En directo
    Opinión & Análisis

    Occidente puede cambiar de marioneta en Georgia

    Opinión & Análisis
    URL corto
    Manifestaciones de la oposición en Georgia (22)
    0 20

    Los gobiernos occidentales pueden retirar su apoyo incondicional al actual presidente de Georgia, Mijaíl Saakashvili, a favor de líderes emergentes en la oposición para calmar el descontento popular que se siente en el país caucásico y redimir los reclamos de la comunidad internacional por los métodos totalitarios del mandatario georgiano.

    Los gobiernos occidentales pueden retirar su apoyo incondicional al actual presidente de Georgia, Mijaíl Saakashvili, a favor de líderes emergentes en la oposición para calmar el descontento popular que se siente en el país caucásico y redimir los reclamos de la comunidad internacional por los métodos totalitarios del mandatario georgiano. A continuación les ofrecemos una entrevista concedida a Mijaíl Yousef de RIA Novosti por Alexei Vlásov, redactor jefe de la revista “Boletín del Cáucaso”.

    - Buenos días, Alexei. ¿Qué opina de los acontecimientos que tuvieron lugar recientemente en Georgia, en particular, en la capital del país Tbilisi y en la ciudad de Batumi? ¿Marcan el inicio de una nueva revolución en Georgia o sólo se trata de la lucha por el poder?

    Lo que pasa actualmente en Georgia es una de las manifestaciones del conflicto entre las élites del país, lo que no podría calificarse como revolución, porque una revolución suele tener causas más profundas que una simple tensión en el seno del las fuerzas políticas georgianas. Georgia no está preparada todavía para una revolución. Pero los antiguos partidarios de Saakashvili desean que éste deje el poder y quieren demostrar a los países occidentales, EEUU y la UE, que financian el régimen en Georgia, que son socios más eficaces en el ámbito de la política interna de Georgia y de cara a las realidades geopolíticas del Cáucaso Sur.

    - ¿Y qué tienen que ver EEUU y la UE con la situación actual en Georgia?

    En la antesala de las manifestaciones de protesta convocadas por la oposición georgiana, cambió la tonalidad de los comentarios sobre Saakasvili publicados en varios importantes medios noticiosos del Occidente. El presidente georgiano fue calificado como un líder que no respeta las normas democráticas ni los derechos humanos, que reprime la libertad de prensa, etc. Fueron denunciados casos de detenciones ilegales, casos de torturas entre otros. Esto se parece poco a la imagen de Georgia como un país democrático creada por los mismos medios noticiosos estadounidenses tras los acontecimientos de agosto de 2008. Ahora se informa que la situación ha cambiado y que Washington tiene intenciones de diversificar riesgos. Es posible que el Occidente apueste por Ninó Burjanadze o elija a otro candidato a la presidencia.

    - Pero ¿por qué el Occidente ha adoptado esta posición? ¿Por qué Saakashvili no les conviene más?

    Es un hombre demasiado impulsivo e impredecible, que además, no se muestra muy leal a los asesores del Occidente.  Burjanadze es más respetable, capaz de encontrar fórmulas de compromiso y parece que es también más controlable. Creo que el régimen en Georgia no cambiará ahora sino dentro de un período. Y es posible que este cambio sea realizado conforme a la Constitución.

    - ¿Quiere decir que el régimen cambiará?

    Es posible que sólo cambie el líder del régimen y a juzgar por todo, la retórica sea menos rígida. Las relaciones ruso-georgianas probablemente empezarán a normalizarse. Pero, en general, en este país caucásico se mantendrá el régimen prooccidental ya que tanto la oposición como el poder están orientados al Occidente.

    Como se sabe, el nivel de aceptación de Saakashvili en Georgia es demasiado alto y no se puede negar que se ha hecho mucho en el país durante su presidencia.

    En los países de la Comunidad de Estados Independientes (CEI) unas diez mil personas son suficientes para llevar a cabo una revolución con éxito. Esto ya ocurrió en dos ocasiones: en Kirguizistán y en Georgia. Pero ¿qué impide volver a impulsar la así llamada "revolución de rosas" en Georgia que en realidad no es la revolución como tal sino un golpe de Estado. En Georgia hay gente que están descontentos con el proceso de la modernización impuesta por Saakashvili a la sociedad georgiana. Los ricos se han enriquecido más pero los pobres también se han empobrecido más, sobre todo, el sector agrario que la UE no necesita. Muchos, incluida la juventud, entienden que la política aplicada por Saakashvili es muy contradictoria, creen que el modelo del futuro Estado que está construyendo no tiene perspectivas y salen a protestar junto con la oposición que incluye a muchas personas que fueron anteriormente leales a Saakashvili, pero ahora tienen su propia visión del futuro de Georgia distinta de la del actual presidente georgiano.

    - ¿Cree que la influencia de la oposición es tan grande que puede conllevar a determinadas consecuencias?

    La oposición es muy prudente y evita mencionar fechas concretas en sus declaraciones. Por lo visto actuará de una forma inesperada tanto para el gobierno como para ellos mismos. En caso de que ocurran actos de violencia, la situación puede cambiar drásticamente. Esperemos que el pueblo georgiano logre evitar derramamientos de sangre y obtenga el poder que merece.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Tema:
    Manifestaciones de la oposición en Georgia (22)