18:03 GMT +323 Noviembre 2017
En directo
    Noticias

    Ex primer ministro de Bulgaria critica renuncia a proyecto de oleoducto con Grecia y Rusia

    Noticias
    URL corto
    0 4 0 0

    El ex primer ministro de Bulgaria, Serguei Stanishev, criticó al actual Gobierno búlgaro de Boiko Borisov por su decisión de abandonar el proyecto conjunto con Rusia y Grecia que prevé la construcción del oleoducto transbalcánico Burgas-Alexandroupolis informó la víspera la agencia búlgara Novinite.com.

    Atenas, 28 de julio, RIA Novosti. El ex primer ministro de Bulgaria, Serguei Stanishev, criticó al actual Gobierno búlgaro de Boiko Borisov por su decisión de abandonar el proyecto conjunto con Rusia y Grecia que prevé la construcción del oleoducto transbalcánico Burgas-Alexandroupolis informó la víspera la agencia búlgara Novinite.com.

     Oleoducto transbalcánico Burgas-Alexandroupolis. Infografía

     Borisov, cuyo gabinete de centroderecha tomó el relevo de los socialistas de Stanishev tras las elecciones del verano de 2009, anunció en varias ocasiones que Bulgaria abandonará el proyecto por motivos de seguridad ambiental.

     "Debemos buscar las mejores garantías ambientales para el oleoducto Burgas-Alexandroupolis, pero dudo mucho que la seguridad ambiental sea el verdadero motivo por el que el Ejecutivo de Borisov decidió congelar el proyecto", declaró Stanishev.

     Según el ex jefe del Gobierno búlgaro, el abandono del proyecto por parte de Bulgaria podría causar un lucro cesante, ya que Rusia puede construir con Turquía un oleoducto alternativo, el de Samsun-Ceyhan.

     La cuestión del oleoducto se analizó la víspera durante la visita a Sofía del primer ministro griego, Giorgos Papandreou, quien afirmó que Grecia sigue considerando este proyecto como prioritario y está interesada en llevarlo a cabo.

     Asimismo, el jefe del Ejecutivo helénico subrayó que la parte ambiental del proyecto también es muy importante para su país, pero que Atenas, a diferencia de Sofía, no ve razones para detenerlo.

     Rusia, Grecia y Bulgaria acordaron en 2007 tender un oleoducto entre la ciudad búlgara de Burgas y la griega Alexandroupolis. La tubería, de casi 300 kilómetros de longitud, fue ideada como una ruta alternativa para transportar el petróleo ruso obviando los congestionados estrechos turcos del Mar Negro.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik