18:04 GMT +323 Noviembre 2017
En directo
    Opinión & Análisis

    Victoria

    Opinión & Análisis
    URL corto
    0 0 0 0

    Ya hace dos semanas que Moscú se ha convertido en una ciudad-fantasma, perdida bajo varias capas de gases tóxicos, con la gente con pupilas dilatadas navegando torpemente en la densa neblina del humo. Hoy en día el resumen del humor callejero es que ya es la hora de arrepentirse y que pronto vendrían los jinetes del Apocalipsis a por nosotros.Quién nos va a salvar a nosotros, los stalkers metropolitanos, a lo mejor nos prestará ayuda humanitaria la ONU, o sea las autoridades municipales se nos distribuyen leche condensada en latas o sea el gobierno montará algún megaproyecto high-tech de ensamblar un gigantesco nanoextinctor de fuego. Yo estoy trabajando para una agencia que facilita la tramitación de visados a España y cada día escucho los clientes hablar de que cueste lo que cueste hay que conseguir visados, comprar vivienda y trasladarse a España. Ya nos acordamos de las declaraciones chistosas del gobierno municipal desde hace un mes, las que sugerían de que no hacía falta instalar sistemas de aire acondicionado en el transporte público dado que el abrir ventanillas de furgoneta o autobús ya proporcionase lo suficiente de aire fresco y encima a tenor de las normas sanitarias. Pues, ya lo vemos, los ataudes tampoco están equipados con el control de clima...

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik