01:36 GMT +317 Febrero 2019
En directo
    Opinión & Análisis

    Los moscovitas quieren defenderse de los criminales pero la policía lo impide

    Opinión & Análisis
    URL corto
    0 01

    En el curso de las últimas semanas, la prensa y la opinión pública moscovita sigue con atención el pulso entre la policía capitalina y voluntarios residentes del barrio Yaroslavskoye, en el noreste de Moscú, empeñados en capturar un peligroso delincuente que tiene aterrorizada la población.

    En el curso de las últimas semanas, la prensa y la opinión pública moscovita sigue con atención el pulso entre la policía capitalina y voluntarios residentes del barrio Yaroslavskoye, en el noreste de Moscú, empeñados en capturar un peligroso delincuente que tiene aterrorizada la población.

    Según testigos, se trata de un maníaco que ataca mujeres por la espalda con un martillo, cuando las víctimas caminan solas por la calle en horas de la noche.
     El delincuente ya atacó en cinco ocasiones, en diferentes calles del barrio en un radio inferior a un kilómetro, a partir de una de las paradas de buses más concurrida de la zona.

    Una de las víctimas,  una mujer médico de 37 años, fue agredida a pocos metros del hospital donde trabajaba y murió horas después a consecuencia de las heridas recibidas.

    El brutal asesinato y los ataques denunciados por otras victimas en el curso de unos cuantos días sembró el pánico entre los residentes del barrio, también perplejos por la pasividad demostrada por la policía.

    Muy pronto, hojas volantes aparecieron pegadas en los almacenes, paradas de autobús y hasta en los postes de luz,  con advertencias sobre el peligro del maniático, y recomendaciones para las mujeres si por alguna circunstancia, resultan solas en medio de la calle ante un desconocido.

    Para la elaboración de los avisos se aprovecho la información del delincuente obtenida tras la grabación de uno de esos sangrientos episodios, con ayuda de una cámara de vigilancia en la entrada de uno de los edificios de vivienda.

    Pero los avisos destinados a alertar a las desprevenidas causaron gran malestar en la policía, que tras exitosas pesquisas, descubrieron a sus autores que fueron conducidos a la comisaría bajo cargos de gamberrismo.

    Las autoras de los avisos eran universitarias que consideraron su deber advertir del peligro a los habitantes del barrio, pero la policía interpretó la preocupación cívica de las estudiantes como una acción “irresponsable y peligrosa”, al difundir “noticias tendenciosas, destinadas a perturbar la paz”.

    Las chicas recibieron una severa amonestación y cuando advirtieron a la policía que continuarán  su campaña de alerta, estalló el conflicto entre las chicas y las autoridades.

    Del lado de la policía se alineó el ayuntamiento que hasta propuso a la fiscalía investigar si la obstinación de las chicas se puede interpretar como una infracción prevista en el código civil, o a lo mejor, un delito tipificado en el código penal.

    Pero las amenazas no surtieron efecto, ya que en defensa de las chicas se manifestaron varios centenares de personas, cuyo número cada día aumenta en progresión geométrica.

    Porque el tema del maníaco del barrio Yaroslavkoye es el tema central en la mayor parte de las redes sociales, blogs y foros de Internet en Moscú y muchas ciudades de Rusia.

    El anuncio de la policía moscovita por la radio televisión y prensa oficial desmintiendo de forma rotunda la “existencia de un maníaco”, pero reconociendo la posible existencia de un “atracador en serie”, echó más leña al fuego a la disputa.

    Hasta la prensa oficial criticó la policía moscovita por utilizar “recursos baratos de retórica”  al momento de discutir  asuntos tan sensibles como la seguridad ciudadana, un asunto que evidentemente está fuera del control de las autoridades.

    En consecuencia, cada día citados por Internet, decenas de voluntarios del barrio en grupos de cuatro y cinco personas patrullan las calles en turnos que comienzan a la hora punta cuando termina la jornada laboral y se prolonga hasta la madrugada.

    En la red moscovita crecen como setas clubes de voluntarios que apoyan la iniciativa de los vecinos de Yaroslavskoye y anuncian actividades similares en otros barrios moscovitas y en lugares de gran afluencia de público.

    La iniciativa de los vecinos del barrio moscovita está apreciendo en otras ciudades de Rusia con los mismos problemas de seguridad e incluso más graves como se desprende tras consultar la red.

     El patrullaje de las calles, en Yaroslavskoye fastidió más a la policía que ahora se queja de que no dan a basto porque ahora tienen que vigilar a los voluntarios que patrullan por las calles desiertas del barrio durante toda la noche.

    Pero por lo visto, esta campaña de imagen la perdió la policía, después de que una personalidad del mundo de la cultura contará a la televisión la experiencia que tuvo con la policía que se negó investigar sobre ruidos extraños en la vivienda vecina.

    -“Pueden estar matando a alguien”, dijo

    -¿Usted ve que están matando al alguien?, le preguntó la operadora.

    -No, por eso llamo para que vengan e investiguen, replicó.

    -No atendemos ese tipo de llamadas, si usted informa que matan o mataron a alguien,  entonces llegamos, respondió la policía.

     

    Rusia mira con recelo las revoluciones en el mundo árabe

    El atentado terrorista en Domodédovo destapa la vulnerabilidad de los aeropuertos de Rusia

    Rusia Unida busca dividendos a costa de la momia de Lenin

    Los rusos confían en que la reforma policial reforzará la seguridad pública

    En Rusia asombra la preocupación en Occidente por la mala suerte de Jodorkovski

    Rusia fue líder espacial en 2010, pero fracasó en su misión más importante

    Rusia está en guerra contra la corrupción, pero los resultados no se ven por ninguna parte

    En Rusia hay mucho nacionalismo, y nadie sabe por qué

    Declaraciones de paz y planes de guerra entre la OTAN y Rusia

    Mientras las partes oculten sus cartas, será imposible resolver el problema nuclear iraní

    Maniobras con portaaviones y otros ingredientes para una guerra en la Península de Corea

    Los secretos que puede revelar Víctor Bout a la justicia de EEUU

    La “guerra de divisas” ya no la para nadie

    La ley del vencedor y las pretensiones de Japón por las islas Kuriles

    Rusia estará presente en Lisboa para aclarar las cosas con la OTAN

    La gira de Chávez por Rusia, Ucrania y Bielorrusia y las elecciones en Venezuela en 2012


    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik