Widgets Magazine
En directo
    Extracción de petróleo (archivo)

    ¿Fragua EEUU una 'guerra relámpago' petrolera?

    © REUTERS / Essam Al-Sudani
    Noticias
    URL corto
    Nezavisimaya Gazeta
    0 91

    El objetivo propuesto en diciembre de 2016 entre los miembros y no miembros de la OPEP (OPEP+) de reducir la producción de petróleo para aumentar su precio no se ha cumplido, e intentan acercar posturas con los productores de crudo estadounidenses.

    Ante la falta de resultados positivos de los compromisos alcanzados en diciembre en el marco del acuerdo OPEP+ de reducir la producción petrolera, los principales países productores de crudo anunciaron que intentan acercar posturas con Estados Unidos, cuya política energética ha llevado a esta situación.

    Lee más: Rusia, decepcionada con los resultados del acuerdo de la OPEP

    "La OPEP por primera vez en su historia ha conseguido acercar posturas con los productores de petróleo estadounidenses con el objetivo de que entiendan mejor cómo funcionamos, nuestro modelo de negocio y nuestros planes de producción para poder iniciar un diálogo energético parecido al que hemos conseguido con Rusia", reveló el secretario general de la organización, Mohamed Barkindo.

    Los productores de crudo estadounidenses están aumentando la extracción de petróleo de esquisto, por lo que la demanda crece. Pero la estrategia estadounidense de dejar al margen a la OPEP en el mercado petrolero no está funcionando.

    Y es que el brusco crecimiento que ha experimentado la producción de petróleo de esquisto en Estados Unidos es una de las principales causas que llevó a la caída en los precios del crudo en 2014, indica Nezavisimaya Gazeta.

    Según las previsiones de la consultora estadounidense PIRA Energy Group, el aumento de la producción de petróleo de esquisto acabará convirtiendo a Estados Unidos en uno de los exportadores de crudo más grandes del mundo.

    Lee más: "La intención de Trump de aumentar la producción petrolera amenaza el precio del crudo"

    La consultora añade que las exportaciones estadounidenses llegarán hasta los 2,25 millones de barriles al día para el año 2020; cuatro veces más que en 2016.

    "Los norteamericanos tienen sus propios intereses en que el precio por barril aumente: solo cuando este llega a los 50 dólares, extraer petróleo les sale rentable. Incluso si el precio es de 45 o 48 dólares la cantidad de proyectos petroleros en EEUU se reduce", indica Nezavisimaya Gazeta.

    Rustam Tankaev, experto de la Unión rusa de Gas y Petróleo, afirmó a Nezavisimaya Gazeta que "EEUU no tiene tantas reservas de petróleo como para responder a la demanda de su propia economía", por lo que "decir que el país se convertirá en uno de los principales exportadores o incluso simplemente en uno relevante no tiene ningún sentido".

    Arabia Saudí, a la desesperada

    Arabia Saudí, uno de los principales interesados en reducir la producción de petróleo para que aumente el precio por barril, anunció durante la reunión que desea que como muy tarde a finales de 2018 su precio alcance los 60 dólares.

    Los saudíes necesitan tanto que el precio del petróleo suba que están dispuestos a recortar unilateralmente no solo su producción, sino también su exportación.

    El ministro saudí del Petróleo, Kalid Falí, animó en San Petersburgo a los demás países a hacer lo propio y alertó de que el nivel de producción de algunos firmantes del acuerdo OPEP+ se mantiene todavía elevado.

    Además:

    Rusia cumple con sus compromisos del pacto de la OPEP
    Ecuador incrementa producción de petróleo pese a acuerdo con la OPEP
    La OPEP presenta los pronósticos de producción de petróleo en Rusia para 2017
    La OPEP aumenta la producción de petróleo hasta 32,61 millones de barriles
    Etiquetas:
    reservas de petróleo, petróleo de esquisto, extracción de petróleo, petróleo, precio del petróleo, OPEP, Arabia Saudí, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik