15:52 GMT +313 Diciembre 2017
En directo
    Opinión & Análisis

    Las mujeres toman la palabra: Mujeres y política, mezcla muy moderna

    Opinión & Análisis
    URL corto
    0 0 0

    “Si no hablas de las cosas con las que estás disconforme y piensas que es imposible cambiar nada en Rusia, nada cambiará”, exclamó una conocida mía durante nuestra conversación telefónica la semana pasada.

    Vuelve la moda de ser políticamente activa.

    “Si no hablas de las cosas con las que estás disconforme y piensas que es imposible cambiar nada en Rusia, nada cambiará”, exclamó una conocida mía, Svetlana Dolya, durante nuestra conversación telefónica la semana pasada.

    Hasta el último momento, al igual que a muchas compañeras suyas, a esta experta en relaciones públicas, de 29 años, le importaba un comino (según se expresó) lo que pasaba en su país. Dedicaba demasiado tiempo a su vida personal y carrera. Pero después de que hace un año Svetlana asumiera el cargo de directora de mercadotecnia y relaciones públicas en la emergente cadena de televisión Dozhd (TVRain), todo cambió.

    Por primera vez en muchos años Svetlana se puso a mirar los noticieros de las cadenas estatales. Y quedó pasmada con lo que vio.

    “Quedé boquiabierta y aterrorizada de la manera a la que hacían la cobertura, sin manifestar lo que realmente pasaba en el país”, dijo Dolya.

    Además de publicar comentarios políticamente matizados en su página de Facebook, Svetlana participó en una protesta por primera vez en su vida. Fue una manifestación antifascista que tuvo lugar el pasado diciembre tras disturbios de nacionalistas.

    “No dudé ni un minuto si iba a participar o no, sabía que tenía que estar allí”, dijo. “Pero nunca me imaginaba que iba a ser algo similar”.

    Tampoco me lo imaginaba yo. Pero resulta que mi amiga es la única persona joven y moderna de Rusia que habla de la necesidad de ser más socialmente y/o políticamente activa. Y no sólo habla. Parece que una posición activa ante problemas sociales ya no se limita a los comentarios en Facebook y blogs.

    En un artículo publicado en la revista rusa Harper´s Bazaar, edición de febrero 2011, el entonces reportero de la cadena NTV y ahora reconocido periodista opositor Andrey Loshak, escribió de la nueva moda entre los rusos de manifestar su postura ante problemas sociales.

    “Hoy en día Rusia está dividida en dos bandos: los que están pasivamente descontentos con lo que pasa y los que aspiran a levantarse y hacer algo. La última variante está muy de moda”, dijo Ilya Zhegulyov, reportero de la edición rusa de Forbes.

    Me parece que hoy en día las mujeres están a la vanguardia de la nueva tendencia de activismo social.

    Acuérdense de Evguenia Tchirikova que encabeza el movimiento contra la construcción de la carretera a través del bosque de Jimki. Madre de dos hijos, bautizada por la prensa como “estrella de la política callejera” logró agitar la opinión pública hasta que el presidente suspendió la construcción.

    Y Natalia Sindeeva, fundadora y directora del mencionado canal TVRain, nueva especie de televisión para telespectadores con posición civil que pretende entretener y al mismo tiempo aumentar la conciencia pública.

    Y Tatiana Baskakova, crítica de arte que organizó la mayor campaña voluntaria de emergencia durante los devastadores incendios forestales en verano de 2010. En su blog de Livejournal dedicó un mensaje al ministro ruso de Situaciones de Emergencia, Serguei Shoigú, con críticas punzantes de la insuficiente responsabilidad del gobierno ante el desastre.

    “En Rusia es imposible mantenerse aparte incluso si tratas de estar fuera de la política, la política te consigue al fin y al cabo”, dijo Ekaterina Ignatova, de 36 años, mi ex jefa en la revista Marie Claire, quien abandonó su trabajo hace cinco años para pasar más tiempo con sus hijos y obtener segundo título académico.

    Ignatova vive cerca de la avenida Kutuzovski, la mayor vía entre el centro de Moscú y las fastuosas comunidades de oligarcas en las afueras capitalinas. Se queja constantemente de las interrupciones de transporte provocadas por los coches VIP. Y un día cuando los chóferes descontentos se pusieron a pitar en señal de protesta, Ignatova se unió a éstos con entusiasmo.

    “La próxima vez participaré en una manifestación”, dijo, “Creo que ahora estoy lista para esto”.

    Pero, ¿de verás el creciente número de los jóvenes socialmente y políticamente activos es señal de que por fin avanzamos hacia una sociedad civil?

    “Parece que hasta ahora han sido mayormente blogueros y periodistas que se meten a expresar su posición civil, por escrito o en protestas civiles”, dijo Svetlana Dolya de TVRain. “Parece que todavía no es del calibre que debe alcanzar en la sociedad civil. Pero tenemos que comenzar por algún lado, a que no?”

    Las mujeres toman la palabra: Krasnaya Poliana, ¿Será un Nuevo Sueño Ruso?

    Las mujeres toman la palabra: acoso sexual o búsqueda de atención

    Las mujeres toman la palabra: Chicas materiales o por qué vamos de compras

    Las mujeres toman la palabra: Feminismo, ¿será una palabrota en Rusia?

    Las mujeres toman la palabra: La Era de la Distracción

    Las mujeres toman la palabra: La sangre vende mejor que el sexo

    Las mujeres toman la palabra: Misantropía como deporte nacional

    Las mujeres toman la palabra: Los hombres solteros, preparados y dispuestos

    Las mujeres toman la palabra: ¿Por qué no me llama?

    Las mujeres toman la palabra: Demasiado Año Nuevo

    Las mujeres toman la palabra: ¿Por qué las mujeres rusas nos vestimos para impresionar?

    Las mujeres toman la palabra: ¿Me quedo o me voy?

    Las mujeres toman la palabra: La era de los solteros y sus altibajos

    Las mujeres toman la palabra: Por qué los hombres rusos son socialmente tan pasivos

    Las mujeres toman la palabra: Sexo, Manual para el Usuario

    Las mujeres toman la palabra: El dilema del periodismo escapista

    Las mujeres toman la palabra: En busca del marido ideal

    *Svetlana Kolchik es directora adjunta de la edición rusa de la revista Marie Claire. Se graduó de la Universidad Estatal de Moscú, facultad de Periodismo, y la Universidad de Columbia, Escuela de Estudios Avanzados de Periodismo, colaboró para el diario Argumenti I Fakti en Moscú y el USA Today en Washington, con RussiaProfile.org, ediciones rusas de Vogue, Forbes y otras.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik