01:44 GMT +317 Febrero 2019
En directo
    Opinión & Análisis

    Un triunfo de la revolución en Yemen puede traer sorpresas a Occidente

    Opinión & Análisis
    URL corto
    0 0 0

    Un triunfo de la revolución en Yemen como ocurrió en Túnez y Egipto puede traer sorpresas a Occidente y posibles dolores de cabeza para Estados Unidos y Arabia Saudita en su esfuerzo para mantener el control de la Península Arábiga, la principal zona exportadora de crudo del planeta.

    Un triunfo de la revolución en Yemen como ocurrió en Túnez y Egipto puede traer sorpresas a Occidente y posibles dolores de cabeza para Estados Unidos y Arabia Saudita en su esfuerzo para mantener el control de la Península Arábiga, la principal zona exportadora de crudo del planeta.

    La revolución en Yemen puede triunfar porque a juzgar por los últimos acontecimientos, el presidente Alí Abdalá Saleh como primer mandatario del país árabe tiene los días contados.

    Tras sobrevivir la semana pasada un atentado en su palacio, y viajar con urgencia a Arabia Saudí para recibir atención médica, Saleh, tendrá que superar muchos obstáculos para regresar a su patria y continuar gobernando, opinan expertos rusos en la prensa moscovita.

    En Riad, el pasado domingo, Saleh fue sometido a una operación para la extracción de esquirlas incrustadas en el cuello, y según el portavoz del partido oficialista yemení, Tariq al Shami, el presidente de Yemen regresará a Saná, la capital, en los próximos días.

    Sin embargo, observadores rusos consideran que el regreso de Saleh a Yemen es poco probable porque su servicio de guardaespaldas comprende que en las actuales circunstancias, la seguridad del presidente en territorio yemenita no se puede garantizar al 100 por ciento.

    Fuentes cercanas a los servicios secretos rusos citados por la prensa, destacaron que el ataque perpetrado el pasado viernes contra la mezquita del palacio presidencial en Saná, evidencia que los enemigos de Saleh tiene agentes y espías que pueden llegar muy cerca al presidente y las posibilidades de otros atentados son muy altas.

    Además, Saleh ya no puede contar con el apoyo total de sus principales protectores porque el gobierno de EEUU y Arabia Saudita consideran que Saleh, tras 33 años en el poder, se ha convertido en un problema al perder el apoyo de prácticamente todas la élite política y tribal del país.

    Tras más de tres meses de protestas antigubernamentales, Saleh no ha vacilado en emplear la fuerza para aplastar violentamente el descontento popular con el ejército y la guardia nacional bajo el mando de uno de sus hijos.

    Y aunque se ha evitado resaltar la magnitud de la represión en Yemen, en estos momentos, Saleh es responsable de la muerte de tantos o más civiles que las atribuidas por la prensa mundial al líder Libio Muamar Gadafi, catalogado por algunos gobiernos de occidente como un tirano sanguinario.

    Actualmente, Saleh sólo cuenta con el apoyo de las bayonetas en manos de la guardia nacional, algunos generales del ejército y la Fuerza Aérea, y algunos cuantos jefes de tribus en el norte del país.

    En su obstinación por mantener las riendas del poder, Saleh intentó socavar la unidad de su propia tribu, una de las más influyentes de Yemen, y ahora los jefes tribales aglutinados en federación tribal Hashid, que son la mayoría, declararon a Saleh la guerra a muerte.

    La semana pasada, el líder de la federación Sadeq Al-Ahmar acusó al presidente de organizar un complot para detener , encarcelar y asesinar a los principales líderes tribales.

    La confrontación se agudizó después de que agrupaciones armadas leales a la confederación ocuparon la sede de varios ministerios y en respuesta, Saleh ordenó al ejército ocupar un canal de televisión propiedad de la tribu Hashid en combates en los que murieron al menos 127 personas de ambos bandos.

    Entonces, la oportuna mediación de EEUU y Arabia Saudí permitió la firma de un alto al fuego el pasado 29 de mayo, evitando la guerra civil,  pero el armisticio es muy difícil de respetar porque casi a diario, tanto en Saná como en Taíz, la segunda ciudad más importante del país, ocurren provocaciones y enfrentamientos entre las partes enfrentadas que se acusan mutuamente de violar el alto al fuego.

    En Moscú, observadores militares opinan que la pugna entre la oposición y Saleh podría evolucionar más o menos de la misma forma que ocurrió en Egipto, pero indican que las organizaciones extremitas islámicas pueden ocasionar sorpresas de consecuencias impredecibles para Yemen e incluso otros países de la zona.

    Mientras en Saná y Taíz la oposición y las tropas leales a Saleh, ocupaban ministerios y cadenas de televisión, varios centenares de guerrilleros islamistas tomaron el control de Zinyibar, la tercera ciudad más importante de Yemen, en el sur del país.

    En combates a las afueras de Zinyibar el pasado domingo, la guerrilla estimada en 300 efectivos desbarató la resistencia del ejército yemení que abandonó la ciudad con 19.000 habitantes.

    Al comentar el triunfo de los islamistas, la oposición yemení denunció que Saleh ordenó al ejército entregar Zinyibar para demostrar a la comunidad internacional los que puede ocurrir en Yemen si los gobiernos occidentales retiran el apoyo a su régimen, que hasta ahora ha mantenido bajo control la amenaza terrorista.

    Independientemente a los métodos de Saleh para convencer a occidente, la caída de Zinyibar supone una seria señal sobre las posibilidades de las agrupaciones extremistas vinculadas con la red internacional Al Qaeda en el territorio de Yemen.

    Según expertos occidentales, los guerrilleros que ahora controlan Zinyibar pertenecen a la Organización Al Qaeda de la Península Arábiga (AQAP) una de las ramificaciones más influyentes de Al Qaeda en el mundo, después de Afganistán y Pakistán.

    Otra fuentes desmienten el protagonismo de AQAP y aseguran que Zinyibar está en poder de guerrilleros del Ejército de Adén, organización subversiva creada 1980, que combatió contra el ejército de la Unión Soviética en Afganistán, y que en 1994 se aliaron con Saleh para aplastar violentamente los levantamientos separatistas promovidos por tribus en el sur de Yemen.

    Pero tanto la AQAP como el Ejército de Adén tienen muchas bandas guerrilleras en el sur de Yemen y posiblemente representantes de ambas agrupaciones controlan Zinyibar y se preparan para defender ese bastión a cualquier precio.

    Para la guerrilla islámica, Zinyibar es clave para controlar el sur de Yemen especialmente su frontera marítima vecina con Somali, controlada a su vez por piratas, guerrilla, clanes y hasta bandas de delincuentes comunes.

    Según expertos rusos, al compartir intereses comunes es más que probable una alianza entre las agrupaciones guerrilleras asentadas en el sur de Yemen con la organización islamista somalí Al-Shabbab reforzando la influencia de Al Qaeda en el golfo de Adén, zona estratégica para EEUU y Arabia Saudita, el mayor exportador de crudo por esa ruta.

    China puede sacar provecho de un divorcio entre EEUU y Pakistán

    El terremoto de Japón anticipó señales que nadie puso atención

    La venganza de Al Qaeda por la muerte de Bin Laden puede ser muy sangrienta

    La muerte de Bin Laden únicamente levantó la popularidad del presidente Obama

    La OTAN comienza la cacería contra Gadafi para ganar su guerra en Libia

    Moscú lanza ofensiva para consolidar el mercado de helicópteros rusos en América Latina

    Rusia necesita una “revolución” para conservar el liderazgo en el mercado mundial de carros de combate

    Emisarios de África viajan a Trípoli y Bengasi para pactar un alto al fuego en Libia

    Todavía sobran provocadores que incitar la intolerancia entre cristianos y musulmanes

    Para sacar a Gadafi de Libia se necesita más que una zona de exclusión

    El triunfo militar en Libia será otro fiasco político de Occidente en el tercer mundo

    Los libios hacen la revolución, y otros se quedan con la plata

    Las tentaciones de Barack Obama para invadir a Libia

    Rusia pierde la guerra contra el juego de azar porque fiscales y policías protegen los casinos ilegales

    Estados Unidos promete millones de dólares para que ocurran más revoluciones en el mundo

    Los moscovitas quieren defenderse de los criminales pero la policía lo impide

    Rusia mira con recelo las revoluciones en el mundo árabe

    El atentado terrorista en Domodédovo destapa la vulnerabilidad de los aeropuertos de Rusia

    Rusia Unida busca dividendos a costa de la momia de Lenin

    Los rusos confían en que la reforma policial reforzará la seguridad pública

    En Rusia asombra la preocupación en Occidente por la mala suerte de Jodorkovski

    Rusia fue líder espacial en 2010, pero fracasó en su misión más importante

    Rusia está en guerra contra la corrupción, pero los resultados no se ven por ninguna parte

    En Rusia hay mucho nacionalismo, y nadie sabe por qué

    Declaraciones de paz y planes de guerra entre la OTAN y Rusia

    Mientras las partes oculten sus cartas, será imposible resolver el problema nuclear iraní

    Maniobras con portaaviones y otros ingredientes para una guerra en la Península de Corea

    Los secretos que puede revelar Víctor Bout a la justicia de EEUU

    La “guerra de divisas” ya no la para nadie

    La ley del vencedor y las pretensiones de Japón por las islas Kuriles

    Rusia estará presente en Lisboa para aclarar las cosas con la OTAN

    La gira de Chávez por Rusia, Ucrania y Bielorrusia y las elecciones en Venezuela en 2012

     

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik