23:36 GMT +313 Diciembre 2019
En directo
    Vladímir Putin durante una competición paralímpica de esquí alpino

    Garante de la paz olímpica: Corea del Sur quiere ver a Putin en Pyeongchang

    © Sputnik / Aleksey Nikolskyi
    Noticias
    URL corto
    Prohíben a Rusia participar en los JJOO de invierno de Pyeongchang 2018 (78)
    9313
    Síguenos en

    Si no hay atletas rusos, no habrá Putin y eso es malo. Con estas palabras se podrían resumir los artículos con los que varios medios surcoreanos analizan las consecuencias de la decisión del COI de prohibir al equipo olímpico ruso competir en Pyeongchang.

    Que los líderes de los países vecinos se impliquen en los Juegos Olímpicos de Invierno de Seúl 2018 es visto desde la capital surcoreana como una forma de contener a Corea del Norte de llevar a cabo alguna provocación y, en el mejor de los casos, de crear buenas condiciones para entablar un diálogo con el país juche. Pero con la decisión del Comité Olímpico Internacional de prohibir a Rusia participar en ellos, Corea del Sur deberá hacer un gran esfuerzo para evitar que la edición de 2018 pase de ser un símbolo de paz a la manzana de la discordia.

    Por eso las noticias que llegaron a Pyeongchang desde el COI levantaron el temor sobre el destino de los primeros Juegos Olímpicos de invierno en el país coreano que a duras penas se ha intentado disimular. Prueba de ello fue que los medios del país se apresuraron de inmediato a calcular los posibles daños que la decisión del COI podría causar y llegaron a la conclusión de que, sin Rusia, los Juegos Olímpicos de Invierno no estarían completos.

    Más importante todavía es la idea de que si Rusia no compite se pueden alterar los planes del Gobierno surcoreano de establecer un diálogo con Corea del Norte. Y es que de Moscú y del propio presidente ruso, Vladímir Putin, mucho depende que ese diálogo llegue a buen puerto.

    Lea más: Comité Olímpico de EEUU: fallo de COI sobre Rusia es de principios aunque no perfecto

    No en Pyongyang, sino en Pyeongchang

    Fue durante el Foro Económico Mundial de septiembre cuando el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, invitó al líder ruso a asistir a la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos. Según el mismo Moon, Putin "casi la aceptó".

    Más tarde los líderes acordaron mantener el contacto y precisamente Moon esperaba que la próxima reunión entre ellos dos tuviese lugar en Pyeongchang. Así que la noticia de que Rusia no prohibirá a sus atletas participar en los Juegos Olímpicos de Invierno bajo bandera neutral —es decir, bajo la bandera olímpica y no bajo la rusa— ha dado esperanzas a Seúl de que el líder ruso haga acto de presencia.

    Lea más: Corea del Sur insta al COI a ser objetivo para que Rusia participe en los JJOO

    Según palabras de un funcionario de la oficina del presidente surcoreano, que Rusia esté ausente durante el evento deportivo puede meter a los organizadores de la competición en aprietos. Sobre todo si Rusia se niega a emitir el evento por televisión.

    Desde la oficina presidencial se ha repetido en varias ocasiones que les gustaría ver a los atletas de Corea del Norte en Pyeongchang. "Una oportunidad para alcanzar la paz en la península coreana, en el noreste de Asia y en el mundo", opinan. Por tanto no es de extrañar que el apoyo de Rusia —que mantiene canales de comunicación con Pyongyang— sea extremadamente importante. De no haber atletas rusos en los Juegos Olímpicos de invierno, las ganas del Kremlin de animar a Corea del Norte a ir a Pyeongchang serán más bien pocas.

    Por eso no es de extrañar que otro funcionario surcoreano haya declarado que su Gobierno tiene la intención de hacer ver al COI que los Juegos Olímpicos de Pyeongchang son algo más que una competición deportiva y esperan que su decisión para con Rusia cambie.

    Lea más: Rusia reconoce abiertamente que ha tenido problemas de dopaje en el deporte

    Por lo que respecta a Estados Unidos, el país todavía no ha "decidido definitivamente" si enviar o no a sus atletas a la capital surcoreana. Si Pyeongchang todavía cree que si aplaza los ejercicios militares conjuntos con EEUU —que en parte coinciden con la etapa final de los Juegos de invierno— ayudará a evitar que Corea del Norte reaccione de forma brusca, Washington puede acabar pensando que durante la competición los norcoreanos pueden hacer acto de presencia cargados con armas nucleares.

    La última oportunidad

    El 13 de diciembre Moon visitará durante cuatro días China, donde espera asegurarse el apoyo del presidente de la República Popular.

    El gigante asiático continúa manteniendo contactos con Corea del Norte y la decisión del presidente chino, Xi Jinping, de asistir a los Juegos Olímpicos de Invierno puede ser un estímulo para el país juche. Al fin y al cabo, entre Xi Jinping y el líder juche, Kim Jong-un, hay buenas relaciones, si bien el norcoreano últimamente no escucha demasiado los consejos de su vecino.

    En lo que respecta a Rusia, incluso si sus atletas van a Pyeongchang blandiendo la bandera olímpica las posibilidades de que su líder visite la capital surcoreana son, desde luego, pequeñas. Pero a si los rusos, como se ha dicho, se les permite que ondeen su bandera nacional durante la clausura de la competición, todavía hay esperanza de que Putin se pase por Pyeongchang.

    Lea más: Seúl espera que Rusia participe en las olimpiadas del 2018 y logre éxitos

    Tema:
    Prohíben a Rusia participar en los JJOO de invierno de Pyeongchang 2018 (78)

    Además:

    Exclusión de Rusia de Juegos de Invierno 2018: geopolítica pura y dura
    Los deportistas rusos no podrán participar en los JJOO de invierno de 2018 bajo bandera rusa
    Potencia rusa sobre nieve y hielo: empiezan las maniobras militares de invierno (vídeo)
    Etiquetas:
    JJOO de Pyeongchang 2018, COI, Vladímir Putin, Corea del Norte, Corea del Sur, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik