03:57 GMT +315 Diciembre 2018
En directo
    Noticias

    Nacionalistas ucranianos acusan al cónsul ruso de apoyar el separatismo ruteno

    Noticias
    URL corto
    0 10

    El partido nacionalista ucraniano Svoboda exigió declarar persona no grata al cónsul general de Rusia en la ciudad de Lvov, Evgueni Guzéyev, a quien acusa de apoyar el movimiento separatista en el oeste de Ucrania, informó hoy Nezavisimaya Gazeta (NG).

    Moscú, 30 de septiembre, RIA Novosti. El partido nacionalista ucraniano Svoboda  exigió declarar persona no grata al cónsul general de Rusia en la ciudad de Lvov, Evgueni Guzéyev, a quien acusa de apoyar el movimiento separatista en el oeste de Ucrania, informó hoy Nezavisimaya Gazeta (NG).

    Expertos consultados por este diario afirman que al diplomático ruso no le amenaza nada pero admiten que la creciente tensión en las regiones occidentales de Ucrania deviene un problema para el Gobierno central de Kiev.

    El escándalo estalló después de que el cónsul sugirió a Moscú prestar ayuda financiera a los rutenos (también llamados ‘rusinos' o ‘carpato-rusos'), un grupo étnico de eslavos orientales al que algunos países europeos reconocen como minoría étnica

    Los rutenos se identifican como pueblo autónomo y, numéricamente, componen la cuarta comunidad de eslavos orientales después de los rusos, los ucranianos y los bielorrusos. Los rutenos de Ucrania reivindican desde 1991 el derecho a la autodeterminación y en octubre de 2008 proclamaron "el restablecimiento del Estado ruteno en forma de República de Rutenia (Rus) Subcarpática".

    Dentro del movimiento secesionista ruteno hay varias corrientes siendo la más radical la llamada Asamblea de Rutenos Subcarpáticos (ARS), que se considera Parlamento de la república autoproclamada. Representantes del partido Svoboda afirman que el dirigente de ARS, el sacerdote ortodoxo Dmitri Sidor, mantiene vínculos amistosos con el Consulado de Rusia en Lvov y que su Asamblea fue financiada a través de la fundación Russki Mir (Mundo Ruso), creada por el Gobierno de Rusia en 2007.

    Tanto Sidor como Guzéyev rechazan estas insinuaciones. "No hay ninguna financiación de   organizaciones rutenas aunque Rusia, a mi modo de ver, debería apoyar a los rutenos, una etnia reconocida por Europa", declaró el diplomático ruso.

    El cónsul valoró positivamente la gestión de Sidor al compararlo con Moisés que conduce a su pueblo hacia un futuro mejor. También expresó su asombro ante el hecho de que el nuevo Gobierno de Ucrania sigue sin archivar el expediente penal abierto contra Sidor durante la presidencia de Víctor Yúschenko, por presunta amenaza a la integridad territorial del país. "No me inmiscuyo en los asuntos internos de Ucrania pero me pregunto por qué el hombre debe pasar por semejantes pruebas. No tiene nada de separatista", dijo.

    El partido Svoboda sostiene que "las declaraciones y las actividades de Guzéyev  no tienen nada que ver con la labor diplomática pero sí presentan indicios de trabajo subversivo contra Ucrania, a saber, la inspiración, la financiación y el apoyo informativo a las manifestaciones separatistas".

    El Consejo de seguridad nacional de Ucrania y la cancillería de este país rehúsan por ahora comentar esas acusaciones.

    Un experto ucraniano entrevistado por NG vinculó la escalada de tensión a la proximidad de las elecciones locales. El politólogo Vladimir Pavliv estima que 1.500 militantes activos de organizaciones rutenas "son la punta del iceberg" y que "la Ucrania Occidental se siente cada vez menos parecida a la Oriental" tras el cambio del poder en Kiev. La mayoría de la población en esta parte de Ucrania se orienta a la integración en Europa, agregó.

    Una encuesta realizada recientemente en la ciudad de Uzhgorod demostró que el 40,3% respaldaría la incorporación de la Región de Transcarpatia a Hungría o Eslovaquia; el 27,1% prefiere mantener su actual rango dentro de Ucrania; el 21% aboga por la independencia; y el 8,7% reclama la autonomía en el seno del Estado ucraniano.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik