En directo
    Noticias
    URL corto
    0 13
    Síguenos en

    Científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) han creado un acero de alta resistencia. Al experimento han contribuido también el instituto alemán Max Planck y la Universidad de Kyushu (Japón), entre otros centros.

    La materia prima principal del acero toma como base el sistema óseo humano que, sin lugar a dudas, es una de las estructuras más resistentes creadas por la naturaleza. La dureza, resiliencia y ligereza del hueso otorga una estructura jerárquica, señaló un artículo de MIT News. 

    Si nos fijamos en el hueso dentro de una nanoescala, es evidente que las fibras que atraviesan los hilos de colágeno se centran en diferentes partes. El nivel que se puede ver por encima de la estructura porosa es ligero y, al mismo tiempo, rígido. Cubre su densa capa de tejido conectivo. Esta estructura proporciona a los huesos una resistencia a la formación de grietas, y lo hace altamente inmune a todo tipo de esfuerzos. Al nuevo material se le dio la misma función, la de prevenir grietas, indica el estudio del MIT.

    Los investigadores, después de estudiar la estructura ósea, siguieron el ejemplo de la naturaleza y crearon un metal con una nanoestructura similar. No incrementaron la viscosidad del material, como es usual, para hacerlo más duradero, sino que, en su lugar, mezclaron dos tipos de acero que difieren en su composición y fuerza. Así es como desarrollaron una estructura que imita la del hueso.

    En ese sentido, la formación de grietas en este material es difícil, dado que combina flexibilidad y dureza, explica uno de los científicos, Motomichi Koyama.

    Hasta ahora, el manejo de este nuevo material se ha realizado solo en laboratorios, pero ya ha demostrado resultados alentadores.

    Los ingenieros trabajaron el acero en ciclos de carga y descarga, y lo encontraron mucho más resistente en comparación con las muestras de otros fabricantes.

    De todas formas, de acuerdo con los autores, si existieran microfisuras en el diseño, la probabilidad de proliferación es escasa.

    Además, existe una diferencia en las clases de densidad del acero, que hace que las áreas separadas sean más flexibles y, por lo tanto, algunas microgrietas puedan eventualmente cerrarse.

    Ahora los científicos tienen que desarrollar tecnología que permita la producción industrial del nuevo material, así como mejorarlo. También se espera reducir la formación de microgrietas a un mínimo.

    En el futuro, esto servirá para crear cualquier tipo de estructuras, desde puentes hasta aparatos cósmicos, los cuales serán menos propensos al desgaste y proporcionaran más seguridad.

    Además:

    Academia de Ciencias de Rusia y Laboratorio Ibérico de Nanotecnología acuerdan cooperación
    Cómo la película 'Interestelar' ayudó al avance de la ciencia
    Científicos rusos desmontan el mito del 'bólido de Tunguska'
    Etiquetas:
    superacero, huesos humanos, ciencia, superacero, MIT
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook