01:42 GMT +317 Febrero 2019
En directo
    Opinión & Análisis

    Siria necesita una coalición que defienda su revolución, pero nadie mueve un dedo

    Opinión & Análisis
    URL corto
    0 0 0

    La revolución en Siria agravada por la continua muerte de civiles y el éxodo de refugiados, a diferencia de la revolución en Libia no tiene una coalición internacional que la defienda.

    La revolución en Siria agravada por la continua muerte de civiles y el éxodo de refugiados, a diferencia de la revolución en Libia no tiene una coalición internacional que la defienda.

    A excepción de amenazas verbales hechas por Francia y Gran Bretaña, nadie se atreve a mover un dedo por que una intervención militar en el territorio sirio puede desatar una guerra con consecuencias imposibles de imaginar.

    Las manifestaciones antigubernamentales tras las plegarias del pasado viernes concluyeron con al menos veinte muertos en Damasco, y las ciudades de Homs, Al Quasya y Hama, según denunciaron organizaciones de derechos humanos en Siria.

    Según esas fuentes, desde que comenzaron los disturbios contra el presidente Bashar Al Assad, el pasado mes de marzo, el total de civiles muertos en Siria asciende a 1.332 civiles y 341 los muertos entre policías y militares.

    Entre otras cosas, esta información refleja con cierta exactitud la gravedad de la situación en Siria, y contrasta con la postura de la prensa internacional que continúa denunciando sin presentar muchas pruebas, el “genocidio”  del coronel Maumar Gadafi contra el pueblo libio.

    A juzgar por la prensa, la oposición en Siria es más que una muchedumbre disgustada que enarbola pancartas, porque entre los manifestantes hay agrupaciones armadas que combaten contra las autoridades y causan bajas entre la policía, ejército y servicio de seguridad.

    La seguridad pública en Siria pende de un hilo, y según testigos por las carreteras circulan caravanas de camiones cargados de armamento, incluso misiles custodiados por hombres que no pertenecen al ejército regular.

    Fuentes de servicios secretos de ciertos países sugirieron que ese armamento pertenece a la organización extremista Hezbolá,  que decidió  trasladar a Líbano el arsenal que tiene escondido en Siria.

    Es decir, el territorio sirio ya no es un bastión suficientemente fiable incluso para Hezbolá,  porque las posibilidades de enfrentamientos entre agrupaciones armadas de diverso tipo es muy alto y hay que buscar variantes.

    En declaraciones recientes a la prensa, el portavoz del ejército sirio, general Riad Haddad, dijo que al menos 1.300 miembros de las fuerzas de seguridad, agentes de policía y militares han muerto a manos de "bandas armadas" en Siria desde el inicio de los desórdenes.

    Añadió que el menos 700 activistas de esas agrupaciones armadas huyeron a Turquía y se esconden entre la población que utilizan como escudo humano.

    En estas circunstancias, la revolución se ha convirtió en un infierno para al menos 12.000 refugiados aglutinados en cinco campamentos en Turquía, virtualmente en medio de tropas del ejército turco y sirio.

    Turquía desplegó soldados en la fronteriza provincia de Hatay porque teme una invasión de las tropas sirias en su territorio.

    Con el apoyo de tanques y blindados para el transporte de tropas,  el ejército sirio ocupó el pasado sábado la localidad de al-Najia, fronteriza con Turquía y cerca de la ciudad de Jisr al-Choughour (noreste) donde hizo registros, allanamientos, incursiones militares a casi 500 metros de la línea de la frontera turca.

    Fuentes libanesas anónimas citadas por agencias de noticias en Qatar informaron de que el menos mil civiles sirios entraron al territorio de Líbano por el paso de al Qusair, cerca de la localidad de Wadi Khaled.

    Según expertos rusos, la presencia de refugiados encerrados por tropas turcas y sirias supone un grave riesgo porque en cualquier momento, el más mínimo incidente puede ocasionar víctimas humanas y un enfrentamiento entre los ejércitos de ambos países.

    Este tipo de situaciones es un medio propicio para provocadores de cualquiera de los bandos interesados en un desenlace violento de los acontecimientos.

    Al respecto, la prensa israelí citando fuentes del servicio secreto reveló que por razones de seguridad nacional el ejército turco creará una zona de separación entre la frontera y los refugiados sirios ante una posible ofensiva de las tropas sirias en su territorio.

    Tras descartar de momento, la creación de una coalición internacional como la formada para intervenir en Libia, en caso de que estalle un conflicto armado en la frontera turco-siria, Occidente ayudará en todo lo posible a Turquía, que es un país miembro de la OTAN.

    Expertos militares rusos pronostican que una guerra entre Turquía y Siria puede ser el conflicto armado más grave que puede ocurrir en el mundo porque puede desatar un conflicto mayor en que podría implicar a potencias como Israel e Irán.

    Una guerra turco-siria supone un duelo entre poderosos ya que ambos países cuentan con un ejército de tierra numeroso.

    Turquía con 400.000 hombres (4 ejércitos, 10 cuerpos, 2 divisiones, 51 brigadas, y Siria  con 220.000 soldados (3 cuerpos, 12 divisiones y 12 brigadas.

    Turquía con 4.500 tanques y 3.600 carros de combate y Siria con 5.000 tanques y 2.500 blindados pueden protagonizar una gran batalla de armamento y hombres.

    En esa guerra, el dominio del aire también es incierto porque aunque Turquía cuenta con 400 aviones de combate y Siria 500 cazas, la mayoría de fabricación soviética de varios modelos, el sistema de defensa antiaéreo turco con equipos de la OTAN, puede causar muchas pérdidas en la aviación siria.

    Esta posibilidad de una guerra de desgaste posiblemente explique la actitud de Occidente en relación a la revolución Siria y su indecisión de emprender medidas de ingerencia bélica como las emprendidas en Libia.

    Más que todo porque comprenden que el resultado puede ser peor que el de una confrontación directa entre Damasco y Estambul, que de por sí desestabilizará profundamente la zona.

    Las relaciones de Siria con países influyentes como Irán y los movimientos islamistas Hamas y Hezbolá en Palestina y Líbano, pueden desestabilizar la situación en otras regiones de Oriente Medio, lo que obligaría a Israel e Irán a tomar cartas en el asunto.

    Las variantes menos graves apuntan al apoyo de estos países a las partes enfrentadas, mientras que el escenario más peligroso implica la participación de las tropas israelíes e iraníes incluso en el territorio de otros países como la granja de Gaza, Cisjordania y Líbano.

    Según expertos rusos, la única solución posible para evitar la guerra es emprender negociaciones entre el gobierno y la oposición en Siria.
    Pero la oposición siria y muchos países como EEUU y la mayoría de Europa rechazan esa variante y no mueven un dedo para evitar que la situación conduzca finalmente a la guerra que para todos será lo mismo de espantosa.

    EEUU comienza negociaciones con su enemigo en Afganistán

    Las cumbres entre Rusia y la Unión Europea cada vez deciden menos

    Un triunfo de la revolución en Yemen puede traer sorpresas a Occidente

    China puede sacar provecho de un divorcio entre EEUU y Pakistán

    El terremoto de Japón anticipó señales que nadie puso atención

    La venganza de Al Qaeda por la muerte de Bin Laden puede ser muy sangrienta

    La muerte de Bin Laden únicamente levantó la popularidad del presidente Obama

    La OTAN comienza la cacería contra Gadafi para ganar su guerra en Libia

    Moscú lanza ofensiva para consolidar el mercado de helicópteros rusos en América Latina

    Rusia necesita una “revolución” para conservar el liderazgo en el mercado mundial de carros de combate

    Emisarios de África viajan a Trípoli y Bengasi para pactar un alto al fuego en Libia

    Todavía sobran provocadores que incitar la intolerancia entre cristianos y musulmanes

    Para sacar a Gadafi de Libia se necesita más que una zona de exclusión

    El triunfo militar en Libia será otro fiasco político de Occidente en el tercer mundo

    Los libios hacen la revolución, y otros se quedan con la plata

    Las tentaciones de Barack Obama para invadir a Libia

    Rusia pierde la guerra contra el juego de azar porque fiscales y policías protegen los casinos ilegales

    Estados Unidos promete millones de dólares para que ocurran más revoluciones en el mundo

    Los moscovitas quieren defenderse de los criminales pero la policía lo impide

    Rusia mira con recelo las revoluciones en el mundo árabe

    El atentado terrorista en Domodédovo destapa la vulnerabilidad de los aeropuertos de Rusia

    Rusia Unida busca dividendos a costa de la momia de Lenin

    Los rusos confían en que la reforma policial reforzará la seguridad pública

    En Rusia asombra la preocupación en Occidente por la mala suerte de Jodorkovski

    Rusia fue líder espacial en 2010, pero fracasó en su misión más importante

    Rusia está en guerra contra la corrupción, pero los resultados no se ven por ninguna parte

    En Rusia hay mucho nacionalismo, y nadie sabe por qué

    Declaraciones de paz y planes de guerra entre la OTAN y Rusia

    Mientras las partes oculten sus cartas, será imposible resolver el problema nuclear iraní

    Maniobras con portaaviones y otros ingredientes para una guerra en la Península de Corea

    Los secretos que puede revelar Víctor Bout a la justicia de EEUU

    La “guerra de divisas” ya no la para nadie

    La ley del vencedor y las pretensiones de Japón por las islas Kuriles

    Rusia estará presente en Lisboa para aclarar las cosas con la OTAN

    La gira de Chávez por Rusia, Ucrania y Bielorrusia y las elecciones en Venezuela en 2012

     

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik