01:37 GMT +317 Febrero 2019
En directo
    Opinión & Análisis

    El Consejo de Seguridad debe evitar resoluciones que agraven las guerras civiles

    Opinión & Análisis
    URL corto
    0 0 0

    El Consejo de Seguridad de la ONU, garante de la seguridad y estabilidad mundial debe evitar la aprobación de resoluciones que agraven las guerras civiles como ocurre actualmente en Libia.

    El Consejo de Seguridad de la ONU, garante de la seguridad y estabilidad mundial debe evitar la aprobación de resoluciones que agraven las guerras civiles como ocurre actualmente en Libia.

    Ante la candente situación que vive el mundo árabe, el riesgo de conflictos civiles en esa zona sigue muy alto, y el organismo máximo de Seguridad debe imponer mecanismos políticos para solucionar la crisis libia y otras no menos graves como las que evolucionan en Siria y Yemen.

    Esta fue la tesis que expuso recientemente el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, al comentar la situación que permitió a Francia suministrar armas a la oposición Libia, y justificar su acción argumentando que  actuó en concordancia con el mandato de la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Libia.

    “La resolución 1973 tienen el parágrafo 4 que permite a cualquiera hacer lo que quiera, en aras de los que sea. Precisamente por ese parágrafo ahora tenemos tantos problemas”, dijo Lavrov al terminar consultas con su colega de Francia, Alain Juppé en Moscú, el pasado 1 de julio.

    La semana pasada, el diario galo Le Figaro reveló que Francia suministró armas a las tribus bereberes que habitan las montañas de Nafusa, al sur de Trípoli.

    El portavoz del Estado Mayor francés, Thierry Burkhard, al confirmar esos suministros,  explicó que aviones militares franceses arrojaron en paracaídas varias toneladas de contenedores con lanzagranadas, misiles antitanque de guiado autónomo, ametralladoras, fusiles automáticos y municiones.

    La cancillería rusa denunció que esos suministros suponen una grave violación de la resolución 1970 del Consejo de Seguridad de la ONU, aprobada el 26 de febrero, que impuso un embargo total a los suministros de armas a Libia.

    Al explicar la postura de Francia, Juppé en Moscú se salió por la tangente y repitió  las declaraciones recientes del  embajador galo ente la ONU, Gerard Araud, quien señaló que el artículo 4 de la resolución 1.973 permite ignorar el embargo de armas previsto en el párrafo 9 de la resolución 1970.

    Según la lógica gala, de las dos resoluciones de la ONU aprobadas sobre Libia, hay una primera que prohíbe los suministros de armas, y una segunda, aprobada posteriormente que los autoriza porque esas armas no son para el líder libio Muamar Gadafi sino para la oposición.

    Al respecto, Lavrov explicó que los países promotores de la resolución 1973 (entre ellos Francia), bien de forma premeditada o sin intención, al redactar el texto de la resolución omitieron establecer  límites a las acciones militares en Libia y por esa razón, Rusia se abstuvo de participar en la votación para la aprobación de la resolución.

    “Como advertimos en ese entonces, ahora aparecen situaciones muy desagradables cuando los términos de la dicha resolución se pueden interpretar de forma diferente”, subrayó el diplomático ruso.

    En realidad, la situación es más que desagradable, pues en la práctica del derecho internacional quedó establecido un precedente según el cual,  todas las acciones que se ocurran a cualquier gobierno, y que conduzca a recrudecer la guerra fraticida entre los libios, es absolutamente impecable desde el punto de vista legal.

    Un panorama bastante oscuro para la seguridad mundial, si se tiene en cuenta la actual situación en Siria, Yemen y otros países árabes donde también se producen muchos muertos entre la población civil, lo que hace inminente la participación del consejo de Seguridad para buscar soluciones a todos esos conflictos.

    A juzgar por los sondeos de opinión y las publicaciones de expertos en la prensa, la mayoría de la población rusa reprueba la indecisión demostrada por el Kremlin al no vetar la resolución que autorizó la operación militar en Libia.

    La tesis que predomina es que Rusia, China y otros países miembros no permanentes del consejo de seguridad deben impedir de forma contundente todas las propuesta de arreglo militar a los conflictos que afectan el mundo.

    Y en su lugar se impongan los medios políticos, a pesar del poco entusiasmo que despierta esta opción entre las fuerzas opositoras libias, sirias y de otros países levantados contra sus gobernantes para exigir más democracia y libertad.

    Tras destacar la fuerza de las redes sociales en la evolución de las revoluciones árabes,  muchos blogueros e internautas rusos proponen organizar acciones en la red para promover el dialogo entre las partes enfrentadas en los países en crisis.

    Una verdadera prueba de fuego para comprobar si la red cibernética que virtualmente une a todo el mundo, también puede ayudar para restablecer la paz.

     

    Siria necesita una coalición que defienda su revolución, pero nadie mueve un dedo

    EEUU comienza negociaciones con su enemigo en Afganistán

    Las cumbres entre Rusia y la Unión Europea cada vez deciden menos

    Un triunfo de la revolución en Yemen puede traer sorpresas a Occidente

    China puede sacar provecho de un divorcio entre EEUU y Pakistán

    El terremoto de Japón anticipó señales que nadie puso atención

    La venganza de Al Qaeda por la muerte de Bin Laden puede ser muy sangrienta

    La muerte de Bin Laden únicamente levantó la popularidad del presidente Obama

    La OTAN comienza la cacería contra Gadafi para ganar su guerra en Libia

    Moscú lanza ofensiva para consolidar el mercado de helicópteros rusos en América Latina

    Rusia necesita una “revolución” para conservar el liderazgo en el mercado mundial de carros de combate

    Emisarios de África viajan a Trípoli y Bengasi para pactar un alto al fuego en Libia

    Todavía sobran provocadores que incitar la intolerancia entre cristianos y musulmanes

    Para sacar a Gadafi de Libia se necesita más que una zona de exclusión

    El triunfo militar en Libia será otro fiasco político de Occidente en el tercer mundo

    Los libios hacen la revolución, y otros se quedan con la plata

    Las tentaciones de Barack Obama para invadir a Libia

    Rusia pierde la guerra contra el juego de azar porque fiscales y policías protegen los casinos ilegales

    Estados Unidos promete millones de dólares para que ocurran más revoluciones en el mundo

    Los moscovitas quieren defenderse de los criminales pero la policía lo impide

    Rusia mira con recelo las revoluciones en el mundo árabe

    El atentado terrorista en Domodédovo destapa la vulnerabilidad de los aeropuertos de Rusia

    Rusia Unida busca dividendos a costa de la momia de Lenin

    Los rusos confían en que la reforma policial reforzará la seguridad pública

    En Rusia asombra la preocupación en Occidente por la mala suerte de Jodorkovski

    Rusia fue líder espacial en 2010, pero fracasó en su misión más importante

    Rusia está en guerra contra la corrupción, pero los resultados no se ven por ninguna parte

    En Rusia hay mucho nacionalismo, y nadie sabe por qué

    Declaraciones de paz y planes de guerra entre la OTAN y Rusia

    Mientras las partes oculten sus cartas, será imposible resolver el problema nuclear iraní

    Maniobras con portaaviones y otros ingredientes para una guerra en la Península de Corea

    Los secretos que puede revelar Víctor Bout a la justicia de EEUU

    La “guerra de divisas” ya no la para nadie

    La ley del vencedor y las pretensiones de Japón por las islas Kuriles

    Rusia estará presente en Lisboa para aclarar las cosas con la OTAN

    La gira de Chávez por Rusia, Ucrania y Bielorrusia y las elecciones en Venezuela en 2012

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik