14:12 GMT +324 Noviembre 2017
En directo
    Noticias

    Finlandia se niega a firmar con Rusia convenio de ayuda en pleitos familiares y civiles

    Noticias
    URL corto
    0 2 0 0

    Finlandia se ha negado a suscribir con Rusia un convenio de cooperación y ayuda en los pleitos familiares y civiles, informó hoy a la prensa el Defensor del Menor designado por el presidente de Rusia, Pável Astájov.

    Sochi (Rusia), 16 de julio, RIA Novosti. Finlandia se ha negado a suscribir con Rusia un convenio de cooperación y ayuda en los pleitos familiares y civiles, informó hoy a la prensa el Defensor del Menor designado por el presidente de Rusia, Pável Astájov.

     "Recibimos vía el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia de hecho una negativa oficial de la parte finlandesa de concertar un convenio bilateral de cooperación y ayuda en los pleitos familiares y civiles", dijo.

    Astájov calificó tal decisión de las autoridades de Finlandia como un serio error  cometido en materia de Derecho Internacional.

    Los numerosos conflictos que surgen en matrimonios mixtos muestran que existe mucha necesidad de suscribir tal convenio, señaló. También añadió que no se puede resolver tales pleitos basándose en la legislación de Finlandia solamente.

    Recordó que Finlandia y Rusia son signatarias de una misma Convención para los Derechos del Niño, la que entre otras cosas declara que hace falta ampliar la cooperación bilateral.

    Rusia propone a Finlandia - y también a Francia-  instituir comisiones bilaterales para los derechos del niño, informó.

    En Finlandia aumentaron problemas desde que en el país entró en vigor en 2008 una nueva ley que prescribe a las autoridades separar el niño de la familia al surgir un conflicto y sólo después analizar la situación. Tal procedimiento se aplicó ya a unos 12 mil chicos.

    En el centro de uno de tales escándalos se vio la familia Rantala. Robert Rantala, de 7 años, fue puesto en un hogar de Turku, luego que dijo en la escuela que su madre rusa le dio un manotazo y que podría irse a Rusia. Funcionarios de los organismos de tutela locales consideraron que el niño corre peligro al permanecer en la familia y presentaron la demanda judicial de privación de la patria potestad  a la rusa Inga y su esposo finésVeli-Pekka Rantala. Más tarde Robert se fugó de los funcionarios de tutela y regresó a su casa. Sus padres se negaron a devolverlo al hogar voluntariamente.

    A comienzos de junio, organismos de tutela fineses quitaron a la rusa Valentina Putkonen su hija de nueve años que intentó fugarse del hogar donde se vio tras quejarse a los servicios sociales de que su madre no le había permitido comer pasas bañadas con chocolate.

    Provocó mucha resonancia entre la opinión pública la disputa  entre Rusia y Finlandia en torno a Irina Poliakova, de 82 años, que tuvo hemorragia cerebral. La anciana vivió durante dos años en casa de su hija Natalia casada con un finlandés. Las autoridades de Helsinki negaron el permiso de residencia a Irina y en varias ocasiones intentaron deportarla. La última deportación fue suspendida por empeorar el estado de salud de la anciana. Pero más tarde la hija la envió a Rusia. "En Finlandia es imposible recibir el tratamiento médico que le hace falta a mi madre", se quejó Natalia.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik