01:38 GMT +317 Febrero 2019
En directo
    Opinión & Análisis

    Rusia Unida busca dividendos a costa de la momia de Lenin

    Opinión & Análisis
    URL corto
    La polémica sobre la momia de Lenin (10)
    0 01

    Hace apenas dos días, el partido oficialista Rusia Unida propuso opinar por Internet si llegó la hora de sepultar la momia del líder bolchevique, Vladimir Ilich Lenin, que desde hace décadas reposa en su Mausoleo, en el centro de la Plaza Roja, a un lado de las murallas del Kremlin.

    Hace apenas dos días, el partido oficialista Rusia Unida propuso opinar por Internet si llegó la hora de sepultar la momia del líder bolchevique, Vladimir Ilich Lenin, que desde hace décadas reposa en su Mausoleo, en el centro de la Plaza Roja, a un lado de las murallas del Kremlin.

    Después una introducción al lado del logotipo de Rusia Unida (un oso bajo la bandera rusa), el sitio web goodbyelenin.ru plantea sin rodeos la pregunta: ¿Apoya la idea de sepultar el cuerpo de V.L.Lenin? Да (Si); Нет (No).
     
    A juzgar por los primeros resultados, la idea de Rusia Unida es acertada, pues superadas las 230.000 visitas,  69,59 % de los participantes ha respondido afirmativamente, mientras que un 31,41 % rechaza la propuesta.

    Pero, militantes del partido comunista ruso (RKP) también por Internet  ya acusan a los “rusia-unidistas” de tramposos, por convocar un plebiscito cibernético en los que sus partidarios tienen ventaja.
     
    Y a lo mejor los comunistas tienen razón, el electorado comunista, cuya mayoría considera casi un sacrilegio tocar la momia de Lenin, no pueden votar por la red, porque la mayoría son jubilados, y habitantes de las urbes pequeñas y deprimidas de la Rusia olvidada y profunda, donde falta trabajo, desarrolló y lógicamente no hay mucho Internet.

    En respuesta, los comunistas proponen dirimir la discusión  en las urnas, porque confían que si se convoca un referendo, la balanza de opinión a favor de los funerales no será tan apabullante como resulta hasta ahora.

    Y en esto, los comunistas también corren un riesgo, porque la generación de rusos que se educó y creció inmersa en los patrones soviéticos ya ronda los 40 años, y sus hijos, que ahora se aproximan a los veinte años, ya les cuesta decir quién fue Lenin y porqué méritos reposa en un lugar privilegiado en la capital rusa.

    Desde que se planteó la propuesta hace dos décadas, la esencia de la disputa no ha cambiado absolutamente en nada.

    Los que están a favor de sepultar la momia consideran que, después de la caída del régimen comunista y el desmoronamiento de la Unión Soviética, el Mausoleo de Lenin como monumento no tiene ningún sentido, y en consecuencia, la momia debe ser retirada de ese recinto y sepultarse en un cementerio.

    Desde que Rusia comenzó su vida como estado independiente por la senda democrática, los promotores de la idea han sido los partidos oficialistas como Rusia Democrática que aupó en el poder al presidente  Borís Yeltsin, Nuestra Casa Rusa, entre el último mandato de Yeltsin y la primera presidencia  de Vladimir Putin, y ahora Rusia Unida, el brazo político del actual inquilino del Kremlin, Dmitri Medvédev.

    Por definición, entre los aliados a esta propuesta, figuran los partidos liberales y hasta nacionalistas, que en tiempos de Yeltsin eran bastante influyentes, pero ahora son marginales entre el electorado ruso.

    Otro aliado importante en la cruzada para abolir ese reducto simbólico comunista es la Iglesia Ortodoxa Rusa que se manifiesta a favor de la sepultura de la momia por razones puramente cristianas.

    Entre los argumentos se subrayá la costumbre ancestral de dar sepultura a los muertos y también la voluntad de su esposa Nadiezhda Krúpskaya y los parientes de Lenin que reclaman que sus restos descansen en el cementerio Volkóvskoye en San Petersburgo.

    Pero los comunistas están dispuestos de luchar hasta el final, porque antes que todo, consideran que el Mausoleo de Lenin, la época soviética y el régimen comunista  es parte inalienable de la historia rusa, y también porque no descartan que puedan gestar otra revancha de la izquierda en Rusia.

    La polémica se perfila como una batalla de símbolos de grandes proporciones  porque además del monumento funerario a Lenin, en juego está el destino del Panteón, detrás del Mausoleo en donde yacen los restos de al menos doscientas personalidades notables de la era soviética.

    En ese Panteón se encuentra la tumba del primer cosmonauta de la historia Yuri Gagarin, del padre de la cosmonáutica soviética Serguei Koroliov  y el periodista estadounidense John Reed autor de los Diez días que estremecieron al mundo, el relato de primera mano sobre la revolución bolchevique.

    Según expertos, la encuesta propuesta por Rusia Unida se enmarca entre las actividades políticas en ocasión del vigésimo aniversario de la desaparición de la URSS que precisamente se cumple en 2011.
    Y también como una iniciativa de cara a los comicios legislativos para reforzar el prestigio del partido del gobierno y el presidente, en la puerta misma de los comicios presidenciales que deben celebrarse en Rusia en 2012.

    Al comentar las posibilidades de la encuesta, la prensa liberal pronostica que la propuesta está ganada porque los comunistas cada vez son minoría y el Mausoleo ya no es más que una atracción para los turistas que visitan la Plaza Roja.

    Y no obstante, otros expertos más cautelosos destacan  que aunque para la mayoría de la población fue relativamente fácil repudiar el comunismo hace 20 años, su simbología sigue teniendo una atracción casi mágica estimulada por el conservadurismo innato que reposa en la mayoría de los rusos.

    La bandera roja con la hoz y el martillo sigue siendo el estandarte del ejército soviético que venció las tropas alemanas en la II Guerra Mundial, la gesta más trascendental ocurrida en la época contemporánea.

    Con otra letra, el actual himno de Rusia conservó escrupulosamente idéntica la música del himno de la extinta URSS, y  en las torres del Kremlin continúan brillando las estrellas de cinco puntas soviéticas, sin que sean reemplazadas por las águilas bicéfalas del actual escudo ruso.

    Es decir, queda la posibilidad de que el Mausoleo con la momia adentro siga en su sitio otros cuantos años hasta  que los nietos de los diputados de Rusia Unida y los nietos de los comunistas de hoy, decidan qué hacer con la momia y el Mausoleo.

    Porque en medio de todos los problemas que afronta la población rusa, el gobierno, en estos momentos, el asunto de la momia es una discusión estéril con muy escaso rendimiento práctico.

    Para todos es un hecho que transcurridas dos décadas, la polémica por la momia de Lenin en ningún caso
    desatará ningúna revolución o disturbios como los que recientemente armaron los hinchas de fútbol y los nacionalistas en el centro de Moscú.

    Tampoco decidirá el triunfo o la derrota de Rusia Unida en los comicios legislativos.

    Y no obstante, puede empantanar un poco las cosas, si aprovechando la absoluta democracia que impera en Internet, en la encuesta se animan a votar los comunistas de las otras repúblicas del espacio postsoviético o los simpatizantes de Lenin en los cinco continentes.

    Molestar el avispero de la momia tampoco es cómodo para el actual presidente Medvédev y su primer ministro Putin, que de paso integran la cúpula dirigente de Rusia Unida.

    Porque el año entrante, los rusos tendrán  elecciones presidenciales, y bien sea Medvédev o Putin será el  candidato de Rusia Unida, y en asuntos de presidenciales,  todos los votos, incluso el voto comunista es importante.

    Los rusos confían en que la reforma policial reforzará la seguridad pública

    En Rusia asombra la preocupación en Occidente por la mala suerte de Jodorkovski

    Rusia fue líder espacial en 2010, pero fracasó en su misión más importante

    Rusia está en guerra contra la corrupción, pero los resultados no se ven por ninguna parte

    En Rusia hay mucho nacionalismo, y nadie sabe por qué

    Declaraciones de paz y planes de guerra entre la OTAN y Rusia

    Mientras las partes oculten sus cartas, será imposible resolver el problema nuclear iraní

    Maniobras con portaaviones y otros ingredientes para una guerra en la Península de Corea

    Los secretos que puede revelar Víctor Bout a la justicia de EEUU

    La “guerra de divisas” ya no la para nadie

    La ley del vencedor y las pretensiones de Japón por las islas Kuriles

    Rusia estará presente en Lisboa para aclarar las cosas con la OTAN

    La gira de Chávez por Rusia, Ucrania y Bielorrusia y las elecciones en Venezuela en 2012

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Tema:
    La polémica sobre la momia de Lenin (10)