18:07 GMT +326 Septiembre 2018
En directo
    Opinión & Análisis

    Daniel del Solar

    Opinión & Análisis
    URL corto
    0 0 0

    Cuando los tres inviernos recién pasados de Moscú, eran 30 grados Celsius más calientes que antaño, producía espanto imaginar qué pasaría si los veranos fuesen 30 grados más calientes, que lo normal. Estudiando el fenómeno del calentamiento global, me inclino a pensar que el origen de esa modificación de la temperatura ambiente, se debe a que el agujero de la capa de ozono, escudo protector de la tierra contra los rayos solares, ha adquirido una geometría que está afectando directamente a la zona centroeuropea de Rusia. Y esta por verse si en los próximos años, esa conformación cambie, de modo que afecte a Europa Occidental o Estados Unidos. Si así fuera, los rusos llevarían la ventaja de saber cómo responder de mejor manera al desafío. Por lo pronto, imagino que se le tendrá que pedir ayuda a los rusos y lagunas, que los edificios y ciudades en general, tendrán que contar con refugios y sombras artificiales, y quién sabe si Moscú tenga que ser capital part time, durante tres estaciones, menos el verano, compartiendo ese rango con San Petersburgo,durante la época de calor. ¿Qué pasaría si se inventaran megacalentadores de agua de mar, para producir meganubes, que sean un megaescudo contra los dañinos rayos solares?  Si se inventan primero en Rusia, propongo que se bauticen con el nombre de Megasamovar.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik