En directo
    Noticias
    URL corto
    0 21
    Síguenos en

    La instructora de yoga, Lindsay Istace, oriunda de Calgary, Canadá, creó una nueva técnica de yoga, en la cual los practicantes escuchan heavy metal, gritan groserías y hacen gestos profanos. Las clases de “yoga de la Rabia” se llevan a cabo en un sótano poco iluminado, en un pub en el centro de la ciudad.

    Durante sus clases, Instace combina las posiciones tradicionales de yoga con gritos, gestos ofensivos y cerveza para ayudar a los participantes a dejar de lado su rabia. La pacífica música de las convencionales clases de yoga son reemplazadas por metal a alto volumen.

    Yoga cervecera
    © YouTube / alysemv
    ​Istace afirma que a pesar de lo poco convencional de su técnica, es muy terapéutica. A la instructora, que también es contorsionista y devoradora de fuego, se le ocurrió la idea tras una dolorosa ruptura amorosa. Al practicar yoga en su casa, ella comenzó a gritar groserías y se dio cuenta de que eso la ayudó a superar sus problemas de adicción y de ira.

    "Cuando se crea un espacio para estar enojado y gritar groserías, de repente, se hace difícil tomarse las cosas tan en serio", afirmó Istace.

    Según la canadiense, a muchos instructores no les gusta su manera de practicar yoga, ya que la consideran "ilegitima". Istace concuerda que su técnica no sirve para todos. "Todo el mundo tiene derecho a su propia opinión. Diferentes cosas funcionan para diferentes personas y no todos tienen que estar de acuerdo", declaró.

    Además:

    Primer ministro indio da clase de yoga para 35.000 personas en Nueva Delhi
    El Ejército indio enseñará yoga a todo el mundo
    India patenta 1.300 posturas de Yoga
    Etiquetas:
    grosería, rabia, yoga, Lindsay Istace, Calgary
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook