuela. La República Bolivariana compra también helicópteros rusos Mi-35 y Mi-17.

    Un importante lote de material bélico fue contratado para el Ejército de Tierra. Parte de este lote ya fue entregado a Venezuela. Se trata de 92 tanques Т-72М1М, unos 240 vehículos blindados, piezas de artillería, así como más de 100 mil armas de tiro, en primer término, fusiles de asalto АК-103 (Venezuela compró a Rusia la licencia para su producción).

    Cuando se plantea el tema de contratos de suministro de armamentos, con mayor frecuencia se mencionan los sistemas de defensa antiaérea. “Estamos dispuestos a comprar a nuestros amigos rusos componentes para crear el sistema de defensa antiaérea, de defensa de la tierra firme y del mar”, citó el periódico “Kommersant” al mandatario venezolano.

    Rusia ya suministró a Venezuela el sistema de defensa antiaérea de corto alcance Tor. Según algunos datos, las Fuerzas Armadas de Venezuela están dispuestas a modernizar en su totalidad la defensa antiaérea del país, incorporando todos los sistemas disponibles. Se ventila la posibilidad de suministro de sistemas de alcance medio Buk. Interés especial suscitan, por supuesto, los conocidos sistemas S-300.

    Según algunos indicios, Venezuela, a la par con Turquía, podría recibir el novísimo sistema ruso S-300VM “Antei-250” de alta resistencia a fuego enemigo intenso.

    Es lo que se necesita para repeler ataque aéreo masivo de un enemigo bien armado, del que a menudo advierte Chávez.

    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE RIA NOVOSTI

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik